Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Codo a codo con los guiños de la naturaleza

Los esteros del Iberá, que ocupan gran parte de Corrientes, son una vía para ver y escuchar carpinchos, yacarés y cientos de aves




COLONIA CARLOS PELLEGRINI, Corrientes.- Dicen que dicen que la naturaleza habla. Pero en Iberá también canta, recita, chilla y hasta llora. Como el carau, un pájaro negro y tristón, que por pensar sólo en sí mismo quedó vestido de luto y condenado a un canto lastimoso para toda la vida. Cuenta la leyenda que el carau se fue al baile teniendo a su mamá enferma. "Ya se va mejorar", dijo antes de partir. Y ahí estaba, meta chamamé, cuando un pájaro amigo le avisó que su mamá estaba muy mal. "Mañana se pondrá bien," pió mientras se tomaba una caña. Pero cuando llegó a su casa, su querida madre había muerto y él no tuvo consuelo: siempre anda de negro, medio encorvado y con una lágrima al borde de cada trino.
El 14 por ciento de la provincia de Corrientes está inmersa en los esteros, bañados y lagunas del Iberá, un importante sistema de humedades con gran diversidad de flora y fauna.
Se trata de una inmensa depresión (1.300.000 kilómetros cuadrados) en la que se asentó una mullida masa de vegetación con capacidad para retener parte del agua de lluvias, que supera los 1500 milímetros por año. Esta alfombra vegetal tiene un único desagüe por medio del río Corriente, que lleva sus aguas al Paraná. Del resto se encargan la evaporación y la vegetación.
Como un secreto, la zona está bien guardada y, como una odalisca, muestra sus bellezas poco a poco.
Desde Buenos Aires se puede llegar en micro hasta Mercedes, la ciudad más próxima, o en avión hasta Corrientes o Posadas. Pero desde cualquiera de estos puntos es preciso recorrer varios kilómetros de ripio hasta Colonia Carlos Pellegrini, el pueblo de 600 habitantes que cada mañana se despereza a orillas de la laguna Iberá.
Y ese camino lleno de pozos es un precalentamiento para el sentido de la vista, que tendrá que esforzarse en los próximos días.
Pastos secos, algunas palmeras solitarias ( caranday ) y una tierra misteriosa, virgen y llena de leyendas. El rey de estos campos es el tacurú, una termita ciega que hace su guarida en un hormiguero alto e impenetrable. "Me contó un paisano que hasta probó de romper el nido con una motosierra, y sólo logró sacarle chispas", cuenta Armando Romero, el chofer. Si uno mira a lo lejos, el campo está minado de montículos, que llegan a tener un metro de altura e impiden la siembra y el galope. Pero ahí están y son plaga.

Palangana de diamantes

En guaraní, Iberá quiere decir laguna brillante y si el sol acompaña la visita, el nombre queda bien claro. Ya en Colonia Carlos Pellegrini, el vehículo avanza por las vértebras de madera del puente que cruza la laguna y da la impresión de que alguien allá arriba prendió los reflectores y volcó una palangana de diamantes sobre el agua.
La gran variedad de fauna incluye, además de 350 especies de aves, yacaré, carpincho, boa curiyú y mono carayá. Además, el lobito de río, el ciervo de los pantanos, el venado de las pampas y el aguará guazú, cuatro especies declaradas monumento natural provincial.
Desde casa e incluso ahí mismo, antes de abordar la lancha, uno imagina que ver animales bien de cerca será como encontrar una aguja en un pajar. Pero tal impresión durará sólo hasta llegar al dominio incierto y movedizo de los camalotes, que anuncian que otro mundo, el de la naturaleza, está al alcance de la mano.

Casi bajo la lupa

Los avistamientos se hacen con alguien entrenado en el movimiento sutil de los animales: que sabe encontrarlos, describirlos y contar sus hábitos. Pero todo el grupo participa de la búsqueda y descubrir la rama preferida de una garza bruja o señalar el vuelo rasante de un águila negra produce una satisfacción inmensa. Con el aumento de un buen prismático es posible tener al animal casi bajo una lupa y sin molestarlo.
Naldo apagó el motor de la lancha y la empujó con una tacuara (caña) para que se deslice por los canales, entre los juncos que crecen en los embalsados o islas flotantes. De repente, se escuchó un ruido en la maraña de pastos... ¿es el viento o un ciervo que se asustó? ¿Es un martín pescador que aterrizó en una totora o un carpincho paciendo? Decía que dicen... que la naturaleza habla. Claro, pero hay que saber escucharla, que no es poco. La regla número uno es hacer silencio, la número dos, aguzar la vista y la tercera, dejar de pensar. (La última sirve para poner énfasis en las anteriores, porque si uno está concentrado en cualquier otra cosa, es menos exitoso en las primeras dos).
Los animales, acaso confiados porque Iberá es reserva natural (desde 1983) y la caza está prohibida, permanecen mansos ante las exclamaciones y miradas sorprendidas de los visitantes. Posan para la foto, se quedan... tanto que en la lancha se bromea con que son de utilería. Y justo ahí, enojadísimo como si hubiera escuchado tal agravio, un yacaré macho dio un tremendo coletazo y se zambulló en el agua. A bordo se borraron las risas y hasta la lancha se movió por el temblequeo de los pasajeros.
Dicen que dicen que la naturaleza habla... y no se anda con vueltas si quiere que la escuchen.
Tarde, después de un lomo con torta de queso y flan con dulce de leche caseros, un rato de tertulia correntina, un paneo por el cielo, pecoso de estrellas, y al sobre . Afuera, en la quietud oscura, las ranas dan el la y es una noche especial para soñar con los angelitos.

Datos úitles

Cómo llegar

En avión: $ 120
el pasaje de ida hasta Posadas. El tránsfer desde allí hasta Iberá (para cuatro personas) cuesta 170.
En micro: $ 30
La empresa Flechabus hace el trayecto Buenos Aires-Mercedes, todos los días, a las 21. El precio del pasaje es de ida. Desde allí hasta Aguapé, en la Colonia Carlos Pellegrini, hay 115 kilómetros de ripio consolidado. El alquiler de una 4x4, con capacidad para cuatro personas, cuesta 70 pesos, ida. También se puede alquilar una combi, para 10 personas, por 120 cada tramo.
Posada Aguapé: $ 95
La tarifa es por persona en base doble. Es con pensión completa (cuatro comidas) e incluye una salida en lancha por día y circuitos de trekking por la selva en galería que rodea a la laguna.

Recomendaciones

Para estos calurosos días de invierno es bueno llevar repelente. No olvidarse de los prismáticos.

Más información

En Buenos Aires: 4742-3015
En la posada: (03773) 499412.

En Internet

Carolina Reymúndez

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?

Clases 2024. ¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?


por Sole Venesio
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.