Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Viajera de mil destinos

Eternamente en tránsito, la norteamericana Patricia Schultz asegura conocer 800 de los lugares para ver antes de morir de su popular libro




A Patricia Schultz, autora de 1000 Destinos para conocer antes de morir, nunca la convenció del todo que, en el título de su libro, los viajes se asociaran con la muerte. Pero cuando terminó de escribir la primera edición, después de ocho años de recorrer casi todo el planeta, los encargados de compilar sus aventuras en papel decidieron que sí, que la palabra morir era un buen gancho para la portada. Y no se equivocaron, porque resultó uno de los libros de viajes más vendidos en la historia de Estados Unidos, se tradujo a 26 idiomas (lituano, tailandés, chino cantonés y mandarín, entre otros) y derivó, además, en un conocido programa de tevé y hasta en un juego de mesa.
Schultz está ahora frente al café con leche y las medialunas del Palacio Duhau-Park Hyatt de la avenida Alvear. Ha sido invitada por la compañía de cruceros de lujo Regent Seven Seas para dar una conferencia en el Buenos Aires Design, frente a un auditorio compuesto por unos 300 pasajeros que alguna vez subieron a bordo de un Regent (número uno en el segmento más exclusivo de travesías marítimas, con un 93% de ocupación de su flota).
Nobleza obliga, la autora se refiere a los cruceros como un destino en sí mismo. Y Christian Sierralta, vicepresidente de Ventas Internacionales para Caribe y Latinoamérica de Regent, sentado a la derecha de la escritora, aclara: "Muchos de los destinos del libro se pueden hacer en nuestros barcos".
Una obra monumental
En cuanto al libro en sí mismo, Patricia jura haber estado en el 80% de los lugares que cita (800 sobre 1000 no está nada mal), mientras que para elegir el 20% restante se guió por relatos y comentarios de viajeros amigos. Se trata, sin duda, de una obra monumental, que compila las joyas del mundo, desde hoteles increíbles hasta catedrales, festivales, museos, islas perdidas, cafés ocultos en grandes ciudades o fondas a las que sólo se llega gracias al libro. Al listado de lugares se suma información práctica con precios, páginas Web y toda clase de datos que sirven a la hora de planificar un viaje.
Lo interesante de este trabajo es que se narran experiencias, como tomar el té en el Ritz de Londres, embarcarse en un safari en Singita (Sudáfrica); pasar una noche en el hotel de hielo de Jukkasjärvi, Suecia, o comer un hot dog en un famoso puestito llamado Superdawg, en Norwood Park, Chicago (Estados Unidos). "Siempre viajo de incógnito, sola y feliz", advierte la escritora.
El libro de Schultz no sólo vendió más de tres millones de ejemplares (la nueva edición recién estará en las librerías argentinas en 2013, pero ya se puede conseguir en inglés vía Amazon), sino que terminó como fuente de inspiración de un famoso programa de tevé, muy visto en Estados Unidos y América latina, en el que una pareja de recién casados, los Ulles, visitan algunos de los 1000 lugares que enumera Patricia.
Tocar al lector
"Quiero tocar en cada lector la curiosidad de viajar porque conocer nuevos destinos es un regalo, una oportunidad. Un viaje para mí funciona como cuatro años de universidad", jura la autora, que comenzó su recorrido desde joven, cuando estudiaba en Madrid, en la época del franquismo. "Empecé a bajar a Africa, seguí por Medio Oriente y terminé viviendo cinco años en Florencia", cuenta. Al llegar a Italia decidió que ése era su lugar en el mundo, por la combinación de naturaleza, calidez humana y, por supuesto, por la comida.
Cuando se le pregunta cuáles fueron los sitios que más la impactaron, recuerda un reciente viaje a Papúa, Nueva Guinea, donde visitó una tribu que casi no había tenido contacto con gente de piel blanca. "Me tocaban como si fuera un Dios", evoca.
Entre sus mil destinos, Schultz eligió varios de la Argentina: la Ruta del Vino, en Mendoza; Ushuaia, las cataratas del Iguazú y distintos puntos de interés en la ciudad de Buenos Aires. También fue más específica al recomendar estancias como El Bordo de las Lanzas, en Salta, y La Porteña, en San Antonio de Areco.
"Viajar es lo único que comprás que te hace rico", concluye Patricia, para que todos nos quedemos soñando con romper el chanchito y salir corriendo a comprar ese pasaje de una buena vez.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?

Clases 2024. ¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?


por Sole Venesio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.