Newsletter
Newsletter
 • MI CUERPO

Té verde: para qué sirve y cuáles son sus beneficios para el cerebro

El té verde, una bebida ancestral con raíces en Asia, conquistó el mundo no solo por su sabor refrescante, sino también por sus múltiples beneficios para la salud.




El té verde, una bebida cuyos orígenes se entrelazan con la antigua China y se expanden por Japón, Vietnam y otros países asiáticos, se ha convertido en una verdadera joya en las tazas de personas de todo el mundo. Se deriva de las hojas de la planta Camellia sinensis y es apreciado tanto por su sabor refrescante como por sus innumerables beneficios para la salud, lo que lo convierte en una elección cada vez más popular.

Así como descubrimos, y aprovechamos, los beneficios del té de tilo, el té de cedrón y el té de manzanilla. Llegó el momento del más popular de Asia: el té verde.

El té verde se deriva de las hojas de la planta Camellia sinensis.

El té verde se deriva de las hojas de la planta Camellia sinensis. - Créditos: Getty

El proceso de elaboración del té verde es de vital importancia para preservar sus componentes beneficiosos, especialmente las catequinas, unos poderosos compuestos antioxidantes. Desde la recolección de las hojas hasta su preparación final, cada etapa se debe llevar a cabo con precisión para garantizar la calidad.

Tradicionalmente, se realiza mediante el método de infusión: el agua caliente se vierte con cuidado sobre las hojas de té, permitiendo que sus sabores y aromas se liberen gradualmente. El resultado es una bebida que abarca desde un sabor ligeramente astringente hasta un matiz fresco y vegetal, y su color puede variar desde un verde claro y brillante hasta tonalidades más oscuras y profundas.

Los beneficios del té verde

Los beneficios del té verde para la salud son tan variados como impresionantes. Sus propiedades antioxidantes ayudan a proteger las células del organismo contra los daños causados por los radicales libres, lo que puede contribuir a un proceso de envejecimiento más saludable y a una piel más radiante.

Además, se estableció una fuerte conexión entre el consumo de té verde y la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas, ya que puede ayudar a disminuir los niveles de colesterol LDL (el llamado colesterol "malo") y promover el aumento del colesterol HDL (el "bueno"). 

 

Pero el té verde no solo beneficia al cuerpo, sino también a la mente. Se demostró que las catequinas y otros componentes del té verde mejoran la función cognitiva, lo que puede ayudar a mantener la concentración y la memoria en buen estado a medida que envejecemos.

Para aquellos que buscan mantener un peso saludable, el té verde puede ser un aliado valioso, ya que se observó que promueve la quema de grasas y reduce el apetito, lo que puede facilitar el control del peso.

Contraindicaciones del té verde

No obstante, es importante tener en cuenta que el té verde no es apropiado para todos en todas las circunstancias. Puede interactuar con ciertos medicamentos, como anticoagulantes, medicamentos para la presión arterial y medicamentos cardíacos, por lo que es fundamental consultar a un profesional de la salud antes de incorporarlo regularmente a tu rutina.

Además, el té verde puede aumentar el riesgo de hemorragias, especialmente en personas que ya toman anticoagulantes. Por último, debido a sus posibles efectos adversos durante el embarazo y la lactancia se recomienda precaución y consulta médica antes de su consumo.

En resumen, el té verde es mucho más que una bebida sabrosa: es un aliado valioso para una vida más saludable y equilibrada

Amores

Cuatro notas para entrar en el mundo de las relaciones.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Por qué es clave que ventiles tu casa

Por qué es clave que ventiles tu casa


por Laura Gambale

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.