Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Con nieve hasta la rodilla, se hace camino al andar

Adrenalina en las afueras de Aluminé, donde una larga caminata llega hasta la altura ideal para lanzarse con tablas de snowboard




ALUMINE (De un enviado especial).-Los perros imitan a los gatos, no por elegancia, sino por precaución: caminan en puntas de patas para no hundirse en la nieve, a un costado del camino que, literalmente, se hace al andar. Los primeros hombres del grupo marcan el sendero para los que vienen detrás, en hilera, con la nieve hasta la rodilla. El objetivo es encontrar el mejor lugar para lanzarse con las tablas, un par de horas más tarde, en una propuesta atípica de snowboard fuera de pista.
Cristián Castillo y Néstor Páez (alias Leyenda o Duende) no se presentan como instructores ni guías, sino como baquianos de montaña. Ellos son camillero y enfermero del hospital del pueblo, respectivamente, pero en el tiempo libre suelen subir con las tablas, o bicicletas, en verano, para un descenso a toda velocidad.
Ambos forman parte de un grupo de quince amigos que practica este deporte hace ocho años, pero que desde el invierno pasado se ofrece para llevar turistas como parte de la propuesta de una agencia de aventura.
Lo primero que hacen los baquianos en la pista elegida es tomar desprevenido al viajero: lo empujan hacia adelante y ven, según el pie que pisa primero, cuál es su mejor posición en la tabla. Después es cuestión de lanzarse en bajada mediante la técnica sugerida: a los golpes. La nieve virgen amortigua, pero, por si acaso, el bombero que acompaña al grupo está bien atento, junto a la camilla.
La actividad se realiza en una zona del cerro Colorado, dentro del territorio mapuche, en la que se da permiso a los organizadores para poder practicarla. Además, varios integrantes de la comunidad suelen acompañar el paseo y ayudar con la logística.
Es difícil deslizarse cuando la nieve no está pisada y el nivel de snowboard es bajo, pero Cristián y Néstor se ocupan de allanar antes el camino, con sus tablas.
La cantidad de nieve en la zona no deja de sorprender ni a los lugareños. Incluso, como en invierno poca gente vive del turismo en Aluminé, el exceso de nieve no es aún una buena noticia, como suele ocurrir en los centros de esquí. Algunos caminos se bloquean; los autos no llegan a tiempo, y el aislamiento se hace sentir.
El verano, en cambio, ofrece en Aluminé muchas más posibilidades, con el Parque Nacional Lanín y la pesca de trucha como principales atractivos. Según Hugo Alonso, uno de los principales guías de pesca de la región, crece el turismo internacional que busca "la trucha de la zona, por su genética salvaje, que da más pelea que la trucha sembrada . Por eso es mucho mayor el desafío que representa". Con más de 300 kilómetros de muy buenos ríos, la pesca es todo un arte en la zona.
En verano, el grupo de Castillo y Páez organizan, también en la montaña, un festival con rampas para bicicletas y escenario para bandas.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Método Pathwork: ¿qué es y de qué se trata esta técnica de transformación personal?

Método Pathwork: ¿qué es y de qué se trata esta técnica de transformación personal?


por Euge Castagnino
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.