Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Un vestido, muchas opciones




Se aproximan fechas en las que las despedidas, los agasajos y los eventos están a la orden del día. Por eso, en esta oportunidad elegimos una prenda protagonista para resignificarla en distintos momentos del día y para diferentes eventos. Agregamos formalidad o informalidad en función de las prendas y accesorios con los que lo combinamos y vinculamos. Porque no hace falta tener un guardarropa lleno de ropa, sino saber hacer las mejores combinaciones y ser creativas.
Estas son sólo algunas propuestas, seguramente del intercambio de esta comunidad surgirán muchos más usos y opciones.

LULI:

El protagonista es este vestido azul. Elegí el color para salir del clásico vestido negro, que seguramente sería mucho más sencillo de combinar para diferentes momentos. El detalle son los breteles que pueden atarse de diferentes maneras, según como debamos adaptar este vestido comodín.
La primera propuesta es híper informal; tarde con amigas o algún paseo por el parque… La tendencia de la superposición está en boga por estos días; por eso (y aprovechando que todavía no hace demasiado calor) sumé una remera blanca debajo y zapatillas también blancas. El toque se lo da este sobre estampado. Elegí un sobre porque en él entra perfectamente todo lo necesario (plata, celular y llaves) y para correrme un poco de las mochilas o maxi-bolsos que son los más elegidos para estas ocasiones.
La segunda propuesta es un poco más arreglada, pero bien podría usarse para ir a trabajar. En este caso, le sumé una capa negra y suecos (o mules, como los llaman ahora) y esta vez sí, el maxi bolso acompañó, pero otras opciones de carteras podrían combinarse perfectamente.
Para la última opción, hice foco en los accesorios, en este caso, un collar tipo pechera muy particular. Importante e imponente, imposible que no destaque cualquier conjunto. Como ya he mencionado en otras oportunidades, los accesorios son los “básicos” que me ayudan a transformar cualquier conjunto y este en particular sale totalmente de lo que vemos siempre. La chaqueta de cuero, nuestra mejor compañera si refresca.

LOLA:

Soy de las que considero que si una invirtió en una prenda, no puede encasillarla solo para una ocasión. Por eso este vestido blanco es hoy el comodín de mi guardarropa.
Mi primera opción es un conjunto súper descontracturado por salir con Luli, relajarnos y tomar un café un sábado a la tarde al sol. Las zapatillas terminan de dar a mi look el toque más relajado y sumé una buena mochila para llevar un abrigo por si refresca a la tardecita.
Esta segunda propuesta es una de las que uso los viernes que todos estamos más relajados y las reuniones son directamente en un almuerzo súper amigable. Una cartera-bolso que me permite llevar perfectamente mi agenda y compu, y estas sandalias que están esperando que sea sábado para estar en el parque de una casa de fin de semana.
Cuando me avisan a último momento que tengo un evento mucho más formal, ya no me asusto ni me vuelvo loca, intento armar cosas así. Este mismo vestido queda perfecto con un buen accesorio como este que lo “viste” y hace que sea otro. Le sumé este blazer con género que brilla; que en este caso levanta la propuesta, pero muchas veces se puede llevar con un jean y stilettos para una cena.
¿Cuál es su vestido comodín? ¿Tienen uno? ¿Para qué ocasiones lo usan?
Podés seguirnos en FB , Instagram y Blog
Indumentaria: TheMarket / Accesorios: Universo Actis / Lentes: Europtica

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Vestirse según las experiencias personales

Vestirse según las experiencias personales


por Luli y Loli
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.