Newsletter
Newsletter

Matilda, el musical: Laurita Fernández es la señorita Miel en esta gran apuesta teatral

El famoso personaje de Roald Dahl llega a la calle Corrientes y charlamos con Laurita Fernández sobre su versión de la señorita Miel.


Laurita Fernández es la señorita Miel de Matilda, el musical.

Laurita Fernández es la señorita Miel de Matilda, el musical. - Créditos: Matilda, el musical



Como dice la mismísima Laurita Fernández, todos –más o menos– conocemos a Matilda, alguna de sus versiones, sus momentos más memorables o los icónicos personajes que la rodean: papá y mamá Wormwood, Tronchatoro (Trunchbull en el original), Bruce Bogtrotter o Miss Honey, la maestra que ve más allá y cree en las enormes habilidades de esta nena superdotada.  

La creación de Roald Dahl saltó por primera vez a la pantalla en la década del noventa protagonizada por Mara Wilson. En 2010, la historia volvió a su ambientación británica original para convertirse en el exitoso musical que lleva más de 12 años presentándose en los escenarios de Londres y otros cuatro en Broadway, acumulando infinidad de premios y espectadores alucinados.

Después de su última versión cinematográfica, cortesía de Netflix, Matilda, el musical llega a Buenos Aires y pudimos entrevistar Laurita Fernández –nuestra señorita Miel– sobre esta gran puesta en escena repleta de chicos y magia.

¿Cuál es la historia?

¿Cómo es nuestra señorita Miel?

¿Cómo es nuestra señorita Miel? - Créditos: Matilda, el musical

Para que no te agarre desprevenido, Matilda, el musical se centra en esta nena súper inteligente y muy especial, enamorada de la lectura y de crear sus propios relatos que la ayudan a escapar de la realidad y de unos padres que la tratan con indiferencia. Cansados de lidiar con las ocurrencias de su hija, los Wormwood (José María Listorti y Fernanda Metilli) deciden enviarla a la escuela dirigida por la despiadada Tronchatoro (Agustín 'Soy Rada' Aristarán), una ex campeona olímpica que odia a todos sus alumnos. Por suerte, Matilda encuentra la comprensión y el cariño de la señorita Miel, y juntas recorren un camino de aventuras, liberación y grandes descubrimientos.

Matilda en Buenos Aires

Laurita Fernández, Agustín "Soy Rada" Aristarán, Fer Metilli y José María Listorti, el elenco a pleno.

Laurita Fernández, Agustín "Soy Rada" Aristarán, Fer Metilli y José María Listorti, el elenco a pleno. - Créditos: Matilda, el musical

El musical dirigido por Ariel del Mastro, que no tiene nada que enviarles a la puestas internacionales, cuenta con 25 actores en escena, increíbles efectos especiales y tres elencos rotativos de nenas y nenes (entre 9 y 12 años) que lo dejan todo en el escenario. Antes de su estreno, hablamos con Laurita sobre las cualidades de su personaje, las exigencias de esta gran apuesta y cómo es compartir cartel con tantos chicos talentosos.   

¿Cómo te llegó la oportunidad de formar parte de Matilda, el musical?

Acá son cuatro productoras que se fusionan para llevar adelante este mega musical. Yo estuve a punto de trabajar con una de ellas. Había audicionado para School of rock, que se iba a hacer hace unos años. Quedé seleccionada, empecé a ensayar y luego se suspendió por la pandemia; pero quedaron esas ganas de hacer algo juntos. Entonces, School of rock se transformó en este hermoso proyecto. Al principio no me quise emocionar, pasaron varios meses, yo estaba haciendo radio y me llama Carlos Rottemberg –uno de los productores– y me dice: “Matilda es un hecho, queremos que seas la maestra Miel”. Y ahí me agarró una emoción impresionante.

