Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

En Innsbruck, la cultura no se derrite

El tradicional centro de invierno es una meta ideal para los esquiadores, pero también permite la posibilidad de seguir las pistas que conducen al mundo del arte




INNSBRUCK (The New York Times).- Ocupa una estrecha franja en el fondo de un valle, encerrada entre montañas que parecen elevarse a pico al Norte y al Sur. De Oeste a Este corre el río Inn, de cuyo puente ha tomado el nombre. Tiene 130 mil habitantes y una universidad. Es capital de la provincia austríaca del Tirol. Fue sede de dos Olimpíadas de Invierno (1964 y 1976). Dentro de sus límites se practican el patinaje sobre hielo y el salto en esquí. Unos 8 kilómetros a la redonda hay pistas de bobsled y luge, así como áreas de esquí alpino y a campo traviesa.
Su vinculación actual con los deportes de invierno eclipsa su historia y su relación con los Habsburgo, en particular con el emperador Maximiliano, ya que fue su ciudad predilecta. A él se deben el Goldenes Dachl (Tejado de Oro), la emblemática logia dorada de la Altstadt o Ciudad Vieja, construida en el 1500 no lejos del río.
El Hofburg (Palacio Imperial) es obra de la emperatriz María Teresa. Precisamente sobre la Marie-Theressen Strasse, al sur del casco viejo, el Arco de Triunfo conmemora, a un lado, la boda de su hijo, el archiduque y futuro emperador Leopoldo, con María Luisa, infanta de España, celebrada en 1765, y, al otro, la muerte de su marido, el emperador Francisco I, acaecida ese mismo año.
Todo esto suena a historia antigua en una ciudad moderna, consagrada al estudio y los placeres. Innsbruck lleva una intensa vida cultural durante todo el año y en invierno, la temporada de bailes es casi tan agotadora como la vienesa.
Pintorescas rutas y senderos peatonales atraviesan sus suburbios y su cerco de montañas, jalonados por lugares históricos, relacionados con episodios en la vida de Maximiliano, y exponentes de la arquitectura gótica, barroca y rococó en su modalidad austríaca.
¡Y luego está el esquí! Las montañas de Innsbruck no son muy altas (alcanzan los 2305 metros), pero, en general, garantizan buena nieve desde comienzos de diciembre hasta mediados de abril.
El Museo Alpino, en el piso 3º de la Asociación Alpina Austríaca (15 Wilhelm-Greil-Strasse; 545-4719), contiene numerosos cuadros, mapas y grabados antiguos que revelan la evolución de las técnicas de montañismo. También verán modelos en escala de cadenas montañosas y viejos esquíes, calzado para nieve y equipos de escalada. Algunos cuadros de Edward Compton, en especial los paisajes de Chamonix (Francia), son comparables a las mejores fotografías alpinas en blanco y negro. Horarios: lunes, martes, jueves y viernes, de 10 a 17; miércoles, de 12 a 19; domingos, de 10 a 13. Entrada: 2,50 dólares

Objetos religiosos


El Museo de Arte Popular Tirolés (2 Universitätstrasse; 584-302) exhibe objetos artísticos y de uso doméstico de diversos siglos. Una colección de crucifijos y exvotos atestigua la profunda religiosidad de los tiroleses. El museo es famoso por sus Stuben (reconstrucciones completas, en madera, de antiguos vestíbulos) y su galería de escenas navideñas. Horario: domingos y feriados, de 9 a 12; demás días, de 9 a 17. Entrada: 3,30 dólares.
Los maestros campaneros de la fundición Grassmayr (53 Leopoldstrasse; 59416) hacen campanas desde 1599. Si quieren verlos trabajar y tañer las campanas, vayan los días hábiles, de 9 a 18, o los sábados, de 9 a 12. Entrada: 3,30 dólares.

Agenda cultural


El Kongress Innsbruck, centro de conferencias y sala de conciertos próximo a la Altstadt, tiene un activo calendario de música sinfónica y de cámara, a cargo de la Orquesta Sinfónica del Tirol y artistas visitantes, como la Camerata Académica de Salzburgo.
Las entradas cuestan de 14 a 62,50 dólares. Informes: Stadtisches Konzertburo, 16 Stiftgasse; 580-023. Prefijos: 43-512. Casi todas las noches hay un programa variado de jazz, cabaret, música étnica y teatro alternativo en la Treibhaus (8 Angerzellegasse; 586-874), teatro de 300 localidades en tres niveles, parecido a un globo de cemento. Su jazz brunch dominical es muy concurrido. El café del subsuelo, con un sorprendente sector de juegos infantiles, abre de 9 a 1 los días hábiles y de 10 a 1 los fines de semana. Las entradas para los diversos espectáculos cuestan de 8,30 a 20,80 dólares.
El Tiroler Landestheater (2 Rennweg; fax 520-74333), teatro regional de repertorio, propone para su temporada de otoño-invierno Tosca, La ópera de tres centavos, El barbero de Sevilla, La jaula de las locas y Cuentos de los bosques de Viena, de Odon von Horvath.
Precios de las localidades: teatro hablado, de 6 a 32 dólares; óperas y comedias musicales, de 7 a 38 dólares.

