Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Descanso verde

La Josefina, con la tranquilidad de otra época y la comodidad de hoy




En el partido de Chascomús, provincia de Buenos Aires, el casco de 1880 de la estancia La Josefina, sobre los altos del parque, resiste estoico el paso del tiempo y abre sus puertas al turismo.
En este caso, la madurez le sienta bien: los dueños lograron que los mismos ambientes amplios, las eternas galerías rodeadas de misteriosas plantas y las aberturas antiguas quedaran como antaño, con vista al jardín encantado. Perteneciente a una familia tradicional que adquirió el establecimiento hace más de cien años, el campo se subdividió con el correr del tiempo entre los distintos miembros.
Desde los sillones del living y el importante juego de comedor con muebles originales se ve el jardín florido de primavera a través de los ventanales. El confort y el buen gusto se refleja también en las cinco habitaciones, tres de las cuales están en el primer piso. Al salir al parque, los distintos edificios que se esconden entre los árboles cuentan las historias de quienes los habitaron.

Cabaña de Shorthorn

Hasta 1964, funcionó aquí una reconocida cabaña de vacas Shorthorn; había cerca de 35 personas trabajando en el sitio. La antigua herrería -de donde aún salen trabajos de uno de los miembros de la familia-, la casa del gigantesco motor, increíble obra de ingeniería en desuso -algún día prometen lograr que funcione-, las ruinas de los corrales, todo puede visitarse en un ambiente de melancólico ensueño donde es posible imaginar lo que fue.
A la derecha de la casa principal, un camino breve culmina en una glorieta de árboles que se entrelazan y parecen personas, de tan antiguos. Enmarcan la entrada a la preciosa capilla, con un altar dorado a la hoja donado a la iglesia de la vecina localidad de Ranchos por Bartolomé Mitre; después fue vuelto a donar por este pueblo a la familia por sus obras en la zona.
Hacia la izquierda de la casa está la cancha de paddle, las bicicletas para pasear y el otro galpón. Más lejos pueden verse las ruinas del sector para los empleados, que el día de mañana pueden convertirse fácilmente en nuevos cuartos para recibir más turistas.
El que sí se recicló fue el monturero y el palenque, con vista a los infinitos caminos que serpentean los árboles del bosque encantado por el que se ingresa o se sale del establecimiento, con ejemplares centenarios de álamos plateados, plátanos, pecanes, pinos y palmeras.
A lo lejos se entrevé la tranquera verde que conduce al camino de vuelta. Pero para qué irse tan pronto, sin visitar las 1000 ha con cría de 600 cabezas de ganado Aberdeen colorado, o los potreros en descanso y los otros con maíz y pasturas que pronto serán rollos para engordar la hacienda.
La gente de campo, la que vivió, vive o ama el ambiente rural se emociona al contar detalles de la alimentación de los animales, entre otros saberes: se aprende mucho. Las colmenas también tienen su lugar, con los panales limpios que dan una miel clara y exquisita, presente en los desayunos y las sabrosas comidas de Estela.
La laguna Vitel y el golf del Country Chascomús son dos opciones para los movedizos. En la primera se puede pescar o remar con botes con menos turistas que en la de Chascomús y el segundo es para los fanáticos que no pueden pasar el fin de semana sin tirar unos "tiritos". A caballo con Alfredo se puede hacer el paseo a los cuatro montes, al arroyo Portella y otros rincones de las 1000 ha que componen este campo con historia que sólo ahora revela sus secretos a los viajeros.

Datos útiles

Cómo llegar

Tomar la Autopista Buenos Aires-La Plata y luego la Autovía 2 hasta el desvío a Chascomús. Doblar a la derecha por la ruta 20, 16,5 km hasta la entrada del campo, a la izquierda. Está a 130 km de Buenos Aires. También se puede llegar en combi, ómnibus o tren.

Alojamiento

En total son cinco cuartos, uno en suite, entre la planta baja y el primer piso. La capacidad total de alojamiento es para 19 personas. Fin de semana de dos días, una noche: $ 300 por persona, con comidas y bebidas.
El día de campo cuesta 125 pesos, con asado, ensaladas y merienda.
Por Silvina Beccar Varela

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido


por Redacción OHLALÁ!
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.