Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

La camisa básica




Si hay algo que todas hemos leído, es la lista de prendas básicas. Hemos hasta logrado memorizar aquellos diez ítems que parecen resolverlo todo sin importar la edad, estilo o temporada.
Ahora, ¿qué tal si les cuento que esa lista no aplica para todas? Si fuera por estilo, no a todas las mujeres les gusta llevar prendas de sastrería o una camisa blanca. Si fuera por colorimetría, no a todas les queda bien cierta gama de neutros y si fuera por ocasión, no a todas les encaja esta selección de prendas porque la agenda es personal y por ende el tipo de prendas debe ajustarse a eso. Pero elijamos uno de esos ítems y analicemos su uso según lo que cada una requiere, hablemos de la camisa blanca.
Muchas de nosotras tenemos una en el guardarropas, y a veces le hemos asignado una ocasión determinada: una entrevista laboral, una jornada de trabajo o hasta algún evento formal. Y por supuesto está otro grupo que la tiene como una prenda básica infaltable en al menos dos outfits por semana, pero ¿qué pasa cuando este ítem no nos termina de gustar o cuadrar en nuestra forma de vestir?
Hay formas de tomar como referencia a la camisa blanca, sin que sea literalmente eso “blanca”, y ahí es donde entra otra materia llamada colorimetría (de la cual hemos hablado antes), donde este color no siempre queda bien a todas e incluso puede afectar nuestra forma de combinar prendas y por supuesto el semblante de nuestro rostro. Así que les comparto unas alternativas para tener en cuenta.

Si querés una camisa básica, pero no blanca ¿qué colores pueden funcionar?

Si te diste cuenta que con el blanco no te sentís cómoda, quizás es porque tu piel es cálida, o simplemente no es tu estilo. Por eso estaría bien fijarse en otros tonos como el beige (que además combina igual de bien con otros neutros), rosa pálido o celeste. Obvio podés tener camisas de los colores que te gusten, pero estamos enfocándonos en una prenda básica que te funcione para ocasiones formales y laborales.

Si querés una camisa básica, pero no de estilo clásico

El corte recomendado siempre es el recto cuando se habla de básicos, pero eso puede variar según tu tipo de silueta. Para variar un poco, podés probar una que sea un poco más entallada en la zona de la cintura, o que tenga pinzas para darle mejor estructura a tu silueta. Por otro lado, no tiene que ser de mangas largas. Acomodá la camisa a la estación que transitás y probá con mangas cortas o 3/4. Por otro lado en esta temporada se están usando mangas amplias, con lazos y otras con volados. ¿Por qué no?

Tenés una camisa básica pero no sabés con qué combinarla

Hacelo simple. Un par de jeans siempre es un buen aliado, y dependerá la ocasión para saber si a esa camisa puedes añadirle un collar, una remera de color por debajo o incluso pines de tendencia. Para situaciones más formales, aparte del pantalón negro están las faldas midi, así como las plisadas. No tienen por qué ser en tonos neutros, sino que podés sumar los colores de tendencia, tales como amarillo, rosa, azul, e incluso en textura denim.

¿Estás segura que este ítem va contigo?

Si te encontraste varias veces tratando de decidirte por comprar o no alguna camisa blanca (o cualquier tono neutro) y no terminás de convencerte, entonces es porque no es para vos. No importa cuántas notas sobre prendas básicas hayas leído, esa lista debe ajustarse a lo que en verdad usarías y a tus ocasiones, por lo tanto sólo invierte en este ítem si sabés que le sacarás provecho.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Moda: ¿qué dicen de vos los colores que usás?

Moda: ¿qué dicen de vos los colores que usás?


por Annie Maya
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.