Newsletter
Newsletter

Terapia Bowen: eleva el sistema inmune

Nacida en Australia, esta técnica promueve la lubricación de los tejidos musculares para elevar el sistema inmune. Sólo la aplica una terapeuta en nuestro país. Conocela.




A través de estos masajes, el sistema nervioso envía señales al cerebro que activan el proceso de autosanación

A través de estos masajes, el sistema nervioso envía señales al cerebro que activan el proceso de autosanación


Por Magalí Etcherbarne

El principio esencial de la terapia Bowen es la certeza de que el cuerpo posee una capacidad innata de autocuración. Entiende que cuando estamos en un estado de equilibrio y armonía tanto físico como anímico, nuestro cuerpo está en mejores condiciones de luchar contra infecciones, reparar tejidos dañados, restablecer movimientos y con mucha mayor capacidad de adaptarse al medio ambiente y las influencias externas. Pero, ¿cómo llegar hasta ese estado? La técnica Bowen activa esta capacidad innata a través de precisos toques musculares muy suaves y para nada invasivos que se aplican a músculos, tendones y ligamentos, lo que permite a la estructura corporal comenzar a cambiar y reajustarse. Si bien tiene mucho en común con la osteopatía, en nuestro país, tiene sólo una instructora y terapeuta, pero poco a poco muchos masajistas están comenzando a interesarse y formarse en ella.

De afuera hacia adentro


A través de una secuencia de movimientos suaves de balanceo sobre los músculos y tendones, el sistema nervioso se ve estimulado y envía "señales" al cerebro que activan el proceso de autosanación. La terapia actúa puntualmente sobre las fascias. ¿Qué son? Se trata de los tejidos que rodean los músculos y que, básicamente, nos mantienen erguidas. Se comprobó que cuando existe estrés en el cuerpo, tensión y disfunción, las fascias pierden lubricación, y esto afecta la función muscular y el movimiento. Pero a través de estos movimientos precisos, se hidratan y estimulan la circulación de más líquido en zonas que previamente estaban secas. No se utilizan aceites, cremas ni ningún otro material externo, y es muy suave comparada con otras terapias manuales. Por eso, se la suele recomendar, por ejemplo, como rehabilitación para quienes hayan sufrido algún tipo de accidente o intervención quirúrgica, sobre todo porque recompone la fuerza natural y la armonía necesaria de los músculos después de situaciones de extremo estrés físico.

¿Cómo es una sesión?


No bien llegás, es recomendable contarle a la terapeuta el tipo de dolencias que tenés. Ella te hará una serie de preguntas sobre tus dolores más fuertes o frecuentes y tomando eso como base focalizará el encuentro.
- Se realiza sobre una camilla de masaje tradicional y sin ropa.
- Se comienza por la espalda. Después de cada secuencia de movimientos, se dan importantes pausas: intervalos de 2 a 3 minutos que le permiten a tu cuerpo integrar "la información" que se le acaba de transmitir y acomodarse a ella. De esta forma, se prepara para responder y hacer los cambios necesarios.
- Al final, se aconseja seguir algunos tips. Se recomienda beber suficiente cantidad de agua, caminar entre 10 y 15 minutos al día y no permanecer sentada por períodos de más de 30 minutos durante las primeras 12 horas siguientes a la sesión.

¿Qué dolencias trata?


- Problemas de espalda, cuello, escoliosis. Dolores de cadera, pelvis y desequilibrios.
- Problemas digestivos.
- Esclerosis múltiple.
- Problemas linfáticos y de circulación.
- Problemas respiratorios como el asma ?

La precursora en la Argentina


La historia de cómo llegó la terapia Bowen a nuestro país tiene nombre propio. Se llama Jenny Petridris (la de la foto) y es una australiana que vive en la Argentina desde hace dos años. Vino de paseo y para estudiar tango, pero nuestro país le gustó tanto que decidió quedarse a vivir. En Australia, Jenny trabajaba como masajista en un hospital para mujeres con cáncer, e "Introducción a la Terapia Bowen" había sido parte de su formación sobre rehabilitación en Melbourne. En nuestro país sólo ella la realiza, y cobra $250 la sesión. A un así, recomienda que todos aquellos que quieran tener una aproximación a esta terapia lo hagan a través de la osteopatía, ya que los principios fundamentales son los mismos.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Superalimentos. 5 motivos para comer más arándanos

Superalimentos. 5 motivos para comer más arándanos


por Daniela Chueke Perles
Qué es el ghee, la manteca "saludable"

Cómo se hace. Qué es el ghee, la manteca "saludable"


por Denise Tempone
la técnica natural japonesa que renueva tu piel y logra un efecto lifting

Así es el mensaje Kobido, la técnica natural japonesa que renueva tu piel y logra un efecto lifting


por Ayelén Di Leva
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.