Newsletter
Newsletter
 • MI CUERPO

Limonada casera: 5 opciones ricas en vitamina C y antioxidantes

La limonada es mucho más que una bebida ácida. Ofrece una serie de beneficios para la salud. Sumergite en el mundo de los cítricos y sorprendete con la versatilidad de esta bebida que no pasa de moda.


Limonada casera: 5 opciones para que te salga riquísima.

Limonada casera: 5 opciones para que te salga riquísima. - Créditos: Getty



La limonada, esa bebida refrescante y ácida que nos suele reconfortar en días calurosos, tiene un origen que se remonta a la antigua civilización egipcia. Hace miles de años, los egipcios descubrieron las cualidades refrescantes y revitalizantes de mezclar agua y jugo de limón. Este brebaje se extendió a través de las rutas comerciales hacia el Mediterráneo y Persia, donde comenzó a adoptar variantes regionales con la adición de azúcar o miel.

Así como saboreamos el batido verde détox, o el batido de frutos rojos: ¡llegó el turno de disfrutar de la limonada!

Ingredientes de la limonada tradicional

La receta tradicional de limonada es simple: agua, jugo de limón fresco y azúcar (o stevia). La mezcla de estos ingredientes crea la refrescante bebida que todos conocemos y amamos. Sin embargo, la versatilidad de la limonada ha llevado a innumerables variaciones. Algunas de las más populares incluyen:

  • Limonada con menta: agregar hojas de menta fresca a la limonada le da un toque refrescante y un aroma agradable.

  • Limonada rosa: la limonada rosa se obtiene añadiendo una pizca de jugo de frutos rojos, como frutillas (y sus beneficios) o frambuesas, que le da un color y sabor únicos.

  • Limonada con lavanda: la lavanda agrega una nota floral y un toque de sofisticación a la limonada.

  • Limonada con pepino: la adición de rodajas de pepino proporciona un toque fresco y un sabor ligeramente terroso.

  • Limonada con jengibre: el jengibre le agrega un toque picante a la limonada, y se dice que tiene propiedades digestivas.

Beneficios de la limonada

La limonada es una fuente rica de vitamina C, un antioxidante que fortalece el sistema inmunológico y ayuda a la absorción de hierro.

También es una bebida alcalina, lo que significa que puede ayudar a equilibrar los niveles de pH en el cuerpo. Además, su sabor cítrico y refrescante puede estimular el apetito y ayudar en la digestión.

Cómo preparar la mejor limonada

Para hacer la mejor limonada, comenzá exprimiendo limones frescos para obtener el jugo más puro. Combiná el jugo con agua y azúcar al gusto (podés ajustar la cantidad de azúcar según tu preferencia de dulzura). Luego, agitá bien hasta que el azúcar se disuelva por completo. Serví con hielo y, si lo deseás, añadí algunas de las variaciones mencionadas anteriormente, como menta o frutos rojos. Una vez que la pruebes, vas a confirmar que no hay nada como la limonada casera y fresca.

Amores

Cuatro notas para entrar en el mundo de las relaciones.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Por qué es clave que ventiles tu casa

Por qué es clave que ventiles tu casa


por Laura Gambale

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.