Newsletter
Newsletter
 • SQUAD

Soy mentora de influencers y te comparto 9 consejos para tomar decisiones acertadas para tu negocio

Faby Mejalelaty sostiene que siempre es mejor tomar decisiones en diálogo con alguien. Si no tenés una socia, una mentora de influencers actúa como alguien que ocupa ese lugar para un tema puntual. Acá nos comparte consejos que no fallan.


Faby Mejalelaty, mentora de influencers.

Faby Mejalelaty, mentora de influencers. - Créditos: Gentileza Faby Mejalelaty



Las decisiones son una parte fundamental de la vida. En la vida, las tomamos todo el tiempo, algunas cotidianas y otras que determinan el curso de nuestras vidas, al menos por un tiempo, como la carrera que elegimos, el trabajo que aceptamos o si tenemos o no hijos.  

Como empresarias también tenemos que tomar muchísimas decisiones cotidianas, como qué productos o servicios ofrecer, hasta las decisiones más estratégicas, como cómo crecer el negocio. Las decisiones pueden tener un impacto significativo en el éxito o el fracaso de una empresa.

Tomar estas decisiones en soledad, muchas veces, es difícil. Por eso, tener una mentora de negocios te hace las veces de socia sin ser socia y te permite tomar decisiones habiéndolas analizado en profundidad con otra persona que te permite eliminar sesgos en tu forma de pensar y sentir más confianza.

Sea que tomes decisiones sola o con otros, siempre es importante saber cómo hacerlo para que sean decisiones acertadas para el negocio. En este artículo, te comparto 9 consejos que te van a ayudar siempre a tomar decisiones acertadas para tu negocio:

9 consejos que te van a ayudar siempre en tu negocio

  1. 1

    Definir con claridad tus objetivos:

    ¿Qué querés lograr con tu negocio? ¿Querés aumentar las ventas? ¿Mejorar la rentabilidad? ¿Expandirte a nuevos mercados? ¿Qué resultado esperás que esta estrategia genere para tu vida personal y para tu negocio?

    Una vez que tengas claros tus objetivos, chequeá si las posibles decisiones te acercan o te alejan de lograrlos. Siempre recordá incluir objetivos de negocio y objetivos personales para que las decisiones que tomen sean armónicas con lo que querés para vos.

  2. 2

    Recopilar información:

    Antes de tomar una decisión es importante recopilar toda la información relevante. Esto te ayuda a tener una visión completa de la situación y a tomar una decisión informada.

    La información puede incluir datos financieros, información del mercado, datos de los clientes, y conversaciones con otras personas que hayan tomado decisiones similares para entender el impacto que tendría tomar ese camino.

  3. 3

    Analizar la información y evaluar las alternativas:

    Una vez recopilada la información es momento de analizarla. Te recomiendo hacer una tabla con estas columnas: el resultado que quiero obtener para el negocio, las estrategias posibles para lograrlo, el impacto positivo que puede tener en mi vida personal, el impacto negativo que puede tener en mi vida personal y en la última columna mi evaluación de cada estrategia en base a estos elementos.

    Te muestro un ejemplo:

    Columna 1:  aumentar mis ventas en el exterior
    Columna 2: estrategia posible: ir a ferias en el exterior
    Columna 3: impacto positivo: conocer otras culturas y países en forma directa, visitar los mercados, conocer la competencia, conocer compradores
    Columna 4: impacto negativo: estar lejos de mis hijos que son chicos durante varias semanas
    Columna 5: evaluación del 1 al 10: 5

    Otra alternativa
    Columna 1: aumentar mis ventas en el exterior
    Columna 2: estrategia posible: conseguir un representante para mis productos
    Columna 3: impacto positivo: tener a alguien que activamente se dedique a vender mis productos en el exterior cobrando una comisión por ese servicio
    Columna 4: impacto negativo: menor rentabilidad por la comisión, dificultad para elegir el agente
    Columna 5: evaluación del 1 al 10: 9

  4. 4

    Tomar la decisión:

    Una vez que hayas evaluado las diferentes alternativas, tomá una decisión. Es importante que la decisión sea coherente con tus objetivos y con la información que recopilaste.

    Si tienes dudas, puedes pedir consejo a un asesor o a un mentor.

  5. 5

    Implementar la decisión:

    Una vez que hayas tomado una decisión es hora de implementarla. Esto significa pasar a la acción, seguir los pasos necesarios para llevar a cabo la decisión.

    La implementación de la decisión usualmente requiere recursos, tiempo y esfuerzo.

  6. 6

    Monitorear los resultados:

    Una vez que implementaste la decisión es muy importante monitorear los resultados para saber si la decisión fue acertada.  Desde ya, dale tiempo al proceso de que tu decisión genere resultados. No podemos plantar un árbol e ir al día siguiente a evaluar si creció o no. Casi todas las decisiones requieren de tiempo para funcionar.  

    El monitoreo de los resultados puede incluir el seguimiento de las ventas, la rentabilidad, la satisfacción de los clientes, etc.

  7. 7

    Ser flexible:

    La realidad y nosotros mismos somos dinámicos y cambiantes. Es importante que seas flexible y estés dispuesto a adaptar las decisiones a las nuevas circunstancias.

    Si las circunstancias cambian, reconsiderá tus decisiones con flexibilidad y amorosidad y tomá nuevas medidas si hace falta.

  8. 8

    No tengas miedo de equivocarte:

    Todos cometemos errores. Lo importante es aprender de los errores y no repetirlos.

    Si tomás una decisión que no resulta como esperabas, aprendé de la experiencia. Escribí tu análisis de la situación y tu aprendizaje. No te tortures por el error. Con el diario del lunes, todos podríamos haber decidido algo diferente. Simplemente tomá el aprendizaje y seguí adelante.

  9. 9

    Buscá ayuda:

    Si no estás seguro de cómo tomar una decisión, no dudes en buscar ayuda. Hay muchos recursos disponibles para ayudarte a tomar decisiones acertadas para tu negocio.

Liderar un negocio requiere que podamos decidir, hacer, evaluar, aprender, ajustar y volver a decidir. A veces, el perfeccionismo o el miedo nos hacen demorar la toma de decisiones que son indispensable.

Te invito a que sueltes el miedo. Las decisiones perfectas no existen. Tan sólo existen las decisiones tomadas con un buen proceso, y eso es lo que depende de nosotros.  El resultado, puede ocurrir o no, pero si tomamos la decisión con un buen proceso y el resultado que teníamos como objetivo no ocurre, simplemente volvemos a revisar nuestras premisas y tomamos una decisión diferente.

Los resultados no siempre dependen de nosotros.  El proceso de decisión y el tomar decisiones sí depende de nosotros. Probá con confianza. Todo lo bueno está al otro lado del miedo a equivocarte. Pero equivocarte es LA manera de adquirir experiencia y tomar mejores decisiones. Si te equivocás, simplemente sos humana y estás en movimiento. ¡Felicidades por estar aprendiendo!

Más información de Fabiana Mejalelaty: https://www.alumbralab.com/  

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Detox de placard: 3 claves para tener un guardarropas eficiente

Detox de placard: 3 claves para tener un guardarropas eficiente


por Rona Suk

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.