Newsletter
Newsletter

Tiempo de ganar: así se creó el icónico vestuario de la serie de HBO Max

La diseñadora de vestuario de Lakers: tiempo de ganar nos cuenta cuales son los desafíos de recrear los momentos más icónicos del equipo en los años setenta y ochenta.


Los Lakers después del triunfo.

Los Lakers después del triunfo. - Créditos: HBO



Lakers: tiempo de ganar nos traslada a finales de la década del setenta, principios de los años ochenta, cuando el famoso equipo de básquetbol de Los Ángeles soñaba con el triunfo de la mano de un novato Magic Johnson (Quincy Isaiah). Aunque la serie de HBO no persigue la exactitud histórica y se decide por la dramatización de muchos de los hechos, cada detalle de la época se deja ver en una minuciosa reconstrucción de la puesta en escena y, sobre todo, en el trabajo de Emma Potter, su diseñadora de vestuario.

Este viaje al pasado deportivo, que entrelaza el día a día de los jugadores, managers y entrenadores con la euforia de las canchas y los fans, es un trabajo descomunal para la vestuarista y su equipo, que echaron mano de todos sus trucos al momento de vestir a los actores y a cientos de extras, muchas veces, recreando momentos icónicos de la cultura popular. ¿Qué es lo más desafiante de este tipo de producción? ¿Qué es lo más divertido? ¿Hay presión de por medio al momento de representar a personajes de la vida real? Todo esto le preguntamos a la diseñadora en una entrevista súper exclusiva.

 

Cada uniforme de la época se creó desde cero.

Cada uniforme de la época se creó desde cero. - Créditos: HBO

¿Cómo es tu proceso de trabajo al momento de encarar un proyecto como éste?

Siempre me gusta empezar desde la investigación. Mientras leo el guion, a menudo, tengo ideas, veo colores o patrones, pero luego me gusta volver atrás y sumergirme en la investigación. Un proyecto como Tiempo de ganar está muy arraigado en eso, así que pude pasar meses revisando diferentes tipos de artículos, entrevistas y fotografías; ese es, para mí, el punto de partida para ver lo que realmente vestían estas personas en ese período de tiempo.

Suelo armar estos grandes collages de imágenes que hacen referencia [al vestuario] desde el comienzo de la temporada hasta el final, en esta segunda entrega, cuatro años después en la línea temporal. Esto me brinda un viaje visual y una especie de marcador de posición antes de empezar a elegir telas, formas o salir a comprar prendas.

En este tipo de producción, ¿hay lugar para tomarse alguna licencia creativa o es más importante la exactitud histórica?

Creo que ambas cosas son posibles. Hay ciertos momentos que capturamos en la serie, por ejemplo, en la primera temporada cuando mostramos al equipo ganando el campeonato, donde nos pareció muy importante acercarnos lo más posible a ese momento real porque está muy bien documentado. Todo el mundo conoce esas imágenes de cuando los Lakers ganaron el campeonato. Pero en otros puntos de esta temporada, donde vemos a los personajes en sus casas o a la gente en los vestuarios, esos son lugares donde podemos divertirnos mucho y, en cierto sentido, tomar una licencia creativa a partir de lo que sabemos sobre el personaje e imaginarnos qué podría estar usando en estas otras situaciones. Para mí resulta muy divertido porque puedo jugar en ambos mundos.

¿Qué fue lo más divertido al crear estos looks de los años setenta y ochenta?

Si pienso específicamente en esta temporada, lo más divertido fue esa transición. O, por ejemplo, las Laker Girls. En la primera entrega las vemos nacer y vemos sus primeros uniformes. Al final de la temporada ya tienen una especie de marca registrada, esta idea de Jerry Buss –interpretado por John C. Reilly– de sumar un aspecto de celebridad al juego y a la NBA, así que pusimos el logo tanto en las chicas como en los jugadores.  

En esta temporada lo más divertido es ir avanzando año a año con cada episodio hasta acercamos a mediados de los ochenta. Hay algunos atuendos que tienen ese look muy específico de la época que no vemos, necesariamente, en muchos de nuestros personajes principales porque no creemos que salgan a comprar ropa para mantenerse al día con las últimas tendencias. Así que, esos conjuntos de baile con colores llamativos y mucho brillo fueron muy divertidos para mí.

La personalidad de cada personaje también se refleja en los vestuarios.

