Newsletter
Newsletter
 • MI CUERPO

Hormigueo en las manos: ¿por qué nos pasa y cómo resolverlo?

Cada vez es más común este adormecimiento de manos. Suele molestar y preocupar, cuando en realidad es el cuerpo el que está avisando algo que sucede más adentro y afecta al bienestar global. Un recorrido para ver cómo lo resolvemos.


Hormigueo de manos: ¿cómo resolverlo?

Hormigueo de manos: ¿cómo resolverlo? - Créditos: Getty



Se sienten como hormiguitas caminando por las manos, de ahí que se llame sensación de hormigueo. A veces, también se percibe frío en los dedos. El reflejo es moverlos, agitar la mano, apretar, tratando de cortar esa sensación fea y poco natural. ¿Pero a qué se deben esos síntomas en los dedos, palma y dorso de la mano? ¿Cuándo preocuparse? ¿Qué hacer para evitarlo y solucionarlo? Una molestia cada vez más común, que suele provenir de un desequilibrio más profundo.

El entumecimiento u hormigueo en las manos suele deberse a daño, irritación o compresión de los nervios en el brazo y la muñeca. Como indican en la Clínica Mayo, de Minnesota: “Las enfermedades que afectan los nervios periféricos, como la diabetes, también pueden causar entumecimiento. Incluso, es poco común, pero puede ser causado por problemas en el cerebro o la médula espinal, aunque en estos casos hay debilidad o pérdida de función en el brazo o la mano. El entumecimiento por sí solo no suele asociarse a trastornos que ponen en riesgo la vida, como accidentes cerebrovasculares o tumores”.

Primero hay que descartar causas de fondo que pongan en riesgo la vida. Yendo a la causa más común, la alteración de un nervio del brazo, hay técnicas para mitigarlo e indicios para buscar soluciones de base que mejoren la calidad de vida. No solo eliminando el síntoma del hormigueo, sino problemas más globales que generan un malestar diario.

Origen del problema. El músculo escaleno va desde las vértebras cervicales (en el cuello) hasta la primera y segunda costilla (en la parte más alta del pecho) y está compuesto por tres fascículos: el anterior, el medio y el posterior. Entre el anterior y el medio pasa el paquete vasculonervioso que va hacia los brazos. Cuando el escaleno se acorta y contractura (lo cual suele ir acompañado de rectificación cervical), comprime el nervio y da sintomatología. Cuando comprime el nervio radial da sintomatología en los últimos dos dedos, meñique y anular. Cuando comprime el nervio mediano afecta al dedo mayor y cuando afecta al nervio radial a los dedos índice y pulgar.

Marcos Parabúe es kinesiólogo y osteópata y suele recibir muchas de estas consultas. Según él “es una dolencia muchas veces relacionada con posturas laborales de trabajo de oficina. Aunque también el escaleno es un músculo accesorio de la respiración (levanta las costillas en una respiración profunda) y suele sobrecargarse en situaciones de estrés, favoreciendo su acortamiento y la comprensión de los nervios que lo atraviesan”.

Agrega que el origen suele estar en una situación más global: “A su vez es un músculo que participa de la cadena anterior de todo el cuerpo y este conjunto de músculos también se van a cortando. En mi mirada, esto está relacionado con el sistema digestivo y el estrés. Todo lo que le “tirás” de la cabeza al sistema digestivo va generando inflamación, activa un acortamiento entre el ombligo y el cuerpo”.

Parabúe observa que este cuadro comúnmente sucede a partir de los 20, cuando se inicia la etapa laboral y surgen otro tipo de preocupaciones. “En mi caso, de 10 personas con molestia cervical, 4 tienen sintomatología al nivel de las manos”. Agrega que se inicia con sintomatología nerviosa, pero cuando la compresión es muy grande también genera problemas circulatorios.  De esta forma las manos se muestran frías o edematizadas, más aún al amanecer. Muchas personas despiertan con las manos inflamadas.

Para poder solucionar el problema de base, aclara Parabúe, la forma de tratamiento es global. "Si bien masajeás el escaleno, lo aflojás y mejora todo, al rato se vuelve a contracturar si no hacés un tratamiento de la postura”, dice. Pero se pueden realizar esas maniobras paliativas hasta que se soluciona de fondo. El automasaje consiste en: primero, localizar la inserción sobre las costillas, esta se encuentra debajo de la clavícula, donde esta cambia su curvatura, es decir, donde pasa del borde convexo al cóncavo. Allí se aplican los dedos índice y mayor y se realizan rotaciones en sentido horarios, con una presión superficial al principio para luego ir profundizando.

“Es común que esta maniobra genere la misma sintomatología que se está queriendo erradicar”, explica Parabúe. “Ya que se está presionando la zona por donde transcurren los nervios”. Luego debería generar un alivio al relajar el músculo escaleno. También es una forma de confirmar que el origen del problema está en ese músculo. Todo esto no quita que haya que tratar el problema de fondo junto con un profesional. Pero mientras se puede ir avanzando y logrando una mejor calidad de vida. Aunque al final muchos caminos confluyen en el mismo punto: reducir el estrés, aliviar el cuerpo de tensiones, buscar una mayor armonía con el cuerpo.

Amores

Cuatro notas para entrar en el mundo de las relaciones.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Cáncer de piel: mitos y verdades

¿Impacta el uso de las computadoras? Cáncer de piel: mitos y verdades


por Laura Gambale

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.