Newsletter
Newsletter
 • Opinión

Rubiales le dio un beso en la boca a Jenni Hermoso y tiñó con violencia una fiesta del fútbol femenino

Al entregarse las medallas por el Mundial, Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, le dio un beso en la boca a Jenni Hermoso, una de las jugadoras españolas campeonas. Una reflexión sobre la violencia y la falta de consentimiento.


“No voy a dimitir”: Rubiales se queda en la Federación a pesar del polémico beso a Jenni Hermoso.

“No voy a dimitir”: Rubiales se queda en la Federación a pesar del polémico beso a Jenni Hermoso.



Durante las últimas semanas presenciamos un mundial de fútbol femenino histórico, con 2 millones de personas en los estadios, muy superior a las 500.000 que la FIFA esperaba, y una audiencia televisiva que superó todos los récords: el encuentro entre Australia e Inglaterra fue visto por 11,5 millones personas solo en Australia, lo que lo convirtió en el evento más visto en la historia de la televisión de ese país.

Todas estas semanas seguimos a las jugadoras y sus reclamos por igualdad de condiciones para jugar remuneraciones pero también apoyo para el desarrollo de sus carreras–, y vimos los cuestionamientos ante la ausencia de la FIFA, que delega el fomento del deporte a cada delegación y, en particular, a las propias jugadoras. No solo se les pide que entrenen con lo que tienen, que recauden su propio dinero para asistir a los eventos (como Jamaica), sino que también Gianni Infantino les pidió que sean ellas quienes empujen “las puertas de la FIFA”.

En este contexto, se dio una situación que fue vista por ocho millones de personas, y que nos hace reflexionar sobre todas las barreras y las violencias que sufren las mujeres en la práctica deportiva. 

Cuando se estaban entregando las medallas a las jugadoras españolas, Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, le dio un beso en la boca a Jenni Hermoso, una de las jugadoras. El foco de la discusión es la falta de consentimiento, ya que en ningún momento él le pregunta si quiere ser besada, simplemente la tomó por la cara y lo hizo.

¿Alguien puede invadir el espacio personal de otra persona? No, nadie puede invadir el espacio personal de ninguna persona, no importa si era una fiesta o no.

Lo que nos muestra esta situación es que la violencia hacia las mujeres está tan naturalizada que Rubiales ni se detuvo a pensar que era visto por millones de personas. También se evidenció que una situación de violencia, como este beso, se puede dar sin forcejeo o agresiones, sin embargo, sigue siendo violento.

Por otro lado, las disculpas de Rubiales (¿fueron disculpas?) no alcanzan. El dijo: “Seguramente me he equivocado; fue sin ninguna mala fe”. Esto nos muestra la importancia del cambio de paradigma en relación a la violencia, ya que en el marco del Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo, no importa si la persona tuvo o no intención, el acto sigue siendo violento.

Por otra parte, también tenemos que reflexionar sobre la gravedad de la situación en función de las distintas relaciones de poder: por un lado está el género (no podemos dejar de ver que se da en un deporte en el que la mayoría de las personas en poder y toma de decisión son hombres), y además, hay una relación jerárquica (presidente-federada). Al ser el presidente, tiene el poder de cortarle a ella, y a cualquier jugadora, su carrera. Si ella se queja, podría recibir represalias.

Ahora, si le pasa a Jenni Hermoso, frente a la mirada de millones de personas: ¿qué queda para el resto? Todas las mujeres deberíamos poder transitar por nuestras vidas sin tener el temor de que, en algún momento, un hombre sienta que pueda avanzar sobre nosotras. Sea en la calle, en el subte, en una fiesta, o en nuestro espacio laboral. Ninguna excusa, en ningún lugar.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

El fin de la era Furia en Gran Hermano: ¿cómo quedó la casa de cara a la final?

El fin de la era Furia en Gran Hermano: ¿cómo quedó la casa de cara a la final?


por Fefe Bongiorno
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.