Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

El año Dickens

Desde el Festival Dickens de Rochester hasta el museo que le está dedicado en Londres, el novelista es el gran protagonista a 200 años de su nacimiento




Este año Inglaterra celebra al novelista victoriano por excelencia: Charles Dickens, creador de los inolvidables Ebenezer Scrooge, Oliver Twist y Pip, nació hace 200 años en Portsmouth y es en 2012 el centro de conmemoraciones literarias que abarcan desde su museo en Londres hasta la ciudad de Rochester, donde residió los últimos años de su vida.
Dickens había vivido en la zona de Rochester también en su infancia: desde entonces, aquellos lugares y personajes que impresionaron sus ojos de niño perduraron e inspiraron muchas de sus obras. Desde hace más de dos décadas, el Dickens Festival de Rochester lo conmemora -este año del 8 al 10 de junio- con una serie de magníficos desfiles en trajes de época, competencias, entretenimiento callejero, exhibiciones y lecturas. Dado que es un año especial, el 9 de junio se prevé que el Gran Desfile esté encabezado por grupos de personajes de sus principales novelas, desde los Papeles de Pickwick hasta La tiendita de antigüedades, David Copperfield, Una historia de dos ciudades y Oliver Twist. Al final, todos se reunirán al pie del castillo de Rochester. Como complemento del año del bicentenario habrá también una gira histórica por las iglesias de Kent conectadas con la obra del novelista. Los eventos de celebración se prolongarán durante todo el verano en otras localidades cercanas, y finalmente en diciembre Rochester volverá a homenajear a Dickens con un festival navideño.
La ciudad, por otra parte, queda a sólo 50 kilómetros de Londres y la Abadía de Westminster, cuyo rincón de los poetas homenajea a los grandes autores británicos. Allí está sepultado el novelista, aunque varias veces hubiera confesado a su entorno que quería ser enterrado a los pies del castillo de Rochester, en el cementerio local.
El castillo forma parte, naturalmente, del recorrido literario nacido hace algunos años para seguir las huellas del novelista en Rochester: In the Dickens Footsteps recorre los sitios más queridos por el escritor, junto a aquellos que citó en sus obras, todos identificados por la típica placa del patrimonio británico.
Los lectores de Dickens no tendrán dificultades para recordar de qué lugares se trata: la Restoration House inspiró la mansión Satis House, donde vivía la Miss Havisham de Grandes esperanzas; Gad's Hill es una casa de campo a un par de kilómetros del centro donde Dickens residió hasta su muerte; el Royal Victoria and Bull Hotel permite reconocer el Blue Roar de los Papeles de Pickwick, que hoy es la sede del festival cada verano. Enfrente, el Museo Guidhall de Hight Street era un tribunal en tiempos de Dickens; hoy en cambio recrea la vida en los tiempos del narrador. Y sobre esta misma calle, se desarrollaron las aventuras de Mr. Jingle en Pickwick. El itinerario por las huellas de Dickens en Rochester sigue en Eastgate House, que es la sede de un complejo dedicado al narrador, y en el Dickens World de Chatham Maritime, el puerto de Chatham, donde trabajaba su padre. En Chatham Maritime hay un teatro, el Britannia, que exhibe representaciones basadas en las novelas de Dickens.
El museo de Eastgate House, por su parte, alberga toda una curiosidad: es un auténtico chalet suizo que le había enviado de regalo a Dickens el actor francés Charles Fetcher, y que el novelista hizo levantar en la parte posterior de su casa en Gad's Hill. El lugar le sirvió de taller de escritura y refugio: allí trabajó en la redacción de El misterio de Edwin Drood, su novela póstuma. Después de su muerte, el chalet tuvo destinos variados y hasta fue una atracción turística en Londres, antes de volver a Rochester como parte del museo de Eastgate House.
Londres, por supuesto, tiene también su propio homenaje a Dickens: sobre todo en el museo de la calle Doughty Street 48, donde el novelista vivió entre 1837 y 1839 con su esposa, Catherine Hogarth. A pocos pasos de la estación King's Cross y del Museo Británico, la casa de arquitectura georgiana, se ubica no muy lejos de la desaparecida Tavistock House, donde el autor vivió de 1851 a 1860. Esta casa-museo es la única morada de Dickens que subsiste en Londres y está dedicada a promover su obra. La visita comienza en la planta baja, donde una gran biblioteca conserva numerosas ediciones, traducciones y adaptaciones de las obras de Dickens: antiguamente este era el sector downstairs, es decir la parte baja que, por oposición al sector upstairs dedicado a los dueños, se reservaba a la servidumbre. Por lo tanto, aquí se encontraba la cocina, una parte que el escritor nunca visitaba. La planta alta conserva en cambio sus aposentos privados, con su escritorio y su dormitorio. Pero por todas partes sus recuerdos, libros y dibujos hablan de su trabajo, sus amistades y su familia. La extensa producción de Dickens lo convirtió así en mito. Pero también dejó, más allá de su casa, el retrato de una Londres victoriana con decenas de citas de lugares y barrios que hoy sus lectores siguen recorriendo con atención y devoción, desde el Old Curiosity Shop de Portsmouth Street, que asegura haber inspirado la Tiendita de antigüedades, hasta el homenaje final en Westminster.

En 2012, la culpa es de Rousseau

El filósofo y pedagogo Jean-Jacques Rousseau nació en Ginebra en 1712, hace 300 años. La ciudad-república festeja este tricentenario durante todo 2012, junto con otros lugares de Suiza vinculados con su vida y su obra.
El autor de la Nueva Heloísa y el Contrato social vivió en Berna, en Neuchâtel y en Môtiers, en el Jura suizo. Este año, en el marco del Año Rousseau se visita un lugar en especial: se trata de la isla Saint Pierre, sobre el lago de Bienne (o Biel, ya que en esta ciudad cohabitan el francés y el alemán). El pensador estuvo allí apenas unos meses, pero lo recuerda en su obra póstuma Ensoñaciones del paseante solitario. Durante los mayo y junio se organizarán paseos a la luz de la luna, en el jardin botánico de Neuchâtel, además de exposiciones, un circuito pedestre, actividades botánicas y musicales (dos de sus talentos menos conocidos), y obras de teatro. Hay un Museo Rousseau en Môtiers, en una casa del siglo XV, donde el filósofo vivió un tiempo en exilio.
La Riviera Suiza también participa de los festejos con una exposición sobre Mme. de Warens, la mecenas y amante de Rousseau, en el Museo Histórico de Vevey hasta enero de 2013. Muy cerca está Clarens, el pueblo de Julie, la nueva Heloísa, el personaje de la novela más famosa del siglo XVIII: tanto que se alquilaba por día, ya que los editores no alcanzaban a imprimirlo en cantidad suficiente...
En Ginebra, las conmemoraciones se concentran en la bien nombrada isla Rousseau, donde está la estatua que la ciudad le erigió en 1835. Durante todo el año se proyectarán allí una serie de 50 cortometrajes inspirados en las ideas del filósofo. Hasta el 12 de de diciembre, la ciudad organizará exposiciones, espectáculos, óperas, conciertos, banquetes, paseos y coloquios para festejar este tricentenario. Y más especialmente el 28 de junio, el día de su nacimiento.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?

Clases 2024. ¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?


por Sole Venesio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.