Newsletter
Newsletter

Terapia cuántica: cuáles son los beneficios de esta sanación con el poder de cambiar tu realidad

Nos adentramos al mundo de lo cuántico de la mano de una terapeuta y chamana que, desde hace años, realiza esta práctica. Nos cuenta de qué se trata y cuáles son las técnicas más usuales.


Terapia de reiki, una de las prácticas de la sanación cuántica.

Terapia de reiki, una de las prácticas de la sanación cuántica. - Créditos: Getty



¿Cómo creés que se conectan la sanación y el mundo cuántico? Vamos por partes para adentrarnos a un escenario que parece muy lejano, pero tan solo depende de un cambio en la mirada (o la forma de percibirnos). Para hacer este recorrido conversamos con Guadalupe Soto, terapeuta y chamana. Ella nos introduce al universo de “lo cuántico” desde una perspectiva muy palpable y nos recuerda que lo cuántico viene de la física cuántica y nos habla de la energía.

“Para entender el mundo de lo cuántico tenemos que cambiar la propia percepción que tenemos sobre nuestra existencia y empezar a entender que somos energía. Somos mucho más que materia, que es la forma más densa que toma la energía”, dice.

Somos mucho más que materia

Lo más común es que miremos solo nuestro cuerpo físico, que también es energía -la más densa y por eso se convierte en materia y es visible a nuestros ojos-, pero no deja de ser solo una parte. Todo el resto, eso que no vemos pero que también existe y actúa cotidianamente en nuestra vida reproduciendo programas (formas de actuar, creencias, etc.), también se puede modificar, pero primero para eso hay que lograr acceder y conocer de qué se trata.

“Tenemos muchas capas de energías que van desde lo más denso a lo más sutil. Entonces, cuando nos empezamos a entender desde ese lugar empezamos a ver que nuestra existencia termina siendo algo así como un anclaje de energía en la tierra, marcado por un montón de cosas que le da forma: la esencia del alma (moldea el camino a la experiencia álmica a través del cuerpo), que a su vez trae con ella toda la información del grupo de almas con la que viene trabajando ese ser, la información de su árbol genealógico, e incluso la información de su cultura”.

Co-crear con el universo: ¿cómo es esto?

Muchos especialistas y terapeutas hablan de que somos co-creadores con el universo. ¿Cómo es esto? Según nos cuenta Guadalupe, nuestro cuerpo emite vibraciones que pueden nacer en el campo mental o emocional. A través de estas, se empiezan a activar programas que hacen que enviemos pulsos vibratorios a nuestro universo.

Esas vibraciones son las que van materializando la realidad. Es por esto que, cuando comenzamos a comprender algo del universo cuántico, nos damos cuenta de que somos co-creadores con el universo y ya no víctimas atrapadas en nuestra historia.

 

“Somos energía pulsando determinada información –sea consciente o inconsciente-, y sí tenemos la capacidad para leer esa información y poder elegir de manera consciente que queremos manifestar en nuestra vida”, asegura. Claro que para llegar a eso hay que trabajar mucho en una misma.

Al parecer, la gran clave está en lograr cambiar la forma de mirarnos en relación con la vida y con nuestra historia, adoptando la teoría cuántica de que somos seres energéticos, y así transformando toda nuestra percepción.

“Acá aparece el concepto de sanación cuántica que, en términos sintéticos, propone que sanemos todo lo que somos, y no solo una enfermedad, como estamos acostumbrados a pensar la sanación en nuestra cultura”.

Sesión de sanación cuántica: ¿en qué consiste?

A través de diversas técnicas se empieza a mover la energía de la persona, es decir, a destrabar el campo energético. Se puede destrabar desde una enfermedad, un problema vincular, un patrón que se repite en el árbol genealógico, estrés, fobias, hasta la imposibilidad de concretar proyectos.

En tanto, el cuerpo energético tiene un movimiento constante y, a través de las sesiones lo que se hace es detectar donde esa energía se pudo haber estancado o densificado. Una vez encontrada, a través de diversas técnicas, se busca disolver esas densidades y elevar la frecuencia vibratoria.

“Se lleva a esa energía densa a su punto de equilibrio buscando que el cuerpo se armonice y pueda empezar a sanar y recibir lo que está necesitando: en el caso de enfermedades podría ser la cura a esa enfermedad. En el caso de problemas de vínculos, esa energía empieza a tener resultados en la vida de la persona a partir de que empieza a vibrar de manera armoniosa”, nos cuenta. Un dato: cada uno tiene su propia vibración, sonido y su propio punto de equilibrio. Lo que se busca en cada sesión es sintonizar con el equilibrio de cada persona.

Cuáles son las técnicas más comunes

  • Meditaciones

  • Reiki

  • Flores de Bach

  • Gemoterapia

  • Registros Akáshikos

  • Hay muchas técnicas más. Guadalupe cuenta que suele agregar técnicas sonoras con cuencos tibetanos, Reiki lunar, sanaciones con ángeles y sanaciones chamánicas, entre otras técnicas.

Cómo es una sesión

Está bueno que sepas que tiene una duración aproximada de dos horas. Lo primero que se hace es conversar acerca de para qué hacer la sanación y se establece un fin y una intención: se pone en palabras eso que se busca sanar.

Puede ser cualquier cosa que a la persona le afecte emocionalmente, desde no poder materializar proyectos, vínculos, enfermedades, entre otras.

“Poner en palabra te obliga a hacer consciente que es lo que te está pasando, eso que molesta o que necesitas modificar”, señala la chamana. Luego, se realiza una especie de meditación guiada muy profunda.

 

En el caso de Guadalupe, ella comienza abriendo los registros akáshikos y activando códigos energéticos específicos, según lo que la persona desee sanar. Además, prepara el cuerpo de la persona consultante a través de una meditación con cuencos para que entre en un estado de profunda relajación. De esta forma, se busca bajar las resistencias físicas y energéticas y ayudarla a que se abra a recibir toda la energía que está por ingresar al cuerpo.

Al final de la sesión se deja un ratito para charlar acerca de cómo se sintió la persona y acerca de aquello que vio y movió. “Salen a la luz muchas verdades que muchas veces están muy guardadas, por eso es clave un buen acompañamiento un espacio para poder procesarlo”, apunta Guadalupe.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

El secreto ritual que tenés que hacer el primer domingo del mes para llamar a la abundancia

El secreto ritual que tenés que hacer el primer domingo del mes para llamar a la abundancia


por Geraldine Kraay

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.