Newsletter
Newsletter

Vampiros emocionales: qué son y por qué es clave aprender a cuidarse de ellos

Te contamos cómo identificar a los 'vampiros emocionales' y qué hacer para liberarnos de vínculos tóxicos.


Qué son los vampiros emocionales y cómo identificarlos.

Qué son los vampiros emocionales y cómo identificarlos. - Créditos: Getty



Es muy probable que en algún momento de tu vida te hayas cruzado con una persona que te “chupó la energía”, o que puso por delante su necesidad y su drama obligándote –a través de la culpa o el enojo- a que dejes de lado tus necesidades y pongas toda tu atención y energía en ella. No se trata de escuchar o ayudar a una pareja, una amiga o un familiar en ocasiones, sino de convertirte en presa fácil de un drama que no te pertenece y que no depende de vos la resolución.

De esto conversamos con Ornella Benedetti y Santiago Silberman, psicólogos y fundadores de Red Psi, para comprender cuáles son las características principales de los llamados “vampiros emocionales”.

“Son personas que, consciente o inconscientemente, absorben la energía positiva de aquellos que los rodean, involucrándolos en un torbellino de problemas personales, miedos e historias centradas exclusivamente en ellos. La denominación vampiro proviene de su tendencia a 'alimentarse' de la energía de los demás, dejando tras su paso negatividad y tensión”, explican.

¿Cómo se originan este tipo de conductas?

Las causas son múltiples. Pueden partir de traumas personales no resueltos hasta severas inseguridades y complicaciones psicológicas arraigadas.

En algunos casos, nos cuentan que estas personas “pueden no estar completamente conscientes del efecto destructivo que tienen sobre los demás”. Pero también existen personas que sí manipulan y controlan deliberadamente respondiendo a cuadros patológicos que se denominan “perversión” y “psicopatía”.

“Esta clase de personalidades se caracterizan, en muchos casos, por un narcisismo exacerbado, anteponiendo sus necesidades y deseos por encima de todo, lo que se traduce en una dinámica de relaciones tensas y conflictivas. El drama es una constante, alimentando situaciones de conflicto incluso donde no las hay y utilizando a los demás para su beneficio personal, mediante tácticas manipulativas que incluyen asumir frecuentemente el papel de víctima para atraer simpatía y atención”, detallan.

¿Cómo cortar el vínculo con un vampiro emocional?

La clave, como casi en todas las áreas de la vida, está en fomentar límites claros y saludables. Fácil decirlo, difícil implementarlo… lo sabemos, pero es por ahí. También es fundamental desarrollar una buena comunicación que permita expresar los propios sentimientos y necesidades sin ser atropellado por las demandas de la otra persona.

En este sentido, nos dicen que "es vital entender que las estrategias que emplean (provocar culpa o resentimiento), reflejan sus propias inseguridades y temores, no las de uno. Adquiriendo una comprensión profunda de esta dinámica, se puede evitar caer en el caos que generan, preservando así la propia paz y estabilidad emocional”.

“Todos en algún momento hemos tenido uno cerca, solo que algunas personas las mantienen y las sostienen en su vida y otros, al limitarlas, las alejan. Los vampiros emocionales no se quedan en dónde su drama no tenga un lugar”, agregan.

Un caso clínico que puede ayudarte

Ornella y Santiago recuerdan el caso de dos amigas de la infancia: Valeria y Laura y el paso de la primera por su consultorio.

Según nos cuentan, Laura había desarrollado un patrón de comportamiento bastante preocupante: constantemente monopolizaba las conversaciones, las llevaba siempre hacia sus propios problemas y preocupaciones, y dejaba sin espacio para que Valeria compartiera sus experiencias o sentimientos. Todo se trataba exclusivamente de Laura.

Laura tenía una increíble habilidad para crear dramas y conflictos incluso en situaciones sencillas y cotidianas. Por ejemplo, un comentario casual sobre una serie de televisión, algo del pelo, o de la ropa podría derivar rápidamente en una discusión sobre cómo Valeria ‘nunca tomaba en serio’ las recomendaciones de Laura”.

Con el tiempo, Valeria comenzó a darse cuenta que sentía una una profunda carga emocional cada vez que estaba con ella. Las constantes demandas de atención de su amiga, combinadas con las críticas y manipulaciones de todo tipo, estaban comenzando a tener un impacto serio en sus emociones: Se sentía triste, con baja autoestima, se cuestionaba todo lo que hacía y lo que no.

“Lo más desafiante era que Laura se presentaba como una víctima en todas las situaciones, insistiendo en que el mundo estaba contra ella y utilizando esto como una excusa para justificar su comportamiento egoísta. A Valeria por momentos le daba lástima la posición en la que se ponía su amiga y por eso la sostenía”.

Nunca alcanzaba la ayuda que ella podía ofrecer. En terapia, según cuentan los especialistas, Valeria pudo reconocer los patrones que se reproducían una y otra vez: falta de limites. Valeria se encontró atrapada en un ciclo vicioso ya que quería ayudarla, es decir, responder a su demanda insaciable, pero nunca era suficiente.

La salida apareció en terapia y en un profundo trabajo personal: cortar vínculos con vampiros emocionales requiere de voluntad y determinación. Se necesitan establecer límites de autocuidado personal, limitar el contacto y no asumir la culpa que el vampiro quiere atribuirte.

“Aunque fue un proceso difícil, gradualmente comenzó a tomar distancia, aprendió a decir no y a encontrar formas de evitar ser arrastrada hacia el torbellino emocional del vampiro emocional. Le costó muchísimo, sobre todo al comienzo. Cuando cambiamos de lugar lo doloroso es empezar a ver quiénes se beneficiaban de nuestra anterior posición”, recuerdan.

Síntomas comunes que provocan los vampiros emocionales

  • Agotamiento emocional

  • Frustración y enojo

  • Depresión

  • Ansiedad

  • Aislamiento social

  • Sensación de impotencia

  • Problemas físicos de salud

  • Estado de confusión y dudas

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

5 ideas increíbles para tener citas inolvidables pero cuidando el bolsillo

5 ideas increíbles para tener citas inolvidables pero cuidando el bolsillo

Participé de un trío sexual, no tenía experiencias con otras mujeres y así fue cómo lo viví

Participé de un trío sexual, no tenía experiencias con otras mujeres y así fue cómo lo viví


por Denise Tempone

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.