Newsletter
Newsletter
 • Opinión

Barbie: ¿por qué se reivindica a la muñeca como ícono feminista?

Es un boom mundial la película de Barbie. La directora y co-fundadora de Grow- género y trabajo trae un debate sobre si Barbie fue o es un ícono del feminismo.


Margot Robbie, la protagonista de Barbie, en el último trailer de cara al esterno de la película

Margot Robbie, la protagonista de Barbie, en el último trailer de cara al esterno de la película - Créditos: Gentileza de Warner Bro. Pictures



En unos días estrena la nueva película de Barbie, y se desata el debate sobre si Barbie ha sido o es un ícono del feminismo.

Aclararemos algo de entrada: cuando nos referimos a “ser feminista” nos referimos a una persona (o personaje) que lucha por los derechos de las mujeres y considera que las mujeres deberían tener las mismas oportunidades que los varones. Desde este sentido, creo que es imposible sostener que Barbie haya sido alguna vez feminista porque nunca se expresó de esta manera, ni en sus libros o películas, ni en sus slogans apareció algo referido a la igualdad.

Quizás la pregunta que sí podemos hacernos es si tuvo una “vida feminista”, es decir, si rompió con los cánones de la época, si hizo cosas que no se esperaban de su género, como tener un auto y una casa (cuando todavía las mujeres no podían hacerlo) o ir a la luna, o ser presidenta. Si nos quedamos en la superficie, podríamos decir que sí, que en este caso Barbie transitó ese complejo equilibrio entre ser una madre, amiga y tener una super profesión, casi 200 profesiones diferentes. 

¿Esto basta para ser un modelo para las niñas? Creo que no. ¿Por qué? No podemos dejar de analizar que muchas de las profesiones que “decía” Barbie que hacía eran muy de forma. Así como en la década de los ‘70 la Barbie que “hablaba” decía, una y otra vez, “a mí no me gustan las matemáticas” o la muñeca de 2014, que era Ingeniera Informática, lo único que podía hacer era abrir su computadora y tenía que pedirles ayuda a sus amigos -varones- para que la ayudaran a programar (esto está descrito en el libro que acompañaba a la muñeca). Para ser actriz no pedía ayuda, pero para referirse a las áreas de ciencia y tecnología, sí. 

 

Veamos algunos temas de forma: para nada me molesta que use el color rosa para absolutamente todo, es una cuestión de preferencias. Pero sí me parece importante detenernos a pensar en la contextura física de la muñeca.

Barbie ha presentado una contextura física muy particular: extremadamente flaca, con unos pechos prominentes, unos pies siempre listos para tacos, blanca y muy muy rubia. Esto fue así durante los primeros 20 años de existencia de la muñeca, cuando el mensaje que recibían las niñas era: “esta mujer empoderada es rubia, es blanca, es flaca”. Recién en 1980 Mattel sumó a la Barbie afrodescendiente, y no fue hasta 2016 que aparecieron, en una edición limitada, las primeras muñecas con otras corporalidades: con “curvas”  (curvy) y “petisa” (petit). 

 

No podemos dejar de notar que aquello que nos ofrecieron para jugar y que continuamos ofreciendo a nuestras niñas es un modelo de mujer casi imposible de alcanzar. El kit "Slumber Party Barbie" incluía una balanza de baño que marcaba permanentemente 50Kg. “Babysitter Barbie”, por otro lado, llevaba un libro llamado: “Cómo perder peso”, y dentro del libro se indicaba: “No comer”.

Una investigación realizada por Developmental Psychology, una revista académica revisada por pares, reveló que las niñas de tres a ocho años que recibieron la "Barbie original" tenían una autoestima más baja y más problemas de imagen corporal que las niñas que no tenían Barbie. 

¿Esto es inspirar?

¿Esto es inspirar? No, no lo es. Detrás del slogan “Inspirando niñas” se esconde la idea de que las personas podemos todo solas y de manera individual, y se niega la existencia de una desigualdad estructural, que va más allá del deseo individual. Lo que Barbie realizó a lo largo de los años es utilizar el slogan para las ventas sin preocuparse si inspiraba o no a las niñas.

Su acelere de cambio a partir de 2014 se debe a una pérdida continua del mercado (¡gracias a Frozen!). Y la película, que dice que quiere problematizar la vida perfecta de Barbie, tiene un problema de base: si Barbie y Ken tienen una edad similar (en teoría él es 2 años más chico que ella), ¿cómo es que eligieron para su representación a una actriz y actor que se llevan más de 10 años? (obvio que él es más grande). 

Si bien dudo de que la película reconozca los mandatos de género que reforzó a lo largo de los años, veré la película esperando que me sorprenda.

 

Nota gentileza para OHLALÁ!

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Los 4 pasos para mantener el foco en tus metas y dominar tus miedos saboteadores

Los 4 pasos para mantener el foco en tus metas y dominar tus miedos saboteadores


por Fabiana Mejalelaty
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.