Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Música para conectar, música para recordar




Ando muy musical últimamente. También ando dispersa y un poco estresada. Desde que volví de Umepay mi cuerpo me pide que lo trate mejor, o tal vez tengo más presente que allá me sentía tan bien, que quiero continuar con esa sensación y me cuesta. La ciudad me aplasta un poco, llueve, seguimos en invierno aunque cada tanto aparecen vestigios de la primavera, quiero más sol, más verde. Este mes dormí poco, trabajé bastante y no quise perderme de nada, por lo que llego agotada a este último tramo del año.
Pero retomo, (¿dije que estaba dispersa?), ando musical. El mes pasado fui a ver la banda de mi infancia, la primera que elegí a mis tiernos 9 años y que después seguí a lo largo de toda su carrera. Aunque muchos la conocen por un solo tema, Take on me y su video dibujado, los noruegos de A-ha recién se despidieron en 2010 a través de una extensa gira que los trajo a la Argentina. Morten Harket, con su voz impecable, Mags y Pal, se presentaron en el Luna Park y muchos de los que estuvimos presentes nos emocionamos hasta las lágrimas con los clásicos inoxidables. En septiembre de 2015, tentados a participar del festejo de las tres décadas del festival Rock in Río, se olvidaron de las diferencias que los habían separado y volvieron al ruedo con nuevo disco, Cast in steel,y otra gira que los reunió en el mismo estadio que fuera la catedral del boxeo.
Todavía con la emoción del reencuentro, el domingo pasado tuve la suerte de asistir a Tecnópolis para ver otra banda, ícono de los 90, época en que la movida de Manchester irrumpía en la escena musical y la gente tenía que elegir entre los contendientes de una batalla: Oasis o Blur. Yo nunca pude decidirme, me gustan ambas y las sigo escuchando. El último disco de Blur -otros que estuvieron distanciados por un tiempo- lo compusieron en
Hong Kong, y se nota la influencia oriental en sus temas y en su estética. Fue lindo compartir el recital con mi amigo Guille, aunque no era la primera vez, valió la pena el viaje para tenerlos más cerca y disfrutar de los temas que esperábamos escuchar, como The Universal, Girls and Boys, o este himno: Tender.
Y si ya este post venia nostálgico, con un viaje por los 80s y 90s, lo será mucho más cuando cumpla el sueño de ver a David Gilmour en vivo. El guitarrista y cantante de Pink Floyd viene a la Argentina para presentar Rattle That Lock, y es uno de los mejores regalos que el mes de noviembre me puede dar.
La música es capaz de llevarnos a lugares impensados, nos conecta con nosotros y con algo que está más allá, nos aleja de lo cotidiano, o hace que ese cotidiano sea mucho mejor. Por eso, desde La vida en verde, les propongo cerrar los ojos y sentir la música que más les gusta. A propósito, ¿qué están escuchando en este momento?
Antes de despedirme les dejo una receta del cocinero Maximiliano Fontanet unas cookies que tienen la particularidad de contener leche de soja como ingrediente. La leche de soja es un buen reemplazo de la leche de vaca, para los veganos, para quienes no toleran la lactosa y para todos los que quieran tenerla como alternativa. En mi caso, que ya casi no consumo lácteos, es un buen aporte de proteínas y calcio. Recomiendo usar soja no transgénica sabor natural. Ustedes pueden apropiarse de la receta y usar harina integral o azúcar mascabo en lugar de morena, o hacer las variaciones que prefieran, ¡yo puedo asegurar que quedan buenísimas!

Cookies de avena y arándanos

Ingredientes:
1 taza de leche de soja
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 pizca de canela
1 taza de avena natural
1 taza de azúcar morena
1 taza de margarina
2 tazas de harina
1 cucharadita de polvo de hornear
1 pizca de bicarbonato de sodio
2 limones (su cáscara rallada)
1 taza de arándanos secos.
Paso a paso
1-Precalentar el horno a 200° C.
2-Utilizando una pala de madera ablandar la margarina con el azúcar hasta que esté suave y de color claro. Añadir la canela, la vainilla y la leche de soja natural. Revolver hasta obtener una mezcla homogénea.
3- Aparte, en un tazón, mezclar la harina, el polvo de hornear, la avena, el bicarbonato y la pizca de sal. Añadir la mezcla con leche de soja e incorporar los arándanos y la ralladura de limón. Revolver bien.
4-En una fuente ligeramente enmantecada colocar una cucharada de mezcla y aplastar por el centro para emparejar, repetir hasta terminar la masa.
5-Hornear por 12 minutos o hasta que estén secas y doradas.
Cookies de avena y arándanos.

Cookies de avena y arándanos.

Ahora si, les recuerdo que pueden escribirme a kariuenverde@gmail.com
Que tengan mucha música en sus vidas.
Kariu

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

La vida en verde se termina, la energía se transforma

La vida en verde se termina, la energía se transforma


por Karina Ocampo
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.