Ese mismo día me fui al teatro a conocer a los nenes que estaban audicionando. Me senté en la última fila y pensé “¡Esto va a ser impresionante!” porque, por primera vez, pude palpitar un poquito de lo que después empezamos a vivir en los ensayos.

¿Y qué te atrajo específicamente del personaje de Miel?

Es que yo vi 80 veces la película…. ¿Quién no conoce la historia, quién no escuchó hablar de Matilda y el personaje de la señorita Miel? Es muy difícil no empatizar con algo así y con todo lo que le pasa, con querer que las cosas le salgan bien, que sea valiente y que se quede con Matilda. Es un personaje soñado, de una dulzura muy especial, muy distinta a mí en cuanto a su energía. También es diferente a lo que venía haciendo. En Sugar era mucho más pizpireta y la señorita Miel no lo es. Entonces, había muchas razones por las cuales tirarme de cabeza a participar y hacer este personaje.

Laurita cambia de registro y comparte escena con un montón de chicos talentosos.

Laurita cambia de registro y comparte escena con un montón de chicos talentosos. - Créditos: Matilda, el musical

Viste las versiones anteriores. ¿Eso te condicionó? ¿Las tomaste en cuenta al momento de crear tu propia reimaginación de la señorita Miel?

Vi todo, a mí me gusta ver todo. No es que después quedo presa de cómo lo hizo otra persona. A mí me gusta ver, siento que todo sirve y todo me nutre a la hora de armarlo. Matilda se hace bajo los estándares de Broadway, con la supervisión de ellos, pero tenemos la libertad de movernos en escena, valga la redundancia, con ciertas libertades. Pudimos ablandarlo a nuestra forma [de ser y hablar] y a cómo lo sentimos, a cómo el director nos va guiando según su visión.

Vos participaste en muchas obras para chicos, pero ¿cómo es trabajar con tantos nenes?

Lo único, que ni siquiera es negativo, es que los grandes tuvimos que tener mucho cuidado con el vocabulario cotidiano. Estar muy pendientes de eso y no decir ni media cosa fuera de lugar (risas). Todo lo demás es positivo. [Los chicos] llegaron con todo sabido, se vieron las versiones teatrales, la peli vieja, la peli nueva… Se saben sus diálogos, los míos, los de José María, los de Rada, los de Fer… Nos imitan. Son unos genios. No se compara con nada que haya hecho antes.

Decís que Miel es muy diferente a vos desde la idiosincrasia, la energía… Pero, ¿pudiste sumarle algo de tus propias vivencias o personalidad?

Sí, me siento muy identificada con un montón de cosas, con la conexión que tiene con los chicos. Hay muchas similitudes por ese lado. Las diferencias tienen que ver con la energía o la tonicidad, Miel es mucho más tranquila y eso es lo que, quizás, tuve que trabajar más.  Ella es una persona que no se anima, no es valiente, no se atreve, no se le planta a Tronchatoro… hasta que ve que Matilda sí lo hace. Matilda es como un motor que la lleva a hacer algo por su vida y por la de la nena.

¿Cómo fue la experiencia de formar parte de esta mega producción? ¿La preparación fue más exigente?

Sí, desde que supe que iba a hacer Matilda, me puse a trabajar en las partituras con mi profe de canto de toda la vida. La música es muy especial, muy particular; es una bomba, pero es muy difícil porque, sonoramente, no son las típicas canciones, te van sorprendiendo en el camino. Es un laburo muy minucioso para hacerlas como corresponde. La verdad, fueron muchos meses previos de estar muy metida, más que nada, con las partituras. La gente que las adaptó hizo un trabajo impresionante para mantener el sentido y las notas.

¿Dónde la podés ver?

Matilda, el musical para la próxima temporada (verano 2024) mantendrá los precios. Podés seguir las novedades por Instagram: @Matildaelmusical.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

K-dramas: dónde podés mirar las 2 series coreanas que fueron nominadas a los Emmys


por Sole Venesio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.