Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Los nuevos cruceros por el Viejo Continente

El viaje inaugural del flamante buque Poesía, de Inglaterra a España, entre otras opciones para navegar en esta temporada, del Mediterráneo al Báltico; disfrute el video del crucero




A BORDO DEL MSC POESIA.- Abrir las cortinas y encontrarse con Lisboa es, además de un despertar perfecto, toda una novedad. El capitán planeó con exactitud el horario de llegada, no sólo para que el recorrido por las calles portuguesas comience bien temprano, sino también para disfrutar del arribo desde el camarote; en este caso, el 9139, noveno piso con balcón. Así que la ciudad puede verse ahora, en pleno desayuno al aire libre y sin salir de la cabina.
El tiempo ha mejorado. Antes de la partida en Dover, Inglaterra, todavía nevaba. La primavera europea se hacía esperar, pero eso no opacó la fiesta de inauguración, durante dos días, con la nave anclada en el puerto. Si un barco nuevo es siempre noticia, uno de 93 toneladas, 15 pisos y casi 300 metros de eslora es un gran acontecimiento.
Con invitados de lujo, todos con smoking o vestido largo, el encuentro tuvo su punto culminante a la medianoche del 6 de abril último, momento exacto de la botadura. Minutos antes, la cuenta regresiva se escuchó en cada salón, durante un festejo similar al de Año Nuevo, o a una boda interminable con Sofía Loren, madrina de MSC, y el capitán del barco como figuras centrales.
Pero la mayoría de los 500 invitados se bajó antes de zarpar, al mismo tiempo que subían los verdaderos pasajeros, más de 2000 personas dispuestas a disfrutar de sus vacaciones en el mar, alternando la vida a bordo con la visita a ciudades hermosas: Cork, en Irlanda; Lisboa, y Barcelona. El barco seguiría luego hacia Venecia, con parada en Nápoles y Dubrovnik, entre otras.
Una ventaja indiscutible de viajar en crucero es no tener que armar y desarmar valijas. Y tratándose del Viejo Continente, el precio es también un punto clave: como los paquetes incluyen hospedaje, comidas, tickets aéreos y entretenimiento, el euro alto se sufre menos. Claro que una parte importante del viaje es navegación; sólo algunos días se pisa suelo europeo, dependiendo del itinerario. Pero la propuesta es justamente el mix : ofrecer de todo a bordo para que el viajero tome al barco como un destino en sí mismo.

Especialidad italiana

La primera noche, Lauro, el camarero, toma los pedidos sin hacer comentarios. El menú es de seis pasos, pero aceptar todos es una exageración. El lo sabe, pero no dice nada.
Hay tres opciones de entrada, una ensalada, dos sopas posibles, una pasta o risotto -la elección más difícil de cada noche, porque ambos son increíbles- y tres platos principales, por ejemplo: filet vacuno a la pimienta verde, pechuga de pollo Villa d Este, con queso, jamón y espárragos, y tarta de alcauciles. Después, tres postres.
Lauro anota y va sirviendo. Pero a medida que pasan los días se anima no sólo a sugerir qué opciones pueden ser del gusto de cada uno de sus pasajeros, sino también a elegir casi en su lugar, recomendando con sabiduría. Ya conoce sus preferencias, tras toda la semana con ellos.
Misma mesa, mismo horario, mismo mozo. Si para muchos viajeros es demasiado estructurado, la mayoría de los cruceristas lo vive como parte fundamental del descanso, tomando la menor cantidad de decisiones posibles. Al mediodía, la opción es buffet, igual que en el desayuno, cuando no se lo pide en el camarote (sin costo adicional). Y hay otras dos comidas a bordo: el té de la tarde, en el puente 11, y las sorpresas de medianoche , sándwiches servidos en todos los salones.
Después de la cena empieza el espectáculo central, cada noche, en un teatro con capacidad sorprendente: 1250 personas. Hay artistas que salen de gira con el barco, otros que suben y bajan en puertos intermedios. "Lo importante es que sean talentosos e internacionales, y que si tienen que hablarle al público, que lo hagan rápido, para que se pueda traducir en simultáneo", comenta Ketti Tacerbi, directora del crucero. En el elenco hay trapecistas y bailarines, una gran contorsionista rusa y el llamado rey del tap, Marcel Penaux, entre otros.
Casi todo se repite en cinco idiomas: italiano, inglés, alemán, español y francés, generalmente en ese orden; mientras que si un pasajero es chino o brasileño también recibirá el programa en su lengua, todas las noches en su camarote. Esta agenda permite conocer las actividades del día siguiente, como lecciones de baile, juegos de salón, torneos de cartas, encuentros de metegol, taller de manualidades, fiesta de disfraces y shows de cruceristas.
Hay propuestas, desde las 9 hasta la medianoche, comandadas por los incansables animadores. Muchos turistas se suman, otros nunca lo harán; prefieren quedarse en la cubierta o disfrutando de los espacios más silenciosos.
Antes de la cena, la mayoría de los salones está colmada, porque suele haber música en vivo. Al recorrer los pisos 6° y 7° de una punta a la otra, se puede disfrutar, por ejemplo, de muy buen jazz en el Wine Bar, el cuarteto romano Open Jazz se luce; un tenor o una soprano en el hall central, y música de los años 50 en el Piano Bar. El clima cambia por completo de un ambiente a otro, en pocos metros.
El Zebra Bar es el salón más grande, aunque no es buen momento para visitarlo, a menos que uno quiera terminar en el trencito de un tempranero carnaval carioca. Mejor ir hacia el Moulin Rouge, donde se presenta KT Tunstall -sólo una tarde, lamentablemente-, figura del pop-folk escocés.

