Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Arroyo en Buenos Aires, canal en París




Horacio Oliveira corría a besar a la Maga junto a las barcazas del canal Saint Martin como lo imaginaba Julio Cortázar en Rayuela. El vivía cerca, entre las estaciones del Norte y del Este en el Décimo Arrondissement. Y solía pasear por sus orillas, llenas de recuerdos.
Tiene esclusas, igual que el Canal de Panamá, para remontar el curso de cuatro kilómetros y medio con diferencias de pendiente de hasta 25 metros. Al pasar frente a La Bastilla lo hace bajo tierra y luego emerge para placer de los que lo navegan o lo siguen caminando o en bicicleta hasta llegar a la dársena de la Villette, donde están las ciudades de la técnica y la música, antigua sede de los Mataderos. Periódicamente, como en 2001, lo cierran durante un año para una limpieza a fondo y lo reabren pipí-cucú.
La obra para darle agua a la ciudad de París se le ocurrió a Luis XIV, el Rey Sol, pero fue el emperador Napoleón I el que ordenó construirla en 1806 y su sobrino, Napoleón III la mejoró en tiempos del intendente Haussmann. Desde los reyes, pasando por emperadores y presidentes, no perdió continuidad.
Hay barcos de excursión que lo recorren en algo más de una hora. Y también puede conocerse llegando en subte hasta varias estaciones del metro cercanas: Jaurés, Jacques Bonsergent, Republique, Villette, etcétera.
Uno puede compararlo con tristeza con las desventuras de nuestro arroyo Maldonado. El concejal Remigio Iriondo propuso en 1924, sin conseguirlo, limpiarlo y hacerlo navegable para higiene y embellecimiento de los suburbios y descongestión del tráfico urbano. Hubiera sido lindo pasear en lancha desde Liniers hasta Palermo por el Oeste, pasando por Villa Luro, Vélez Sarsfield, Santa Rita, General Mitre y Villa Crespo. El historiador Diego del Pino nos cuenta su bravo pasado que nos parece remoto porque vivimos sólo en presente. Jorge Luis Borges instaló allí al Hombre de la Esquina Rosada. También Cortázar hizo un relato de una familia estrafalaria en sus Historias de cronopios y de famas.
El arroyo fue enterrado a partir de 1929. Las excavaciones se prolongaron hasta ser cubierto por una calle de tierra primero y de pavimento después. Atravesó varios gobiernos y sufrió la manía de los cambios de nombre. Primero fue Hilario de Almeira, después Godoy Cruz, pasando por Arroyo hasta llegar a la avenida Juan B. Justo en 1937. De tanto en tanto se enoja por ser una cloaca y desborda exigiendo más obras para domesticarlo.
Saint Martin, Maldonado, historias de dos ciudades y una moraleja que corre por cuenta de cada uno.
Por Horacio de Dios
horaciodedios@fibertel.com.ar

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Método Pathwork: ¿qué es y de qué se trata esta técnica de transformación personal?

Método Pathwork: ¿qué es y de qué se trata esta técnica de transformación personal?


por Euge Castagnino
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.