Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Las vacaciones se refrescan en el Sur

Un camino guiado por los Andes, para tomarles el gusto a las propuestas de aventura y descansar de cara al sol y en familia




SAN CARLOS DE BARILOCHE.- El verano es la mejor época del año para inclinar la mirada hacia el Sur y disfrutar de las vacaciones en la Patagonia, lejos del stress de la ciudad. La inconmensurable extensión de esta región, la más austral del país, les da a los visitantes tantas alternativas como un mercado de pulgas.
Cada una de las seis provincias que la componen (Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego y el sur de La Pampa) se esfuerzan por dar algo más y diferenciarse del resto. Así, el turista ávido de recorrer estas tierras de la Argentina podrá darse una vuelta por la costa este y hacer escala en Puerto Madryn para espiar la vida de pingüinos y lobos marinos. Bien al Sur, sobre el canal de Beagle, Ushuaia reparte postales del fin del mundo. En Santa Cruz, el glaciar Perito Moreno, en el Parque Nacional Los Glaciares, tiende su manto helado y eterno. Este año más que nunca estará en los planes con la inauguración del aeropuerto de El Calafate, que se realizará el viernes próximo.
Si se busca un clima más cálido, para descansar con la cara al sol y cambiar los tradicionales veraneos en el mar por una propuesta más activa, la mejor opción es recorrer el Corredor de los Lagos, la región que se desliza, con la guía de los Andes, desde Aluminé, en Neuquén, hasta Esquel, en Chubut. Este camino, de más de 600 kilómetros, asegura una cadena de lagos, ríos y montañas para descubrir y practicar las más diversas actividades.
Este corredor, ya un clásico del Sur, es el que más visitantes recibe, tanto argentinos como extranjeros. La nieve y los centros de esquí, protagonistas en el invierno, pierden cartel cuando el calor derrite los copos y la monotonía del blanco se tiñe de colores.
En verano, la propuesta de esta zona es completamente diferente. Sin tablas, bastones ni equipos térmicos, el guardarropas incluye remeras, pantalones cortos, un buen protector solar y hasta el traje de baño, para los que se animan a zambullirse en el agua fresca de ríos y lagos.
Las salidas de aventura se afianzan año tras año. Ya no son exclusivas para un público entendido, sino que se abren a toda la familia, con alternativas más moderadas y algunas más económicas.
Rafting, cabalgatas, mountain-bike, salidas en 4x4 y caminatas por la montaña, están a la orden del día en los planes de los que llegan a estas tierras. Los más intrépidos despuntan el vicio haciendo parapente, rappel, escalada, buceando, practicando windsurf o estimulando la adrenalina con el canyoning, una actividad novedosa que está dando sus primeros pasos -o mejor dicho brazadas- en los ríos de nuestro país.
La pesca deportiva es otra de las actividades que convoca un gran caudal de visitantes. Las ansias por capturar truchas, los peces característicos y desafiantes de los ríos y lagos del Sur, están llegando a su fin; el miércoles comienza la temporada de pesca, que se extiende hasta Pascua.
Como todos los años, las técnicas y modalidades permitidas son el spinning, el trolling y el fly casting y deben tramitarse los permisos de pesca correspondientes a cada técnica en Parques Nacionales o en casas que venden artículos de pesca habilitadas para otorgarlos. Y para los más remolones, que prefieren unas vacaciones más pasivas, los lagos regalan playitas por doquier para echarse al sol y descansar cerca del suave movimiento del agua.

De aquí para allá

El Corredor de los Lagos invita a desplazarse por sus caminos de un lugar a otro. La tendencia indica que cada vez son menos los que se quedan asentados en una sola ciudad. Estar dos o tres días en cada una permite conocer muchos más rincones y cambiar de aire en pocos kilómetros. La flexibilidad de los alojamientos facilita los desplazamientos.
Las cabañas, una de las opciones para hospedarse más utilizadas y convenientes por estas latitudes, se pueden alquilar por quincena, semana y hasta por día. Los que paran en hoteles, hosterías o andan con la carpa al hombro tienen las cosas más simplificadas.
Cada una de las ciudades, aunque están enmarcadas por lagos y montañas, cultivan diferentes perfiles. Bariloche, que sería algo así como lo que Mar del Plata representa para la costa atlántica, es la que más convoca y la que arrastra un pasado de esplendor. Grande y desarrollada, conserva su lugar de privilegio como referente obligado de la región.
Hoteles cinco estrellas, cabañas en el bosque, campings, una variada oferta gastronómica y nocturna y buen manojo de actividades explican su fama bien ganada. La parada en la ciudad es casi una obligación.
La isla Victoria, la vista desde el cerro Campanario y los paseos por el Nahuel Huapi merecen estar siempre en la agenda.
San Martín de los Andes, más chica y ordenada, ocuparía el lugar de Pinamar. Refinada y con buen gusto, desde la costa del Lácar crece a pasos agigantados. La población se multiplica año tras año y los emprendimientos turísticos florecen como las retamas. Villa La Angostura, siguiendo con las comparaciones, podría encontrar su parecido con el apacible Cariló. Desde la orilla neuquina del Nahuel Huapi evita las multitudes. Destinada a un público de paladar negro, cuida con recelo hasta los más mínimos detalles. Las construcciones públicas y privadas, y las calles conservan una armonía difícil de quebrar.
El Bolsón, Trevelin y Esquel, y otros pueblos más chicos, que brotan en los caminos, son algo así como los balnearios de la costa más tranquilos y alejados de la movida. Con menos capacidad hotelera y un perfil más bajo intentan capturar esa porción de público que busca una opción diferente y, sobre todo, tranquila. Las cartas están echadas, sólo es cuestión de hacer foco en el lugar más tentador y nunca olvidar que el Sur también existe.

