Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

¿Qué me está pidiendo mi cuerpo?




Tranqui, Inés, el camino de vuelta (a vos misma) no es fácil. Incluso duele. Duele reconocer que el cuerpo está tenso. Duele darte cuenta que "bailaste" demasiado... que incluso desoíste tus propios consejos.
Pero ese dolor es necesario para seguir avanzando. O retrocediendo, camino al centro.
Relajá más, escuchá al cuerpo, hacete un hueco para empezar una actividad (¡¡¡ya pasaron 2 años!!!). La necesitás.
Seguramente siempre habrá prioridades económicas a tu costado, pero es momento de que alguien priorice tu necesidad. Hacete cargo. Esto puede sonar repetitivo, ¿cuántas veces lo has hablado? Pero te está costando y es el momento de hacer zas!, y volver a intentar.
María Inés, tenés una vida soñada, pero por momentos es tanto el peso que no la estás disfrutando (tanto). ¿De qué vale seguir tu deseo, tener 2 reinas tiranas, bailar, escribir y demás, de qué vale todo eso si tu cuerpo está dolorido o cansado?
La relajación también es un trabajo, una responsabilidad.
PD: Hoy es de esos días que propongo que nos revisemos (nuevamente) a nosotras mismas. ¿Qué me dice mi cuerpo? ¿Qué señales estoy recibiendo? ¿Qué opciones tengo? ¿Qué obstáculos? ¿Cómo podría superarlos? En fin, ¿cómo me estoy sintiendo? Pero en un sentido más profundo que el común u ordinario.
PD 2: Hoy mismo, a más tardar el sábado, empiezo yoga. ¡¡¡Por favor!!!

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

“Muchacha, hacete el Papanicolaou”

“Muchacha, hacete el Papanicolaou”

Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.