Newsletter
Newsletter
 • MI CUERPO

Estos son los 15 mitos más comunes sobre la tiroides que deberías desterrar

En su libro ¿Es estrés o tu tiroides?, la endocrinóloga, especialista en nutrición Virginia Busnelli nos saca todas las dudas sobre esta enfermedad


Cuáles son los mitos más frecuentes de tiroides.

Cuáles son los mitos más frecuentes de tiroides. - Créditos: Getty



La salud sufre el fuerte impacto de mitos que provienen de Internet, de la sabiduría popular y del boca a boca, que alteran las verdaderas evidencias científicas. Para contrarrestar ideas erróneas la doctora Virginia Busnelli, endocrinóloga, especialista en nutrición, publicó el libro ¿Es estrés o tu tiroides? (El Ateneo). En uno de los apartados lista los mitos más frecuentes vinculados a la glándula tiroides.

“Uno de los principales objetivos de los profesionales de la salud debe orientarse a educar en cada instancia que tengamos la oportunidad y esta es la mía, por lo que me desafié a desacreditar los mitos creados y, también, a evitar que surjan otros nuevos”, señala en su libro.

A continuación, 15 de los mitos más frecuentes sobre tiroides

  1. 1

    Las enfermedades tiroideas afectan solo a las mujeres. Las enfermedades tiroideas afectan tanto a hombres como a mujeres. Es cierto que tanto la disminución en la función de la glándula (hipotiroidismo), como el aumento de su función (hipertiroidismo) son más frecuentes en la mujer.

  2. 2

    Las enfermedades tiroideas solo afectan a las personas mayores. Las enfermedades de la tiroides pueden afectar a bebés recién nacidos (hipotiroidismo congénito), a niños, adolescentes, adultos y ancianos. Es cierto que el riesgo de padecer de enfermedades de la tiroides aumenta con la edad. Se calcula que el 20% de mujeres mayores de 60 años tiene alguna forma de enfermedad de la tiroides.

  3. 3

    El hipo es el que engorda y el hiper el que adelgaza. Como el metabolismo en pacientes con hipertiroidismo está elevado, muchos pacientes con una tiroides hiperactiva van a manifestar pérdida de peso. Cuanto más severo sea el hipertiroidismo, mayor será la pérdida de peso observada. Como el hipertiroidismo también resulta en aumento del apetito, es posible que algunos pacientes no pierdan peso, y de hecho otros incluso podrán aumentar. Por eso no es tan lineal que los pacientes con hipotiroidismo siempre engorden o los que tienen hipertiroidismo adelgacen.

  4. 4

    Tomar espirulina puede mejorar mis síntomas del hipotiroidismo. La espirulina es un suplemento dietético y de venta libre que se encuentra de moda y muchas personas lo consumen sin indicación médica. El problema para la tiroides es que la espirulina proviene de las algas y posee un alto contenido de yodo. Cuando una glándula funciona de más (hipertiroidismo) o de menos (hipotiroidismo), recibir un exceso de yodo puede perjudicar aún más su función, por lo que no está recomendado su consumo en personas con patologías de tiroides.

  5. 5

    Todas las personas con problemas de tiroides tienen ojos saltones. Los ojos saltones son solo un síntoma de la enfermedad ocular tiroidea, que es más común en el hipertiroidismo (demasiada hormona tiroidea) y en la enfermedad de Graves (una enfermedad autoinmune que ataca la tiroides). Ninguna otra enfermedad tiroidea cursa con ojos saltones.

  6. 6

    Las personas con enfermedades tiroideas deben evitar ciertos alimentos. Este mito probablemente se originó del hecho de que los pacientes, que van a recibir yodo radioactivo como tratamiento para alguna enfermedad de la tiroides, deben evitar el consumo de alimentos ricos en yodo. Las principales fuentes (que deben ser evitadas) incluyen sal fortificada, granos, cereales, leche y otros productos lácteos, carne, pollos, mariscos inclusive pescado, sushi, algas marinas, bebidas con colorantes artificiales rojos/rosados, huevos, melaza, productos con soja, etc.

