Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

De San Pablo a Punta, con escala en Río

A su hotel y sus restaurantes paulistas, Fasano sumó una nueva propiedad carioca y presentó un proyecto para Uruguay; Buenos Aires, en la mira




SAN PABLO.- "A mí también me gustan las cosas divertidas, pero los hermanos Marx usaban corbata y no por eso dejaban de ser graciosos", le respondió Rogério Fasano a Philippe Starck, cuando el famoso diseñador le proponía incluir graffiti rosas en el interior de algunas habitaciones del hotel Fasano Río, que empezaba a tomar forma en un rincón privilegiado de la playa de Ipanema.
Las ideas del francés, contratado para la ocasión, no terminaban de cerrarle al empresario brasileño. "Propuso poner una chimenea... ¡En Río! Y usar la imagen de una pareja bailando salsa o algo parecido, como símbolo de la bossa nova. Philippe es un tipo genial, muy inteligente, pero tardamos un poco en ponernos de acuerdo", se ríe Rogério, recordando la construcción del hotel en territorio carioca, primer gran paso de una expansión corporativa que ahora cruza los límites de Brasil para instalarse en Punta del Este (ver recuadro), más tarde en Nueva York y, si encuentran finalmente un lugar que los deslumbre, también en Buenos Aires.
El apellido Fasano es sinónimo de sofisticación gastronómica, sobre todo en San Pablo, donde el hotel y su restaurante homónimo se ubican en el corazón de Jardins, el barrio más elegante de la ciudad, en la calle bautizada Vittorio Fasano en honor a su bisabuelo. Recién llegada de Italia, la familia había inaugurado en 1902 la Brasserie Paulista. Rogério es hoy la cabeza del grupo y se ocupa de manera personal de todos los detalles, incluso enfrentándose a celebridades como Philippe Starck si es necesario.
Según él, construir un hotel es más difícil que montar un restaurante, "pero administrarlo es más fácil, porque tiene reglas claras. El restaurante puede ser genial, pero tal vez fracasa por motivos que uno nunca termina de entender. Por eso cada vez que abrimos uno nuevo, no dejo de sentir un preocupante cosquilleo en la panza".
Su padre, Fabrizio, suele renegar de la gastronomía. Ya lo hacía en 1982, cuando llamó por teléfono a su hijo con una propuesta inesperada. Rogério tenía 19 años, vivía en Londres y estudiaba cine.
Fabrizio: -Recibimos una invitación para reabrir el Fasano.
Rogério: -¡Qué coraje! Con todo el trabajo que tenés abrir el restaurante...
Fabrizio: -Yo no, vos lo vas a abrir.
Rogério: -Pero si siempre has dicho que es el trabajo más insano que existe
Fabrizio: -Las cosas cambiaron. Incluso, si querés seguir estudiando en Londres tendrás que mantenerte solo.
La familia había sido rica hasta entonces, pero la fortuna se terminaba, de manera que el hijo volvió a San Pablo y se puso al frente del restaurante. Sólo en 2003 abriría el hotel, tras doce años de desarrollar el proyecto y en pleno auge de sus propuestas gastronómicas. Desde entonces, su contacto más directo con el cine ha sido con los famosos que llegan de visita, como Francis Ford Coppola, uno de sus ídolos, al que conoció hace un tiempo en la terraza de su hotel en Río.
Justamente, si el edificio frente a la playa de Ipanema tiene el sello audaz de Starck -con algunas modificaciones-, muchos interiores del hotel de San Pablo parecen el set de filmación de películas elegantes como El Padrino , con detalles modernos, pero fiel al delicado estilo mobiliario de los años 30 y 40.
Los Fasano son anfitriones a la italiana. Al hombre fuerte del grupo no le gusta, por ejemplo, la moda de la deconstrucción culinaria ni el exceso de servicio. Dice que si los clientes eligen alguno de sus ochos restaurantes, él debe tomar decisiones. "La carta es muy amplia, pero no se puede interrumpir al cliente para preguntarle hasta la marca del agua o el café. Elegimos por ellos, porque para eso vienen, si no se pasarían más tiempo hablando con los camareros que con sus compañeros de mesa", asegura, mientras guía a un grupo de invitados por el backstage de su hotel.
El destino es el Baretto Bar, donde está cantando María Rita. El acceso alternativo atraviesa el garaje y deja ver el movimiento de la cocina, entre el personal de servicio que va y viene, junto a peceras repletas de langostas. El show comenzó hace algunos minutos, con apenas un centenar de espectadores, en un programa intimista que suele tener músicos como Caetano Veloso, entre muchos otros.

A 8 km de La Barra

El Fasano sale por primera vez de Brasil con el proyecto inmobiliario Las Piedras - Hotel & Villas, en Punta del Este, en formato de lujo campestre. A 8 kilómetros de La Barra, el proyecto se suma a la tendencia de ofrecer viviendas con servicios de un hotel de alta gama, en este caso sobre un terreno natural de 480 hectáreas, con 3 kilómetros de costa sobre el arroyo Maldonado y el sello boutique y gastronómico de la empresa brasileña.
Serán 205 casas diseñadas por Isay Weinsfeld, que los dueños a su vez podrán alquilar a huéspedes. El hotel tendrá también un lobby y 20 villas propias. Con un casco de estancia en lo más alto del terreno, cancha de golf de 18 hoyos, centro hípico y canchas de polo, entre otros puntos salientes, el proyecto está en pleno desarrollo por parte de JHSF, compañía que tiene el 50,1% de participación en Fasano. www.fasano.com.br
www.jhsf.com.br

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?

Clases 2024. ¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?


por Sole Venesio
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.