La personalidad de cada personaje también se refleja en los vestuarios.  - Créditos: HBO

¿Y qué fue lo más desafiante?

Creo que es una combinación de la velocidad a la que trabajamos y el volumen de prendas que tenemos que crear a medida que avanzamos, entre 70 y 120 piezas nuevas cada semana. Podés repetir porque cualquiera puede usar los mismos jeans, pero igual hay muchos looks nuevos, ya que cada vez que el equipo va a otra parte, se suma un montón de gente en las oficinas, en los estadios, los extras de fondo… La combinación de todos estos elementos en uno de los partidos de baloncesto, no da entre 700 y 1.200 personajes en el estadio que debemos chequear. Tener un gran equipo de gente increíblemente talentosa y orientada a los detalles es la única forma que encontré para superar todo esto.

¿Los personajes o sus personalidades te ayudan a crear cada uno de los vestuarios?

Creo que sí. Absolutamente. Creo que es una combinación de la investigación, llegar a tener tu propia versión y entender quiénes eran estas personas, cómo se sintieron, y poder apoyarte en el material que inspiró el guion para obtener una visión más profunda, definitivamente me da mi propia perspectiva sobre las cosas. Y luego me pongo a trabajar con los actores, sus personalidades y su aproximación al personaje: cómo John C. Reilly habita en esta versión del Dr. Buss con todos estos matices. Siempre asoma este elemento del actor; siento que lo hace muy especial y que funcione tan bien.

¿Creaste cada una de estas prendas desde cero o tuviste la oportunidad de utilizar piezas reales?

Es una combinación de cosas. Los uniformes de los Lakers y todos los uniformes de básquetbol están hechos desde cero. Tengo un equipo dentro de nuestro equipo que es el único responsable de toda esa investigación y de respetar cada detalle. Al final del día, es un logro sorprendente. Lo mismo ocurre con las chicas Lakers, todos sus vestuarios están hechos a medida. Para nuestros personajes, como el Dr. Buss o Magic Johnson, creo que todo está hecho desde cero, y es para asegurarnos de que podemos usar las piezas, ciertos estilos y formas, también pensando en los dobles [para los partidos de baloncesto y las diferentes acrobacias]. En otros personajes sí pudimos incorporar algunas piezas vintage, como Pat Riley y Jerry West, cuyo vestuario es una combinación realmente genial de trajes y camisas hechos a medida, pero también encontré algunas prendas de punto vintage de Armani o Missoni para que puedan usar. Cuando puedo incorporar algunas piezas existentes o piezas similares que tienen una historia real en el vestuario, siento que le agrega un poco de profundidad.

La prendas vintage también ayudan al momento de recrear una época específica.

La prendas vintage también ayudan al momento de recrear una época específica. - Créditos: HBO

¿Cómo es el proceso para conseguir estas increíbles piezas antiguas?

Es muy divertido. Al comienzo de la segunda temporada, cuando estaba analizando todo lo que teníamos que lograr, decidimos hacer una especie de gran viaje de compras por todos los estados. Hay muchos vendedores increíbles que pudimos visitar en Florida, Nueva York y Filadelfia que rastrean esta hermosa ropa vintage en excelentes condiciones. Simplemente pasamos tiempo con ellos, miramos alrededor y elegimos piezas que sabíamos que podían funcionar.

¿Sentís un peso extra o responsabilidad cuando te toca representar a personas reales?

Gracias por esa pregunta… Creo que es lo más difícil. Ya trabajé con personaje reales un par de veces y siempre recuerdo la primera vez. Me di cuenta de que hay una especie de gravidez en esto de querer representar a las personas de una manera veraz y honesta también a través del vestuario y el personaje. También se trata de encontrar las imperfecciones en la apariencia, así como hacer que se vean realmente geniales. Es un balance, pero también ser capaz de mantener la mente abierta y estar seguro de ser fiel a cómo se ven o son en realidad. Es una tarea muy difícil pero agradable, así que hay un gran peso extra.

¿Dónde la podés ver?

Podés ver las dos temporadas de Lakers: tiempo de ganar en HBO Max, con episodios de estreno cada semana.  

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Netflix: 5 K-dramas increíbles que son ideales para sumarte a la ola coreana

Netflix: 5 K-dramas increíbles que son ideales para sumarte a la ola coreana


por Ro Solavaggione y Sole Venesio
Evelyn Botto en la tapa de OHLALÁ! de julio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.