Newsletter
Newsletter

Qué es el déficit de atención y cómo abordarlo

Consultamos con una experta acerca de los principales signos del Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) y qué podemos hacer al respecto.


Qué es el déficit de atención y cómo abordarlo.

Qué es el déficit de atención y cómo abordarlo. - Créditos: Getty



Concentrarnos en una sola tarea por vez en un mundo que cada vez está más acelerado e interrumpido por la tecnología con estímulos que permanentemente nos invitan a desenfocarnos de lo importante no es tan sencillo. La voluntad es importante, pero muchas veces no es suficiente.

Por supuesto que enfocar el problema y decidir activamente qué tareas voy a realizar en un determinado período de tiempo es necesario y tiene sus beneficios.

Como dice la influencer y columnista de OHLALÁ! Karen Barg, en relación al orden de la casa y a la posibilidad de sostener una determinada tarea, “podemos tener mucha atención o un hiperfoco que nos hace trabajar con mucha precisión y por períodos largos de tiempo: la clave está en que la tarea tenga alguna parte que nos motive”.

Cuando el déficit de atención se traslada a la vida diaria y a diversos escenarios, puede ser un signo de algo más grande y debamos prestar mayor atención. Especialmente, en ciertos rasgos psicológicos desarrollados en la infancia y la adolescencia, ya que es el período de formación más importante de la vida. En estos casos puede que estemos en presencia del Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH).

“Cuando hablamos de TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) decimos que es un trastorno en el neurodesarrollo que afecta la atención, la capacidad de quedarse quietos (son personas muy activas), y el autocontrol (actúan sin pensar en las consecuencias de sus acciones)”, cuenta a OHLALÁ! la psicóloga Florencia Alfie.

Respecto a la intensa relación entre el TDAH y las nuevas tecnologías señala que es “compleja”: por un lado, identifica a las aplicaciones que apuntan a mejorar la organización y planificación, las que “pueden ser útiles y funcionales para resolver las dificultades asociadas al TDAH”. Sin embargo, como contracara, considera que “el uso excesivo de dispositivos electrónicos y la distracción que pueden generar podrían empeorar los síntomas. Es vital encontrar un equilibrio y utilizar las nuevas tecnologías de manera consciente”.

Algunos signos de TDAH

Flor nos cuenta que el TDAH pueden presentarse a través de los siguientes signos, en una o varias áreas al mismo tiempo: 

Falta de atención: la persona se distrae con facilidad y le es muy difícil concentrarse o enfocarse en una tarea. Fantasea mucho. Parecen distraídas, por eso olvidan o pierden sus cosas con frecuencia.

Hiperactividad: se aburren con facilidad, son inquietos y les cuesta quedarse sentados y callados.

Impulsividad:  actúan rápido y sin pensar. Tienen dificultades para esperar su turno, por eso interrumpen, empujan y hacen cosas sin pedir permiso.

Por otro lado, nos cuenta que el TDAH podría ser hereditario, ya que son muchos los niños y niñas que tienen padre o madre o algún pariente cercano con el mismo diagnóstico.

También se cree el TDAH es más frecuente en aquellos que nacieron antes de término, o que tuvieron madres que consumieron drogas o estuvieron expuestas a sustancias tóxicas durante el embarazo.

Ser un poco distraído no es TDAH

Es normal que un niño pequeño se distraiga, sea impulsivo, inquieto o impaciente. La atención, la actividad y el autocontrol se van adquiriendo gradualmente a medida que van creciendo y de la mano de los padres y de la escuela. Pero, cuando no se logra esperar, escuchar o prestar atención de manera reiterativa  es posible que estemos hablando de TDAH", explica la experta. "Siempre se recomiendo la consulta profesional”.

¿En qué consiste el tratamiento? El tratamiento suele incluir en forma combinada psicoterapia y medicamentos. Cuando no se trata, nos advierte que puede ocasionar baja autoestima, fracaso escolar, conflictos familiares y sociales, conductas de riesgo, e incluso depresión.

 

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Qué es el síndrome del ciempiés y cómo saber si lo tenemos

Qué es el síndrome del ciempiés y cómo saber si lo tenemos

Qué es y cómo se diferencia de la depresión

Anhedonia. Qué es y cómo se diferencia de la depresión


por Laura Gambale

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.