Estación irlandesa

Cork parece ideal para visitar en crucero, ya que suele quedar al margen de los viajes por Europa y, si bien es la segunda ciudad después de Dublín, no es tan grande como para quedarse con ganas de caminar.
Ninguna ciudad se conoce en un día, pero en algunos destinos se puede obtener una buena mirada. Las ocho horas en tierra alcanzan para conocer el simpático English Market, dos catedrales y el antiguo centro financiero South Mall. También, almorzar en el cálido Scoozi, en un callejón lleno de restaurantes, entre las calles Winthrop y Maylor. Y si hay tiempo, revisar los mails, ya que la hora de conexión en el barco cuesta... ¡24 euros! Por lejos, lo más costoso de la vida a bordo.
Como el tren de regreso al puerto demora 25 minutos, dejar el centro a las 16.30 es una decisión acertada, porque hasta las 17.30 se puede subir al barco. Conocer los horarios del transporte local es clave, si uno recorre los sitios por su cuenta y no quiere quedarse en tierra. Para conocer las ciudades, otra opción es contratar las excursiones del propio crucero.
A las 18, suena la bocina, el barco zarpa y la despedida asombra. Desde los balcones y la cubierta de esta ciudad flotante y modernísima, los pasajeros saludan a cientos de personas que, frente a casas de más de cien años, también agitan brazos y pañuelos.
En el caso de Lisboa, el puerto está a sólo diez minutos del centro. Conviene comprar un pase diario para el transporte local, que cuesta 4 euros y permite no sólo llegar hasta la Cidade Baixa, sino también tomar allí el famoso Ascensor de Santa Justa hasta el pintoresco Barrio Alto y luego, por ejemplo, tomar un tranvía hasta el castillo San Jorge.
Nuevamente en el barco, la gente se despide de la ciudad desde la cubierta, para aprovechar el calorcito. También desde allí se podrá disfrutar del paso por el Estrecho de Gibraltar, viendo tierra a ambos lados a medida que avance la nave, con destino a Barcelona.

Gala y diversión

Hay lista de espera en la peluquería del piso 13°. Los coiffeur cubanos no dan abasto: hoy es noche de gala.
En general, la recomendación para la cena es ropa formal, con o sin corbata. Pero dos o tres veces durante el viaje, el Poesía propone vestirse gala, para compartir un cóctel con el capitán o saborear un menú más sofisticado.
Un piso más arriba se ubican los juegos electrónicos y la disco. Los viajes en familia encuentran en los cruceros un marco de tranquilidad ideal para que cada uno disfrute con los suyos, pero también de manera independiente. Es común ver adolescentes todo el tiempo juntos, que se conocieron durante los primeros días en actividades planeadas para que se conozcan.
Junto a la sala de belleza está el spa. También el gimnasio, para los que necesitan más ejercicio que el de ir y venir 300 metros todo el día, de una punta a la otra. En un barco tan grande, es fácil confundirse y terminar siempre en un lugar inesperado.
Por Martín Wain
Enviado especial
Fotos: MSC, EFE, AP y AFP