Datos útiles

Bariloche

Cómo llegar: la tarifa aérea de ida y vuelta hasta Bariloche ronda los 300 pesos con tasas e impuestos.
Alojamiento: tiene una amplia oferta de alojamiento que incluye hoteles de todas las categorías, hosterías, cabañas, estancias, camping y refugios de montaña, que se adaptan a diferentes presupuestos.
La opción más económica es el camping, que ronda los 5 pesos por persona y los refugios de montaña.
Hoteles cinco estrellas, entre 100 y 250 pesos; de cuatro, entre 80 y 120; de tres, entre 65 y 90; de dos, enre 35 y 50 y de una, entre 40 y 50.
Bungalows y departamentos para cuatro personas entre 150 y 40 pesos por día.
Excursiones: Circuito Chico, 13 pesos. Circuito Grande, 29 pesos. Cerro Catedral 13. Cerro Otto, con teleférico, 15. El Bolsón y chacras, 29. Cerro López, Colonia Suiza 29. Isla Victoria y bosque de arrayanes, 30. Cerro Tronador y Glaciares 35. Puerto Blest y cascada Los Cántaros, 30. San Martín de los Andes por Siete Lagos, 34. Rafting: Manso inferior 65 pesos por persona; Manso a la frontera 98. Cabalgatas: medio día 45 pesos; día completo, 65. Mountain Bike: descenso del Otto y base cerro Catedral, 45. Pesca:fly casting, por día, 370 pesos. Trolling lago Nahuel Huapi, desde 360.
Más información: Secretaría de Turismo. Centro Cívico (02944-423022; secturismo@bariloche.com.ar ).

San Martín de los Andes

Alojamiento: San Martín tiene 8000 camas turísticas disponibles. Hotel 4 estrellas, desde 130; 3 estrellas, desde 100; 1 y 2 estrellas, desde 55; cabañas: por día para 4 personas, desde 110.
Excursiones: Chapelco Aventura: el pasaporte diario es de 25 pesos para los mayores y 18, para menores. Villa Quila Quina y Cerro Chapelco, 25. Lago Huechulafquen y Volcan Lanín, 35. Hua Hum terrestre, 25. A Villa La Angostura por Siete Lagos, 35. Cabalgata de 2 hs, 28. Cabalgata de 3 hs, 38.
Trampa de Peces: se puede visitar de martes a domingo, de 10 a 13 y de 16 a 20. Las guiadas son a las 11 y a las 17. La entrada cuesta un peso. En lancha hasta Quila Quina, 10 pesos. Salidas diarias aproximadamente cada dos horas. El viaje dura 30 minutos.
Más información: Secretaría de Turismo: Rosas y San Martín (02972-427347).

Villa La Angostura

Alojamiento: se destacan las hosterías pequeñas. Las tarifas en las de tres estrellas rondan entre 90 y 240 pesos la habitación doble. Las más económicas oscilan entre 50 y 70 pesos. Una cabaña para 4 personas cuesta entre 150 y 250 por día.
Más información: Dirección Municipal de Turismo. Siete Lagos 93 (02944-494124; turismo@angosturatur.com ); http://www.angosturatur.com

El Bolsón

Alojamiento: las cabañas para 4 personas, rondan los 85 pesos por día. Las hosterías, 30 pesos la habitación doble. Hay una basta oferta para acampar; cobran, en promedio, 5 pesos por día.
Museo de Leleque: cuenta los 13.000 años de historia de la Patagonia. Ruta nacional 40, km 1440; a 80 km de El Bolsón. Visitas: todos los días, menos los miércoles, de 10 a 19; museoleleque@ciudad.com.ar
Más información: Secretaría de Turismo Municipal Avda. San Martín y Roca. (02944-492604) E-mail: info@bolsonturistico.com.ar En Internet http://www.bolsonturistico.com.ar

Esquel

Alojamiento: la hostería Futalaufquen es la mejor opción para descansar en el parque; 3 noches con media pensión y excursión lacustre al alerzal por persona cuesta 349 pesos, en base doble. Una habitación base doble en un hotel 2 estrellas ronda los 25 pesos y las cabañas, por día, entre 50 y 75.
Excursiones: Tren la Trochita. El recorrido de dos horas y media hasta Nahuel Pan cuesta 15 pesos por persona. Lacustre al alerzal, 55, desde el puerto Limonao y 35 desde Chucao.
Más información: Secretaría de Turismo de Esquel: turiesquel@teletel.com.ar

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Método Pathwork: ¿qué es y de qué se trata esta técnica de transformación personal?

Método Pathwork: ¿qué es y de qué se trata esta técnica de transformación personal?


por Euge Castagnino
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.