Newsletter
Newsletter

Qué es el despuerperio y 4 claves para afrontarlo de manera saludable

Después de un período en el que la tarea de madre nos consumió toda nuestra energía, el despuerperio se presenta como la etapa en la que volvemos a ocuparnos de nosotras y procuramos encontrar una nueva identidad.


Qué es el despuerperio y 4 claves para afrontarlo de manera saludable

Qué es el despuerperio y 4 claves para afrontarlo de manera saludable - Créditos: Getty



El puerperio o posparto es una etapa muy importante en la vida de una mujer. Se sabe con certeza cuándo comienza: cuando nace su bebé. Pero no pasa lo mismo con su finalización, ya que para establecer por cuánto tiempo se va a extender se usan varios criterios: mientras que algunos profesionales lo relacionan con los primeros cuarenta días después del parto (la famosa cuarentena), otros lo vinculan con el período que dura la lactancia materna.

Más allá de la caracterización de esta etapa de acuerdo a los cambios físicos y hormonales que tienen lugar, existe una mirada más integral sobre el puerperio, que lo valora como un proceso vital (tanto de la mamá como del bebé), con una duración muy variable y cambiante, de acuerdo a cada caso y a cada familia.

“El despuerperio es un momento único para cada díada mamá-bebé (o bebés, en el caso de que sean más de uno), en el que se abren a una nueva etapa luego de un período de mucho repliegue”, explica Agustina Ramírez Bustos, psicóloga perinatal que coordina la Red Alquimia.

Cuando nace el bebé, lo único prioritario en la vida de la mujer es cuidarlo y preservarlo para garantizar su vida y su buen desarrollo emocional. Los recién nacidos están absolutamente indefensos, por eso dependen de su mamá las 24 horas del día. Esta necesidad genera una conexión casi exclusiva entre ellos, que se va a ir transformando a medida que pase el tiempo. 

Se atraviesan distintos estadíos: no es lo mismo una mujer que tuvo a su bebé hace una semana, que otra que lo tuvo hace 6 meses o un año. “Si bien todas pueden compartir características del puerperio, hay diferentes grados y niveles de intensidad con los que se manifiesta esta etapa”, explica Agustina. 

Pero a medida que el bebé crece, se desarrolla y gana autonomía, la mujer empieza a necesitar ocuparse nuevamente un poco más de sí misma: de sus necesidades y su propio universo (que va a ser muy diferente al que tenía antes de la llegada del bebé). Así, cada madre vuelve a reinventarse con la llegada y el desarrollo de cada hijo. 

Lo que comenzó como una serie de cambios físicos, químicos, hormonales y de ánimo poco a poco se va transformando y convirtiendo en “un proceso en donde la mujer, paulatinamente, va pudiendo integrar esta nueva vida a su mundo y haciéndole un lugar que después le va a permitir retomar sus actividades, intereses y vínculos”, destaca la especialista.

Lo más complejo del despuerperio es que, muchas veces, cuando la mujer quiere retomar y recuperar parte de lo que era su vida, se encuentra con que ni ella, ni su vida, ni el mundo son los mismos. Entonces se da una situación de mucho impacto y de hasta un cierto duelo, ya que se dejan atrás intereses y relaciones afectivas que la obligan a emprender una tarea para redescubrirse.

“El despuerperio viene de la mano con un redescubrimiento y un reencuentro de la mujer con esta nueva faceta de sí misma”, sostiene Agustina Ramírez Bustos.

Despuerperio: 4 claves para transitar ese proceso

No es una tarea fácil, pero la especialista nos brinda una serie de recomendaciones para transitar este proceso de la manera más saludable posible:

  1. 1

    Armar una red de apoyo: rodearse de personas que puedan brindar asistencia en los múltiples desafíos que implica la llegada de un bebé.

  2. 2

    Contar con asistencia para las tareas domésticas y del cuidado de la casa y de los otros niños (si los hubiera).

  3. 3

    Tener pares con quienes poder conversar (para eso son muy útiles las tribus de mujeres y de crianza, en donde se puede hablar de las preocupaciones diarias e intercambiar consejos).

  4. 4

    Considerar la posibilidad de recurrir a la terapia profesional (no hace falta llegar a un estadío de un proceso patológico para buscar un espacio donde poder elaborar todo lo que mueve la llegada de un hijo, que es un montón).

Experta consultada: Agustina Ramírez Bustos. Lic. en Psicología (UBA) con especialización Perinatal y en Crianza. IG: @alquimiaperinatal. Web: www.agustinaramirezbustos.com.

 

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Las mejores frases de Mafalda para valorar la educación

Las mejores frases de Mafalda para valorar la educación


por Cecilia Acuña

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.