Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Minitrekking sobre el hielo

Una caminata fascinante y sin gran esfuerzo sobre el glaciar Perito Moreno




EL CALAFATE.- El glaciar Perito Moreno es, junto con las cataratas del Iguazú, el tango, los gauchos y el asado, uno de los grandes iconos argentinos. Visitado anualmente por miles de turistas nacionales y extranjeros, se lo promociona como una suerte de octava maravilla del mundo; y este calificativo, que suele quedarle grande a más de un destino, parece ser el indicado para la magnificencia de este coloso de hielo.
De todos modos, ninguno de estos datos llega a desmedrar la imponencia de este gigante de 250 kilómetros cuadrados de superficie cuyas paredes se elevan a más de 50 metros sobre el nivel del lago.
Felizmente para los que no nos contentamos con ser sólo espectadores, ahora es posible realizar una caminata sobre el glaciar. El denominado minitrekking es una travesía de casi tres horas sobre el hielo, para la que no hace falta ningún requisito más que las ganas de caminar y una gran capacidad para el asombro.
La excursión comienza bien temprano en el pueblo de El Calafate, donde un ómnibus nos condujo hasta un embarcadero que queda a siete kilómetros del frente del glaciar.
Allí tomamos un barco que atraviesa el Brazo Rico a escasos metros de la cara sur del Perito Moreno. Una vez del otro lado, expertos guías de montaña nos proveyeron de grampones -una especie de sandalias con dientes de hierro que se fijan a las suelas de los zapatos para ganar adherencia al hielo-, y una piqueta -suerte de pico que ayuda en las subidas y que también sirve para clavarse al hielo en caso de caídas-, nos dan una breve instrucción y ya estamos listos para la aventura.
El primer paso en el hielo es siempre tímido e incierto, y un miedo instintivo nos hace creer que resbalaremos inevitablemente, pero al rato uno se habitúa a los grampones y ya no quiere sacárselos nunca más.
El guía marca el rumbo y una pequeña hueste de caminantes lo sigue por una senda indefinida que la imaginación completa en cada paso. Al poco tiempo de marcha nos encontramos rodeados de hielo, como perdidos en un país blanco donde no existe el horizonte.
A medida que avanzamos, ya sea trepando o bajando leves cuestas, atravesamos grietas de una profundidad incalculable de donde brotan sonidos de ríos sumergidos, el interior inquieto del glaciar. Cada tanto nos topamos con pequeñas lagunas u ojos de agua de un azul inverosímil, donde el hielo es transparente y cristalino.

Con poco aliento

Cuando ya perdimos la noción del espacio comenzamos a subir hasta llegar, abruptamente, a una especie de mirador. El poco aliento que conservábamos luego de la subida se esfumó ante la vista majestuosa del lago y el glaciar. Ese fue el clímax de la travesía, el instante que a uno le gustaría habitar eternamente y que, ajeno a nuestra voluntad, hiere -en un buen sentido- nuestra sensibilidad y memoria.
El contacto con la tierra nos devuelve el sentido de realidad que habíamos perdido. A partir de ahora la caminata sobre el glaciar ya es un recuerdo que el tiempo convertirá en una gesta mítica, como si fuera necesario. La excursión termina con un picnic en un bosque de lengas.

Datos útiles

Cómo llegar: el próximo viernes se inaugurará el aeropuerto de El Calafate. Las tarifas para los vuelos de línea todavía no están establecidas.
Mientras tanto, la forma clásica de llegar es en avión a Río Gallegos (desde Buenos Aires hay pasajes desde 109 pesos), y luego en ómnibus hasta El Calafate (20 pesos -ida-, cuatro horas de viaje).
Por tierra: desde Río Gallegos, en dirección NO, por la ruta provincial 5. A 70 km de la villa turística se encuentra una estación de servicio, gomería y cafetería.
Alojamiento: hay 2580 camas. Se aconseja hacer reservas con anticipación. El pueblo más cercano al glaciar es El Calafate.
Una habitación doble en un hotel de 4 estrellas ronda los 280 pesos; en uno de 2 estrellas desde 44 pesos hasta 100. Se alquilan cabañas para 4 personas desde 80.
Los albergues cobran entre 8 y 15 pesos por persona.
Clima: en general es seco. En verano, la temperatura media máxima es 18º 6C. En Invierno, la media mínima es 1º 8C bajo cero.
Vestimenta: se aconseja la vestimenta informal, calzado deportivo, rompevientos con capucha, guantes, bufanda y campera.
Más información: Secretaría de Turismo, (02902) 491090/ 491799.
En Internet:
Minitrekking: la excursión cuesta 68 pesos. El transporte desde El Calafate hasta el embarcadero cuesta 17 pesos. El ómnibus parte a las 8 y el barco, a las 10.

Entre dichos

Muchas cosas se dijeron sobre el glaciar, pero la que más resuena es que éste, a diferencia del resto de los glaciares del mundo que tiende a retroceder, es el único que avanza, y que en ese avance forma una barrera entre el Brazo Rico y el Canal de los Témpanos del lago Argentino, lo que termina produciendo la tan famosa y esperada ruptura del glaciar a causa de la gran presión que ejerce el agua. En esta afirmación hay inexactitudes: primero, el glaciar no avanza, sino que se desliza y, como el resto de los glaciares, se encuentra en una cada vez menos lenta extinción. No es el único que muestra este comportamiento: se conoce el caso del glaciar del Plomo, en Mendoza, y el de un glaciar del Valle del Simadal, en Noruega.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿Qué hacer en Mar del Plata?: las mejores 6 atracciones para disfrutar de la ciudad

¿Qué hacer en Mar del Plata?: las mejores 6 atracciones para disfrutar de la ciudad


por Euge Castagnino
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.