Newsletter
Newsletter

¿Cuáles son los reclamos del Día Internacional de la Trabajadora Sexual?

Todos los 2 de junio se conmemora el Día Internacional de la Trabajadora Sexual en todo el mundo: te contamos por qué


Foto: https://www.ammar.org.ar/

Foto: https://www.ammar.org.ar/



“Uno de los trabajos más antiguos del mundo” es, quizá, una de las frases que nos hemos cansado de escuchar cuando hablamos de las mujeres y hombres que deciden dedicarse a ser meretrices. Y es, justamente, la importancia de reconocerlo como un trabajo que imprime el Día Internacional de la Trabajadora Sexual como una fecha de valor en la lucha de sus derechos.

La elección del 2 de junio tiene su anclaje histórico: fue en 1975 que más de 100 prostitutas ocuparon la Iglesia de Saint-Nizier de Lyon (Francia) con el objetivo de visibilizarla presión gubernamental que se ejercía sobre ellas y la violencia policial de la que eran víctimas. Después del asesinato de dos trabajadoras sexuales (y la falta de respuesta por parte de la justicia), decidieran organizarse y declararse en huelga. Protesta que duró ocho días en total y que terminó con un allanamiento policial.

La situación en Argentina y la lucha de AMMAR

En Argentina fue la necesidad de dar lucha a la búsqueda del reconocimiento de derechos lo que hizo que las mismas mujeres se organizaran. Después de décadas de sufrir el asedio, la violencia y la discriminación por parte de la sociedad y la policía, en la unión encontraron el motor para dar batalla.

Así fue que en 1994 nació AMMAR (Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina) y, con tan solo un año de vida, consiguieron sumarse a la Central de Trabajadores Argentinos lo que les permitió superar uno de sus primeros conflictos: la automarginación. Es que -sin lugar a dudas- autoreconocerse como trabajadoras fue un paso clave y necesario para iniciar un camino colectivo de asumir la necesidad de transformar una necesidad de todas: hacer efectivos sus derechos.

AMMAR está compuesto por mujeres adultas que asumen el ejercicio de trabajadoras sexuales por consentimiento propio y autónomo y manifiestan una triple marginación que tiene que ver con: ser mujeres, ser pobres y ser trabajadoras sexuales.

¿Por qué es clave hablar de trabajo sexual y no de prostitución?

Detrás del uso de la palabra existe una larga batalla ideológica en el marco de la concepción de los derechos humanos y el respeto por la libre determinación de las mujeres. Concebir la actividad como un trabajo (elegido desde el consentimiento y autonomía) también es parte de la lucha contra la trata de mujeres, la violencia de género y -en una segunda instancia- habilitará la implementación de medidas que impactan a la salud pública.

Ante esto, el reclamo es claro: las trabajadoras sexuales necesitan una ley para ejercer su actividad amparadas por un marco normativo que las inserte en la sociedad y deje de marginarlas. Esto las habilitará a conseguir las condiciones dignas para trabajar y de esta manera salir de la clandestinidad.

En definitiva, su lucha es por lograr que el Estado reconozca que su actividad, en tanto actividad laboral, y la necesidad de una Ley Propia que brinde la protección necesaria. Los derechos que hoy no están regulados y que promueva las políticas públicas necesarias para que tengan iguales derechos que cualquier trabajadora.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

¿Por qué es clave reducir la cantidad de bolsas de plástico que usamos?

¿Por qué es clave reducir la cantidad de bolsas de plástico que usamos?


por Redacción OHLALÁ!
Cómo será el pago de las facturas de abril de las prepagas tras las medidas del Gobierno

Cómo será el pago de las facturas de abril de las prepagas tras las medidas del Gobierno


por Redacción OHLALÁ!
Cómo decorar tu casa con antigüedades y muebles vintage

Cómo decorar tu casa con antigüedades y muebles vintage


por Carolina Cattaneo
Evelyn Botto en la tapa de OHLALÁ! de julio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.