Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Tengo buena cama…

…pero no sé de qué hablar. ¿Qué hacer cuando hay excelente sexo pero no palabras? Consejos para resolverlo.




El encuentro es perfecto, de esos que deberían terminar con aplausos y una explosión de fuegos artificiales. Pero ni antes ni después tienen de qué hablar. No tienen gustos en común, ni tienen las mismas metas en la vida, ni comparten un mismo humor. Es sólo sexo, pero no un sexo cualunque, sino uno adictivo que te deja con la boca afuera. El tema es: ¿te sirve o no?
Cuando una pareja funciona, se nota en la cama. Si estás bien con él, se divierten, se cuidan, se respetan y son cariñosos; todo eso se refleja en el sexo, que en ese sentido es una expresión física del amor que sienten el uno por el otro. Pero ¿qué pasa cuando el sexo es el leitmotiv, el centro y el fin último de tu relación?
Sin duda, los vínculos basados en lo sexual son súper pasionales, te ponen en contacto con tu costado más primitivo y te permiten concentrarte en tu cuerpo y en tu propio placer. Son generadores de fantasías, excitación y adrenalina, ya que cada encuentro promete ser inolvidable. Es justamente esa promesa la que te mantiene unida a tu chico, aunque él sea naturista, fanático de los deportes y la vida al aire libre, y vos mueras por dormitar frente a la tele, masticar caramelos como una langosta o devorarte la última novela de Paul Auster en una tarde.
No es sorprendente que descubras que estás poniendo el sexo en el centro de tu vida, si tenés en cuenta que estamos inmersos en una sociedad marcada por la imagen. El intercambio entre personas es precoz e inmediato, y el aspecto físico se vuelve indispensable y forma parte de nuestra identidad.
Entonces, lo que sucede es que te convertís en su objeto de deseo y él en el tuyo. Se atraen como imanes, eso les genera un goce gigante, sin que por eso alguno de los dos comprometa otros aspectos emocionales o subjetivos.

¿Y ahora?

Con el transcurso de los meses, el sexo va perdiendo brillo, te vas acostumbrando y de repente te das cuenta de que la hoguera que parecía envolverte cuando él te tocaba ahora es más bien una estufita de tiro balanceado. Es como si trabajaras en un kiosco: al principio, seguro que picotearías chocolate o alfajores a morir, pero con las semanas perderías el antojo.
Ninguna relación escapa al paso del tiempo, eso está claro. Ni los matrimonios más exitosos pueden afirmar que no han sufrido crisis. Pero si realmente te interesa tener una historia en común con tu chico, tené en cuenta que, aunque es esencial, el sexo es sólo una de las partes que sostienen el vínculo. ¿O pensás llevarlo a la casa de tu mamá en boxer?

Cambiá la onda

Si decidiste fortalecer tu relación y querés averiguar si detrás de todo ese buen sexo hay algo más, fomentá el diálogo y generá espacios de comunicación.
Empezá buscando una actividad que les dé tema. Vayan al cine y hablen sobre la película, o visiten una muestra de fotografía y charlen sobre las obras. Cualquier cosa que te dé un disparador para la charla va a funcionar, no importa si es una noticia, un libro o un programa de televisión. Si él no se copa de entrada, hacele preguntas y disponete a escuchar sus respuestas. Alejate del dormitorio por un momento para darle –y darte– la oportunidad de explorar gustos comunes.
El cerebro es el órgano sexual más importante. Si lo ejercitan juntos, van a disfrutar de los resultados. Y si ves que no hay caso y las salidas se vuelven cada vez más tediosas, no hay nada de malo en tomarlo como un fresco amor de verano.
Por Elena Paoloni | Ilustración de Robertita
A vos, ¿te pasó? Dejá tu opinión.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

¿Cuáles son las mejores plataformas para ver películas porno?

¿Cuáles son las mejores plataformas para ver películas porno?


por Francesca Gnecchi
Vasectomía: todo sobre uno de los métodos anticonceptivos más eficaces

Vasectomía: todo sobre uno de los métodos anticonceptivos más eficaces


por Denise Tempone
Participé de un trío sexual, no tenía experiencias con otras mujeres y así fue cómo lo viví

Participé de un trío sexual, no tenía experiencias con otras mujeres y así fue cómo lo viví


por Denise Tempone
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.