  7. 7

    Si tenés Hashimoto y sacás el gluten de la alimentación los síntomas que tanto te molestan desaparecen, incluso bajás la cantidad de anticuerpos. Muchos individuos con tiroiditis autoinmunitaria cuyos síntomas no ceden con el tratamiento con levotiroxina y encuentran como solución dejar el gluten mejoran radicalmente su calidad de vida porque padecen probablemente una enfermedad celiaca o una sensibilidad al gluten no celiaca no diagnosticadas, o cualquier otro diagnóstico no porque dejar el gluten baje los anticuerpos antitiroideos o cure el hipotiroidismo. Esto no está científicamente comprobado.

  8. 8

    Existe un método maravilloso que puede controlar los síntomas del hipotiroidismo solo con dieta. La dieta por sí sola no puede regular los problemas de la tiroides. Los medicamentos para la tiroides ayudan a normalizar la producción de hormonas.

  9. 9

    Estoy en la menopausia, siento una pesadez en la cabeza que me nubla la mente, no puedo concentrarme, mi TSH da solo un poco elevado y mi médico me dice que son síntomas comunes de la menopausia por lo que la solución es hacer tratamiento de reemplazo hormonal. La disfunción tiroidea suele presentarse con más frecuencia en esta etapa de la vida de la mujer, por lo que es imprescindible chequear su función sobre todo ante estos síntomas de “niebla mental” tan característicos del hipotiroidismo para comenzar un tratamiento lo más precozmente con hormona tiroidea sin atribuirlo a una situación normal por la edad.

  10. 10

    Siempre que te mediquen con levotiroxina el tratamiento es para siempre. Esto dependerá de conocer exactamente si la causa del hipotiroidismo es permanente o transitoria. La levotiroxina será un tratamiento para tomar de por vida cuando exista el diagnóstico de certeza de que esa glándula tiroidea posee un déficit de producción de la hormona que será permanente como ocurre en los hipotiroidismo provocados por la tiroiditis autoinmune de Hashimoto o en aquellos casos en los cuales se haya extirpado la glándula tiroidea.

  11. 11

    Me cuesta tragar, seguro es mi tiroides. Las molestias a la hora de tragar son un motivo de consulta muy frecuente ya que suele ser considerado como “tengo algo en la tiroides que no me deja tragar”. Es cierto que los nódulos de gran tamaño en la tiroides pueden generar esta dificultad, pero los nódulos que más encontramos en la población son menores de 2 cm, y es muy raro que generen esta sintomatología. Por eso cuando aparecen estas dificultades es muy importante consultar a los especialistas en el tracto digestivo para descartar que no sea una alteración en el esófago y no en la tiroides.

  12. 12

    Todos los nódulos tiroideos son benignos. La prevalencia de nódulos tiroideos en la población general es alta (hasta un 60%, según lo documentado por ecografía de alta resolución), pero muy pocas de estas lesiones resultan finalmente malignas (alrededor del 5%).

  13. 13

    Durante el embarazo se debe hacer solo una determinación de TSH en sangre. Se deben medir las pruebas de función tiroidea aproximadamente cada cuatro semanas durante la primera mitad del embarazo, para asegurarse que la función tiroidea de la mujer sea normal.

  14. 14

    El hipotiroidismo o tiroiditis de Hashimoto aumenta el riesgo frente a la infección por Covid. Las personas inmunodeprimidas tienen un sistema inmunológico más débil y tienen más dificultad para combatir las infecciones. Por eso, se contagian más fácil y tienen complicaciones, no solo por el Covid, sino por cualquier enfermedad. Tener una enfermedad tiroidea autoinmune no significa que una persona esté inmunodeprimida o que no pueda combatir una infección viral.

  15. 15

    Los riesgos de las cirugías de tiroides son muy altos. El riesgo de complicaciones de la cirugía tiroidea suele ser bajo y depende de la experiencia del equipo de cirugía, así como del tamaño del tiroides y la anatomía de cada persona.

Amores

Cuatro notas para entrar en el mundo de las relaciones.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

8 claves para tener oídos sanos

8 claves para tener oídos sanos


por Verónica Dema

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.