Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Roma, cuando el presupuesto no es eterno

Consejos con conocimiento de causa para que el dinero rinda más en la capital italiana




ROMA.- Antes que nada, hay que tomar conciencia de que, si uno hace cuentas -sumas, restas, divisiones-, siempre va a quedar amargado con el cambio peso-euro. Por eso lo mejor es relajarse y disfrutar. Pero, claro, siempre son bienvenidos los consejos sobre lo bueno y barato .

A la hora de dormir

Empecemos por el dormir: en la ciudad eterna los hoteles son carísimos. Por eso últimamente para muchos, sobre todo si viajan en familia, lo mejor es alquilarse un departamento, opción que normalmente sale más barata que irse a un hotel, con la ventaja de que si uno quiere también puede comer allí, comprando lo necesario en un supermercado cualquiera y abaratando ulteriores costos. En este sentido, una excelente alternativa es www.romerents.com , que tiene departamentos muy lindos en todo el centro histórico de Roma; además, está manejado por una argentina.
Para quienes viajan solos, otra opción, más barata aún, es dormir en hostales de monjas o religiosos: por su óptima ubicación (a pasos de Piazza Navona) son recomendables el Centro Minozzi (+39-06-6864561) o la Fraterna Domus (+39-06-68802727). Como ambos están siempre muy llenos, hay que reservar con muchísima anticipación; la única desventaja es que tienen toque de queda: hay que volver a dormir antes de las 11 de la noche.
Mangia, mangia!
Pasando a la comida, para el almuerzo Salotto 42, en Piazza di Pietra, zona Pantheon, es un lugar chiquito pero muy cool, que tiene un buffet de ensaladas por 12 euros. Está muy bueno porque no son las clásicas ensaladas sino que hay también pescado (los viernes), legumbres, cereales, etc. Un lugar que vale la pena visitar.
Friends (en Trastevere, Piazza Trilussa 34), tienen menú de almuerzo por menos de 10 euros, la comida es muy rica y el lugar tiene toda la onda, es bastante moderno en el medio de Trastevere, un barrio antiguo y tradicional.
Cacio e Pepe (que traducido es Queso y pimienta, una tradicional receta de pasta romana) queda en la zona de Prati (Via Giuseppe Avezzana 11), es un lugar minúsculo con mesas afuera todo el año donde se come una pasta espectacular en un ambiente muy informal por unos 15 euros por persona con bebida.
A la noche, una buena opción para abaratar la cena es el aperitivo, de las 18 en adelante. Con un trago que sale de promedio 6 euros, uno se puede servir todas las veces que quiera la comida que está en la barra. Suele haber muchísima variedad -pasta fredda, tarteletas, fiambres, quesos, aceitunas- y se une lo divertido de salir a tomar algo con la cena, reduciendo muchísimo los costos (se come tanto que al final uno se ahorra la cena). Tanto Salotto 42 como Friends tienen muy buenos aperitivos (aunque la onda del segundo es mucho más informal). También en Trastevere está Freni e Frizioni (que traducido es Frenos y embriagues, Via Politeama 4), un bar donde antes había un taller mecánico (de ahí, el nombre) donde se come bárbaro pero no hay lugar para sentarse; o Primo Café en la zona de campo de Fiori (Via dei Baullari 147).
Para una cena más tradicional, lo clásico es salir a comer pizza, que es la opción más barata. Según quien escribe, una de las mejores pizzas se come en Ai Marmi (conocida por todos como L´Obitorio, la morgue, por sus tradicionales mesas de mármol), en Viale di Trastevere 53. Ahí, en un ambiente que recuerda a un bodegón de Buenos Aires, muy ruidoso por cierto, para comer una pizza y tomar una cerveza se gasta menos de 20 euros por persona.

Salir a comprar

Para comprar ropa, manteles o demás artículos para la casa -y para llevar de regalo-, Italia se caracteriza por le bancarelle que son como puestitos de mercados móviles que van parando en distintas partes de la ciudad. Cuando uno las ve, vale siempre la pena parar para ver qué tienen. Aunque últimamente hay que tener cuidado porque muchas cosas no son made in Italy, sino in China. Hay otros mercados que están siempre, como el muy característico de la piazza Campo de Fiori -bastante caro para todo lo que es comida, por cierto-, o el de Piazza Mazzini (en realidad se encuentra a unas cuadras de esa Plaza), que está todos los días y tiene ropa muy linda y muy barata (vestidos por 10 euros, remeras por 6, suéteres por 15). Otra alternativa es el mercado de Via Sannio, en el barrio de San Giovanni, que es inmenso y tiene de todo, desde carteras y zapatos hasta camperas de cuero, y también mucha ropa usada, a veces cosas de marca muy buenas.
Si uno está desesperado por el shopping, en las afueras de Roma hace unos años abrieron un outlet que se llama Castel Romano. Tiene muchísimas marcas importantes y muy buenos precios ( www.mcarthurglen.it/castelromano/home/home.php ).
Por Elisabetta Piqué
Corresponsal en Roma

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Método Pathwork: ¿qué es y de qué se trata esta técnica de transformación personal?

Método Pathwork: ¿qué es y de qué se trata esta técnica de transformación personal?


por Euge Castagnino
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.