Ketti Tacerbi Directora del crucero

No es artista, pero el público la aplaude. Con el teatro a pleno, Ketti acaba de presentar el primer show del viaje, y la gente no puede creer su capacidad políglota. En los cinco idiomas oficiales del barco: italiano, inglés, alemán, español y francés, ella cuenta qué veremos a continuación. Y lo hace con gracia y velocidad para que la explicación no termine aburriendo. Con 15 años en cruceros, conoce en detalle las preferencias de los pasajeros, según perfiles y nacionalidades. Su premisa es que “la mayoría no quiere pensar en nada. Por eso le damos todo organizado”.

Víctor Montalbano Animador

Nacido en Pergamino hace 36 años, es el único argentino del equipo de animadores. Su función es organizar actividades, conversar con los pasajeros, invitar a bailar... Además, junto con su novia austríaca, Nina, está a cargo de las clases de tango para decenas de entusiastas que, aunque la tarde esté despejada, resignan un par de horas de sol en cubierta para quedarse aprendiendo el 2x4. “Cada animador tiene su punto fuerte. Algunos son chistosos, yo soy más de salón: charlo con la gente, tengo otro tipo de relación, más tranquila.”

Gaetano Nino Fontana Il Capo

“Lo más importante es tener un buen servicio en los restaurantes. Es lo que priorizan los pasajeros”, afirma el gerente del barco, quien con un gesto o una llamada resuelve todo. Nadie lo llama Gaetano, Nino o Fontana; es “il capo”. Si bien nació en la Argentina, a los seis meses se instaló en Italia, hasta que su vida se volvió itinerante a bordo de cruceros. Su trabajo es “administrar un hotel”, aunque por momentos se parece al de gobernar una pequeña ciudad. Tiene 850 tripulantes a cargo, de más de 20 nacionalidades. “Nos adaptamos a la gente que trabaja a bordo, con sus culturas y religiones.”

Tom Johnston Crucerista

Tras una reducción de personal en General Motors, la indemnización le abrió las puertas del mundo y le permitió cumplir su sueño de viajar en crucero. Desde entonces no ha parado. En el mundillo de los barcos lo conocen como Tom Cruise. Canadiense, soltero y sexagenario, éste es su 110° viaje. Ha recorrido elmundo, siempre solo. “Prefiero conocer gente a bordo”, explica. De este viaje destaca las cabinas nuevas, la cocina italiana y la inclusión de conciertos de música clásica. Ya conoció aquí a una pareja que le pisa los talones en cantidad de cruceros, con 108. Si bien son casos curiosos, los cruceristas suelen repetirse.

Un gemelo por las aguas del Sur

El Poesía es hermano gemelo del MSC Musica, que llegará por primera vez a América del Sur la próxima temporada y será uno de los cuatros barcos de la compañía haciendo viajes entre la Argentina y Brasil. Para estos paquetes, se anunciaron descuentos hasta el 31 de agosto, y tercer pasajero gratis.

Datos útiles

Recorrido

  • El próximo viaje del MSC Poesía es por el Mediterráneo. Arribando y zarpando desde Venecia, con paradas en Olimpia, Grecia; Izmir y Estambul, Turquía, y Dubrovnik, Croacia, la tarifa normal es US$ 1866, pero hay opciones desde 1318. Salida: 18/10/08.

Recomedaciones

  • Bebidas. Como en el precio del crucero no se incluye bebidas alcohólicas, cócteles, refrescos ni agua mineral, lo ideal es comprar packs de bebidas, que reducen mucho los costos, en lugar de pagar bebidas individualmente.
  • Seguro. Tampoco están incluidos los gastos médicos. Por eso es recomendable contratar un seguro de viaje, también contra la pérdida o daño del equipaje y efectos personales, cancelación del viaje y desembarque por razones médicas de urgencia.

Internet

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?

Clases 2024. ¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?


por Sole Venesio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.