Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Relax de invierno en el delta del Uruguay

Ibicuy, Villa Paranacito y una hostería próxima al río, refugios para darles calor a las vacaciones




Hay que pasar los dos puentes del complejo Ferro Vial Zárate Brazo Largo para pisar la noble tierra entrerriana.
La primera opción está a cuatro kilómetros sobre la ruta nacional 12 -donde funciona un puesto policial- si se desvía a la izquierda. Allí está Brazo Largo, el pequeño poblado con parrillas y aprovisionamiento para pescadores y acampantes.
El camino sigue con veinte kilómetros de mejorado en buenas condiciones que comienza por flanquear el Paraná Guazú -con algunos campings a 3 pesos promedio el día con costas y fogones- y sigue enripiado hacia Ibicuy para acceder sobre el río homónimo al Complejo Turístico Islas Malvinas. Tiene 20 bungalows con baño privado y un muelle de ciento cincuenta metros para pescadores. Se reserva por el 4553-1999 por 40 pesos por día para cuatro hospedados con provisión de ropa de cama (hay que llevar toallas y vajilla para usar la cocina).

En carpa

El comedor funciona sólo los fines de semana para desayunos y comidas económicas. Para acampar se elige entre una sucesión de recreos de los que informa la Oficina de Turismo municipal por el 03446-498229 y tienen su punto terminal frente al encuentro del Ibicuy con el Paraná Guazú.
Hay quienes ofrecen salidas de pesca embarcada hacia lugares tentadores frente a Cinco Bocas e Isla Vizcaíno. Aun sin el interés de capturas, el paseo resulta una buena aventura.
Otro lugar codiciado del delta entrerriano es Villa Paranacito. Se llega si se sigue por la ruta 12 hasta el desvío a la derecha, donde arranca la ruta provincial 46, rehecha después de pasadas inundaciones y ahora totalmente enrripiada hasta la villa. Son veinte kilómetros del total de los 165 kilómetros que deben recorrerse desde Buenos Aires.
El paisaje costero de la villa -con modestos albergues y comedores- es sencillo, pero atractivo, y aumenta con sólo llegar hasta el complejo turístico que a costa de dos kilómetros de tierra, deja en la confluencia del arroyo Sagastume y otros calmos afluentes. Allí, cuatro personas pueden acampar por todo el fin de semana por 20 pesos, y por 50 pueden hospedarse en un bungalow cuatro personas (informan por el 03446-495149).
Allí y en la villa se consiguen lanchas que embarcan hasta cinco pescadores por todo un día a 100 pesos y el costo del combustible -otros 50- que alcanza para asomar al río Uruguay en pleno, y aguas arriba de Nueva Palmira.
Navegar, dicen los pícaros lugareños, es legítimo en tiempos en que todo el esfuerzo está destinado a mantenerse a flote.

El cornalito de Rose Marie

Claro que quienes pretenden estar a un paso del río Uruguay -y sueñan con cornalitos y hasta con pejerreyes matungos- deben hospedarse a sólo mil metros de sus aguas pero sobre el arroyo Martínez. Estarán apostados sobre la margen izquierda en dirección a la boca sobre el río Uruguay en Rose Marie, una muy antigua hostería.
Los anfitriones son Carlos y Susana Navarro, que albergan a razón de 35 pesos por día con pensión completa (asados, milanesas, pastas) y la oferta de su muelle de pesca, paseos por el día para simples contemplaciones o artillados para capturas sumergidas. También dan hospedaje sin comida a 15 pesos per cápita y un servicio de transporte con Villa Paranacito.
Los hospedados dejan el automóvil en el estacionamiento (3 pesos por día) de la hostería Los Pinos y esperan la llegada de la lancha, que por un total de 40 pesos, lleva y trae a los pasajeros que reservaron directamente por el teléfono de Rose Marie (03446-495204). Un dato más: el último domingo hubo buen pique de pejerrey.

Cómo llegar a buen puerto

Desde Buenos Aires por el Acceso Norte y Panamericana ramal a Zárate con un peaje (1,70 peso) y giro a la derecha en el cruce de la ruta 193 que viene de Solís y lleva al primer puente del Complejo Ferro Vial Zárate Brazo Largo con peaje rebajado a 4,20 pesos.
Sigue la autopista de ruta nacional 12, ahora toda de doble cinta asfáltica y manos separadas hasta Ceibas (precaución obligada con las frecuentes nieblas).
Después del segundo puente sobre el Paraná Guazú, se gira a la izquierda en Brazo Largo.
De allí son cuarenta y seis kilómetros hasta Ibicuy, los primeros veinte con buen mejorado y luego ripio.
Para llegar a Villa Paranacito son treinta y un kilómetros de autopistas desde Brazo Largo.
A la derecha, la ruta provincial 46 a Villa Paranacito está bien enripiada. Se recomienda cuidado por el intenso tránsito.
Francisco N. Juárez

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido


por Redacción OHLALÁ!
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.