Olímpicas


Igls, al sur de Innsbruck, es un resort independiente encaramado sobre una saliente que domina la ciudad. Su montaña Patscherkofel fue escenario del gran triunfo del austríaco Franz Klammer en las Olimpíadas de Invierno de 1976.
El esquí se limita, básicamente, a la pista para pruebas de descenso, con un par de variantes entre los árboles. Pase para el medio de elevación, válido por medio día a partir de las 12: 18,30 dólares. Informes: 377-101.
En su pista olímpica de luge y bobsled hay paseos en bobsled para 4 personas; costo individual: 30 dólares. Consultar horarios por el 377-525.
El centro de esquí más variado entre los cercanos a Innsbruck es Axamer Lizum, con casi 29 kilómetros de pistas y 10 medios de elevación.
Allí se disputaron las demás carreras olímpicas. Queda a unos 40 minutos de viaje hacia el Sudoeste; hay servicio de ómnibus gratuito desde cinco puntos céntricos de Innsbruck, con 2 salidas diarias matutinas y regreso a las 13 y 16.30.
El pase por un día, para huéspedes de hoteles de Innsbruck, cuesta 24 dólares. Informes: (43-5234) 68240.
Eric Weinberger (Traducción de Zoraida J. Valcárcel)
Entre Mozart y la luz de las velas
La Oficina de Turismo de Innsbruck (3 Burggraben; 5356, fax 535-614) brinda información detallada sobre espectáculos y otros actos culturales, excursiones, etcétera. Prefijos: 43-512.
Los huéspedes de los hoteles locales pueden obtener descuentos en las entradas a museos y pasajes en medios de elevación. Requisito: soliciten en la recepción de su hotel una tarjeta Innsbruck club (guest).
A continuación, damos los precios mínimos por habitación doble y aproximados por una cena para dos personas, con vino.
  • Weisses Kreuz (31 Herzog-Friedrich-Strasse; fax 594-7990): en 1769, Mozart y su padre pasaron cinco noches en esta acogedora hostería de la Altstadt; cuarto con ducha, 86 dólares. Advertencia: las escaleras crujen y las paredes, muy delgadas, no aíslan de este ruido y de otros.
  • Hotel Central (5 Gilmstrasse; fax 580-310): establecimiento antiguo; salas de estar con toques art déco; 87,50 dólares. Café anexo del más puro estilo vienés, con diarios de todo el mundo y un ambiente propicio para demorarse en su lectura.
  • Gasthof Schwarzer Bar (16 Mariahilfstrasse; fax 294-9004): sobre una ajetreada calle ribereña, con vistas de la ciudad y sus montañas desde los pisos altos; 16 cuartos espartanos, todos con baño o ducha, algunos amplios, con ventana-mirador y diván-cama para un huésped adicional; 62,50 dólares.
  • Hotel Delevo (6 Erlerstrasse; fax 5870-5418): tranquilo y un tanto anodino, pero próximo a las principales vistas; 16 cuartos de tamaño razonable; 66,50 dólares, con baño privado.
  • Holiday Inn (15 Salurnerstrasse; fax 593-5220): con 14 pisos es el edificio más alto de la ciudad y, por supuesto, el que ofrece las mejores vistas panorámicas; 176 habitaciones; 183 dólares, desayuno incluido.
  • Schlosshotel Igls (A-6080, Igls; fax 378-679): casa de campo rodeada de jardines, a pasos de la carretera principal desde Innsbruck; piscina, pequeño gimnasio y 20 habitaciones con vista al valle; 290 dólares.

Restaurantes

  • Europa Stuberl (Hotel Europa-Tyrol, 2 Südtiroler Platz; 5931): excelente cocina regional; 100 dólares.
  • Weinhaus Happ (14 Herzog-Friedrich-Strasse; 582-9800): salón sencillo en la Altstadt, con vista al Goldenes Dachl; menú e ingredientes locales y amplia variedad de vinos austríacos; 60 dólares.
  • Lowenhaus (5 Rennweg; 585-479): típica taberna austríaca sobre el río, al norte de la zona céntrica y en el límite del barrio residencial más elegante; 68 dólares, postre incluido. Por supuesto, menú tirolés no apto para vegetarianos.
  • Rosenkavalier (5 Südtiroler Platz; 582-024): en la estación ferroviaria; sirven el mismo menú en una barra bastante austera, frecuentada por quienes gustan tomar un trago antes del mediodía, y en 3 comedores agradables; 32 dólares. A pasos del casco viejo, en una de las pocas esquinas feas de Innsbruck y, por unos meses, frente a una obra en construcción, el restaurante del hotel Schwarzer Adler (2 Kaiserjagerstrasse; 587-109) invita a cenar a la luz de las velas, en un salón con boiserie oscura; 90 dólares, con un buen vino Burgenland y postre
Restaurantes

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?

Clases 2024. ¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?


por Sole Venesio
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.