Newsletter
Newsletter

¿Cómo leer las etiquetas de tus cremas hidratantes?

A veces, las etiquetas de los hidratantes logran marearnos, así que te contamos los beneficios de cada ingrediente para que elijas tu propio skincare


Una guia práctica para saber cómo elegir tu crema. Foto: William Kano

Una guia práctica para saber cómo elegir tu crema. Foto: William Kano



S i ya tenés algún hábito de cuidado de tu piel, quizá quieras profundizar en saber qué ingrediente buscar de acuerdo a lo que hoy tu piel necesita –puede ser más o menos brillo, más tonicidad o simplemente hidratación–. Pero también está el #teamfiaca, que aún no tiene el hábito incorporado y compra cualquier hidratante, pero no lo aplica con la regularidad necesaria. Esta nota es para ambas: tanto si ya te cuidás y querés ser cada vez más específica como si –por el contrario– estás un poco mareada y no sabés por dónde empezar.

VITAMINAS C y A

  • Para qué sirven: la vitamina C ayuda a protegernos contra los efectos de los rayos UV/UVA en sinergia con el protector solar. Si buscamos aclarar manchas en nuestro rostro o disminuir los efectos del fotoenvejecimiento, las cremas o serums con este ingrediente son lo que va. También sirve si querés balancear el tono de tu piel o si la ves demasiado opaca y necesita más brillo. En cambio, si buscás hidratación profunda o tenés la piel escamada, lo ideal es un buen shot de vitamina A, que promueve la regeneración celular y mejora la textura.

  • Cómo y cuándo las uso: la vitamina C podés usarla tanto de día como de noche; si viene en serum, lo ideal es aplicar 3-4 gotas en la palma de la mano, frotar las manos y luego aplicar sobre la cara. Si es crema, una buena medida de referencia es el tamaño de una arveja. Atenti: la vitamina C suele oxidarse con rapidez, por eso hay que estar atenta y dejar de aplicarla si se nota algún cambio en la piel o en el color del producto. La vitamina A podés aplicarla de noche, antes de acostarte, con la piel limpia y seca. Y si la usás de día, va antes del protector solar.

ÁCIDO SALICÍLICO

  • Para qué sirve: es un activo exfoliante que nos ayuda con la limpieza profunda, ya que trabaja abriendo los poros y así reduce la aparición de espinillas, la hinchazón y el enrojecimiento, aporta luminosidad, previene los brotes y puntos negros. Su función es disolver parcial o totalmente la capa córnea de la piel (la más externa). Sus beneficios se ven especialmente en casos con acné y es ideal para las pieles grasas o con poros obstruidos.

  • Cómo y cuándo lo uso: lo podemos usar diariamente en nuestra rutina con geles de limpieza, jabones o emulsiones hidratantes. En tratamientos más intensivos, se puede usar de manera tópica y controlado por algún/a dermatólogo/a para evitar irritación.

ÁCIDO HIALURÓNICO

  • Para qué sirve: es una sustancia que está producida naturalmente por el cuerpo humano y que está en el tejido conectivo de la piel, en cartílagos o tendones. En las fórmulas de cremas hidratantes es un ingrediente estrella que ayuda a tonificar, hidratar, rellenar y tensar nuestra piel. Nos brinda tonicidad para aquellas que queremos ayudar a ralentizar esas arruguitas o líneas de expresión. Podemos encontrarlo en cremas, serums y también en ampollas.

  • Cómo y cuándo lo uso: si usás el formato de ampollas, usalas por la noche y aplicalas sobre la piel con movimientos circulares para una mejor absorción. En nuestra rutina de día, lo ideal es aplicarlo con nuestra crema hidratante, previo al protector solar.

NIACINAMIDA

  • Para qué sirve: es una forma de la vitamina B3 que se extrae de las raíces de las plantas y de la levadura. Como ingrediente en las cremas, es un componente muy usado en tratamientos antiacneicos, porque ayuda a reducir los brotes, reduce la apariencia de los poros, disminuye rojeces, desinflama la zona y aporta luminosidad. Es un sebo regulador y, a su vez, un hidratante, porque aumenta la producción de colágeno y también tiene efectos antioxidantes. ¿Lo bueno? Sirve para tratar todo tipo de biotipos cutáneos.

  • Cómo y cuándo lo uso: si lo usamos un formato serum, podemos aplicarlo por la mañana reemplazando la vitamina C. En cremas o ampollas, es recomendable antes de la vitamina C, luego hidratar nuestra piel con la crema habitual y, por último, aplicar el protector solar. ¡No hay que olvidarnos!

RETINOL

  • Para qué sirve: es el más novedoso, es un derivado de la vitamina A. Existen varios tipos, algunos son más suaves para tratar pieles más sensibles o que recién están empezando a usarlo. Este ingrediente mejora la apariencia de la piel y la suaviza, aumenta la hidratación, previene la hiperqueratinización, nos aporta luminosidad, sirve para tratar acné, líneas de expresión y arrugas.

  • Cómo y cuándo lo uso: si viene en cremas o serums, lo podés usar diariamente, pero si es un producto más concentrado, recomiendan usarlo a la noche al final de la rutina. Atenti: consultá siempre con algún/a dermatólogo/a, porque no está bueno combinarlo con otros activos (como vitamina C, ácido glicólico) y tampoco suele recomendarse para mujeres embarazadas o que estén amamantando.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Bubble bob: así es el corte de pelo tendencia que se adapta a todos los looks

Bubble bob: así es el corte de pelo tendencia que se adapta a todos los looks


por Romina Salusso
Evelyn Botto en la tapa de OHLALÁ! de julio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.