Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Valle de pasiones

Seattle abre el camino hacia la región de Methow que tiene el estilo del Far West; para sacarse el sombrero




MAZAMA, Washington (The New York Times).- Sea cual fuere el tiempo reinante en Seattle, se puede apostar a que en el valle del Methow, al este de la Sierra de las Cascadas, será mejor: más cálido y soleado en verano, con suaves nevadas -en vez de lloviznas constantes- en invierno, más diáfano en otoño y más fresco en primavera. La mayor parte del año es, simplemente, más seco.
La región costera del Noroeste es famosa por sus lluvias; sin embargo, gran parte de ella es árida o semiárida, gracias a las montañas. Las masas de aire oceánico descargan el grueso de la lluvia en las laderas occidentales. Cuando pasan a la vertiente opuesta ya están casi secas. En el Estado de Washington, conviven el bosque lluvioso y la serranía seca, separados por una valla natural de 3000 metros de altura.
Del lado seco, la mejor comarca es el profundo valle del Methow, en forma de U. Al viajar desde Seattle por la ruta North Cascades, se trepa hasta el gélido Paso Washington (1500 metros) y luego, en 15 minutos pasmosos, se sale del bosque boreal para descender a un paisaje que recuerda a Nuevo México o al sur de Colorado: colinas secas apeñuscadas frente a montañas de cumbres nevadas, arroyos deslizándose a la sombra de pinos y álamos temblones, ganado pastando en las llanuras, hombres en camioneta con típicos sombreros de vaquero. Hasta hay un pueblo, Winthrop, estilo Lejano Oeste, con fachadas falsas y aceras de madera.
El paisaje es cambiante. Al Norte, las crestas azules llegan hasta Canadá; al Este, un mar infinito de artemisias; al Sur y el Oeste, una muralla de agrestes montañas jóvenes. El valle tiene la diversidad y las combinaciones inesperadas de un área de transición en que pequeñas variantes de exposición, altura e hidrografía alteran drásticamente el tipo de suelo.
La prosperidad de los últimos años multiplicó los moteles y las casas de veraneo, y ha incrementado el turismo de fin de semana. Aun así, es posible evadirse por algún sendero solitario, pasar la mañana pescando a solas en un riacho, pedalear monte arriba por la cuidada red caminera (muchas sendas también sirven para esquiar a campo traviesa), balsear en el río, cabalgar o escalar montañas.

Por caminos sinuosos

El tramo, en auto, de 32 kilómetros cuesta arriba, desde Mazama hasta el paso Harts otorga vistas increíbles, precipicios que dan vértigo y nombres sugestivos, como Deadhorse Point (Punto del Caballo Muerto). El angosto camino de ripio, tendido en la última década del siglo XIX, durante la efímera fiebre del oro local, es el más alto del Estado, superando los 2100 metros en Slate Peak. Aquí, la nieve tarda en derretirse y retorna pronto; casi todos los años, el camino está abierto desde mediados de junio hasta fines de septiembre.
Las sendas más difíciles son la del paso Cutthroat, que sale de la ruta 20, unos 40 kilómetros al oeste de Winthrop; la senda sur de War Creek en la cercana cuenca del río Twisp, y el circuito Monument Creek Trail (81,6 kilómetros), que parte de Harts Pass Road.
Entre tanto, puede explorarse la senda del paso Windy. Arranca de un tramo zigzagueante del camino a Slate Peak, bordea una ladera desnuda y desciende a pastizales ondulantes.
De entre los prados floridos, surge un panorama de cumbres rocosas. Por momentos, se vislumbra Barron, un pueblo minero abandonado que prosperó hacia 1890. Cuentan que en 1910 una niña lo visitó y encontró un baúl lleno de disfraces; las damas que frecuentaban el salón de baile lo habían olvidado en el apresurado éxodo de 1907, cuando el oro se acabó súbitamente.
La excursión al Yermo Pasayten brinda numerosas alternativas: cabalgar ladera abajo por un jardín rocalloso natural; subir hasta las inseguras crestas del Anfiteatro; avistar el tajo recto de desmonte que marca la frontera internacional. Los ecos del chillido de la marmota entrecana, la osa negra con sus oseznos que se puede cruzar en el camino y el cielo estrellado sobre este extraño rincón del mundo que aún no conoce la electricidad se cuentan entre las innumerables experiencias que perdurarán en la memoria.

La historia de un pionero

En 1897, Guy Waring -un bostoniano educado en Harvard, ex condiscípulo de Theodore Roosevelt- construyó para su familia una lujosa cabaña de troncos en la confluencia de los ríos Methow y Chewoch. Fundó y bautizó Winthrop.
Fue dueño de todos sus edificios, salvo el Ayuntamiento. Pretendió dominar la anarquía y la ilegalidad inaugurando el famoso Duck Brand Saloon, donde estaba prohibido blasfemar y jugar por dinero. En 1916, la mala administración fiscal y una sequía prolongada le llevaron todo.
Su cabaña, comúnmente llamada El Castillo, pasó por varias manos hasta que la familia de un comerciante local la transformó en el Museo Shafer. Hoy es una recreación en miniatura del antiguo poblado.
El resto de Winthrop es, básicamente, una imitación turística de un pueblo del Oeste, hacia 1890, llena de restaurantes, moteles, bares y locales de souvenirs. A comienzos de los años 70, le añadieron fachadas falsas y veredas de madera como parte de un plan de restauración y fomento comercial.

Datos útiles

Cómo llegar
  • El pasaje aéreo, ida y vuelta, a Seattle cuesta entre 1228 y 1328 dólares. Desde allí hasta Mazama hay 4 horas, en auto. La distancia es de 298 kilómetros.
Alojamiento
  • Wolf Ridge Resort: junto al río, a unos 6,4 kilómetros de Winthrop. La habitación común con baño privado, 69 dólares; de lujo, 84; suite, 108.
  • Mazama Country Inn: en un pinar de fácil acceso, a la entrada del valle; 70 a 95 dólares.
  • Freestone Inn & Cabins, en Mazama: hostería frente a una laguna artificial; 21 cuartos y 15 cabañas; precios mínimos: 145 y 165 dólares, respectivamente.
David Laskin
Traducción de Zoraida J. Valcárcel

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?

Clases 2024. ¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?


por Sole Venesio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.