Newsletter
Newsletter

Esta serie británica de menos de 5 horas es la historia más extraña que vas a ver

¿Puede existir una comedia romántica sin que sus protagonistas se conozcan? Es lo que intenta esta gran serie británica que no vas a poder dejar de mirar.


Jessica Brown Findlay, de Downton Abbey, en una nueva serie británica.

Jessica Brown Findlay, de Downton Abbey, en una nueva serie británica. - Créditos: Paramount+.



Es como la base de cualquier historia romántica: los protagonistas se conocen, la química hace lo suyo, y luego lucharán contra cielo y tierra para estar juntos. Esta serie británica que hoy les recomendamos trata de hacer algo diferente, pero lo más extraño es que le funciona.

The Flatshare, amor a través de post-its

The Flatshare, o Piso para dos, es una comedia romántica bastante inusual. La razón principal para diferenciarse del resto es que la pareja protagónica no se conoce. Esos dos seres que deben enamorarse y sobre los cuales girarán todas las complicaciones posibles para que el amor finalmente triunfe, tienen la complicación extra de que no habitan un mismo espacio. O en realidad sí lo hacen, pero en diferentes tiempos. ¿Complicado? No tanto como parece. Veamos.

La serie sigue a Tiffany y Leon, dos jóvenes que debido a sus precarias situaciones económicas comparten un mismo departamento, pero lo hacen en diferentes horarios: desde las 8 de la noche hasta las 8 de la mañana, el lugar es de Tiffany, desde las 8 de mañana hasta las 8 de la noche, es de Leon. Por sus trabajos (ella escritora en una revista online diurna, él enfermero nocturno) nunca se cruzarán.

Amor a través de post-its, la serie inglesa que deben ver.

Amor a través de post-its, la serie inglesa que deben ver. - Créditos: Paramount+.

Habitan un mismo espacio, comparten las mismas cosas, incluso la única cama que tienen, pero sin poder verse cara a cara. ¿Y cómo surge el amor entre dos personas que no pueden siquiera mirarse? A través de post-its. Las comunicaciones triviales sobre qué lado de la cama usar, quién compra el papel higiénico o quién llama a la inmobiliaria para arreglar una gotera, la hacen a través de notas que se van dejando pegadas en diferentes partes de la casa. Qué, ¿no tienen WhatsApp? Se preguntarán. Sí, pero lo que comienza como una simple nota rápida pasa a ser una atípica forma de comunicarse que comienza a tener cierta magia, porque gracias a esas notas ambos personajes aprovechan para descargar las frustraciones de sus poco felices vidas y, mensajito que va, mensajito que viene, emiezan a conocerse.

The Flatshare sabe, además, encontrar el punto justo para romper esa premisa sin por ello traicionarse. Sin ánimo de spoilear, porque es obvio que en algún momento Tiffani y Leon no podrán con los enredos y se terminarán cruzando, cuando eso ocurra seguirá presente la imposibilidad horaria y será el reloj quien siga poniendo la traba para que el amor florezca entre dos personas que viven a horas diferentes.

¿Quiénes interpretan a la pareja que debe enamorarse?

Tiffany es interpretada por Jessica Brown Findlay, la inolvidable Lady Sibyl que habrá hecho llorar a todo seguidor de Dowton Abbey. Leon es Anthony Welsh, que quizás les suene de Pure, Hanna o The Great. Ambos estuvieron en Black Mirror, pero en episodios diferentes.

La química que logran construir gracias a simples notas escritas a mano, o conversaciones imaginarias entre ellos, es lo que sostiene una trama que nos exige entregarnos a la fantasía, porque, siendo sinceros, muchas cosas se solucionarían con un simple llamado telefónico o un encuentro rápido en el trabajo de alguno de los dos, quienes no viven en diferentes épocas o en países distantes. ¡Pero esto es una comedia romántica y por algo las reglas del género son tan fuertes que han funcionado toda la vida! The Flatshare se vale de ellas para que nos vayamos enamorando de y con esta pareja.

No faltan los clásicos secundarios de esta clase de historias, como el ex insoportable del que Tiffany no logra olvidarse (Bart Edwards), un jefe amenazando con despedirla si sus notas no generan clics (Dustin Demri-Burns), el mejor amigo (Jonah Hauer-King, el nuevo príncipe Eric en el live action de La Sirenita) y hasta la novia intrusiva de él (Klariza Clayton). También, y quizás el más importante, aparece Shaq B. Grant (Gangs of London) como el hermano presidiario de Leon, quien de alguna manera será el encargado de que los mundos de ambos comiencen a unirse.

Así que ya saben, si buscan una historia simple, pero que sabe ganarse corazones gracias a su simpática manera de diferenciarse y dejando completamente de lado el realismo, Piso para dos es la opción indicada: una comedia romántica, con 6 episodios de 45 minutos cada uno, que te dará ganas de abandonar la mensajería del celular para encontrarle el romanticismo a pegar post-its en una heladera.

¿Dónde ver esta serie británica? Está disponible en Paramount+.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Desde su amor a Buenos Aires hasta cómo fue filmar Jaque Mate: nuestra charla con Maggie Civantos

Desde su amor a Buenos Aires hasta cómo fue filmar Jaque Mate: nuestra charla con Maggie Civantos


por Sole Venesio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.