Newsletter
Newsletter

María Trusa: fue víctima de abuso sexual infantil y hoy lidera el movimiento #YoDigoNoMás en Nueva York

Creado en Estados Unidos, por la activista, empresaria y escritora dominicana, María Trusa, el movimiento busca concientizar sobre este delito. En una charla íntima, nos cuenta cómo pudo reponerse a su propia experiencia


Marta Trusa es la mujer detrás del movimiento #YoDigoNoMás.

Marta Trusa es la mujer detrás del movimiento #YoDigoNoMás.



“Pandemia silenciosa”, así lo define ella. Es que los números del abuso sexual infantil, en Estados Unidos, donde se originó este movimiento, son alarmantes: “Cada nueve minutos un niño es abusado y se estima que solo el 30% de los casos son los que se reportan”, declara María.

Ella es María Trusa. Una mujer que vivió en carne propia el abuso sexual a la edad de 9 años, entregada por su propio padre, vivió una infancia turbulenta. Hoy devenida en activista, empresaria exitosa, filántropa, escritora, conductora, esposa y madre de tres hijos, alienta a que todas las víctimas de abuso sexual puedan compartir su historia, liberarse y así sanar.

Pero no siempre María fue quien es hoy. Esa mujer fuerte, carismática, contundente, era una vez una jovencita frágil, dolida, traumada. Alentada por sus hijos, María decidió compartir su historia para inspirar a las mujeres hispanas de su país, pero también a las víctimas del mundo entero. “Cuando empecé a contar mi historia me di cuenta de que todos con los que hablaba habían sido víctimas o conocían a alguien que había sido víctima de abuso sexual, y ahí me di cuenta de que estábamos frente a una pandemia silenciosa”, sentencia María.

¿Por qué es importante que se cuente la historia?

Hay que romper esta normalización del abuso sexual. Lo hemos normalizado al habernos callado tanto tiempo y yo decidí contarlo porque cuando se viene de un trauma así, uno no sabe de lo que es capaz de hacer. Se afecta una parte del cerebro y por eso es tan común que las personas que fueron abusadas abusen en el futuro. Por eso, me parecía muy importante contar mi historia y crear este movimiento para quien esté en una situación así, busque ayuda.

¿En qué te modificó empezar a compartir tu historia?, ¿cómo te cambió?

Luego de contar mi historia dejé de juzgarme y aprendí a amarme. Me tomó mucho tiempo. Yo no me quería, pero hice un proceso y ya no me juzgo. Me di cuenta de que necesitaba crear una nueva personalidad, para crear una nueva realidad. Y eso toma tiempo. Pero hay que hacerlo diariamente y creo que así es posible pasar de víctima a creador. Y al hacerlo empecé este movimiento que tiene como objetivo romper las cadenas del abuso sexual y educar para prevenir.

¿Cómo hiciste tu proceso de sanación? ¿Cómo lograste salir de ese lugar de víctima?

Algún día tenés que decidir “no más”. A veces el proceso se hace muy difícil hasta que llega ese momento en que decís ya basta, ya no más al pasado, el pasado no me define. Y para mi empezó con algo muy fuerte y triste, algo de lo que no me siento orgullosa. Cuando nació mi primer hijo, Franco, yo no lograba conectarme, sentía que no lo quería. Era muy joven y tenía un esposo abusivo. Cuando él nació, mi trauma infantil volvió y se me puso enfrente. Una noche, el bebé no dormía, yo estaba agotada de trabajar, ocuparme de la casa, y del bebé, sin ningún tipo de ayuda, y el bebé lloraba sin parar. Lo tomé entre mis brazos, lo sacudí y lo tiré a la cama como si fuese una basura. Mi hijo terminó cayéndose al suelo. Ahí fue cuando dije ya no más. Ahí fue que empecé mi proceso de sanación.

Esta historia se la conté a mi hijo. Cuando se la relaté, Franco lloró como un niño. Estas heridas están con uno el resto de su vida. Y ahora, con 38 años, es un hombre maravilloso, mi confidente, mi mejor amigo.

¿Cuál es el próximo paso con el movimiento #YoDigoNoMás?

Vamos a llevar un programa a las escuelas para educar y dar recursos a los niños. Pero siempre la idea es educar a todos, cambiar las normas sociales que alimentan esta pandemia silenciosa. Por ejemplo, los niños pueden sentarse en las piernas de cualquier adulto y eso está visto como algo natural, cuando en realidad no lo es. O si un adulto quiere darle un beso y un abrazo y el niño no quiere, muchas veces los padres quieren forzarlo, porque creen que eso es lo correcto. Hay mucho que cambiar y los padres deben educarse sobre cómo proteger a sus hijos

5 consejos para prevenir el abuso sexual por el movimiento #YoDigoNoMas

Estar atentos a las conductas y cambios de comportamiento de niñxs y adolescentes puede ser la clave para prevenir que un menor de edad se convierta en una víctima de abuso sexual. Presta atención a los siguientes consejos:

  • Enseñar al niñx las partes del cuerpo. Desde temprana edad es preciso que los niñxs conozcan su cuerpo, aquellas partes que son privadas y que nadie debe ver o tocar en ninguna circunstancia. De este modo, el niñx no caerá en los engaños o manipulaciones que con frecuencia suelen usar los perpetradores de abuso sexual.

  • Enseñar al niñx a establecer límites. Por mucho tiempo se ha dado a entender que los niñxs por su corta edad e inexperiencia no deben tomar ciertas decisiones; no obstante, en lo que respecta a su cuerpo, es importante que ellos sepan que pueden decidir sobre su cuerpo y que cuando algo les genere una sensación de incomodidad, ellos pueden decir NO, aunque la persona que esté buscando ese contacto con ellos sea un adulto o alguien “de confianza”.

  • Propiciar un ambiente de confianza y diálogo. Es importante que los niñxs o adolescentes sientan que pueden confiar en sus padres y dialogar con ellos en el momento en que se sientan en una situación de riesgo. Así mismo, deben tener muy claro que ante cualquier tipo de abuso o agresión deben buscar el apoyo de un adulto de confianza.

  • Saber con quién está y qué hace el menor. Es importante tener conocimiento de dónde y con quién está el niñx o adolescente, así como evitar que el menor de edad comparta demasiado tiempo a solas con un adulto, pese a que sea “conocido”.

  • No permitir que el niñx use Internet sin supervisión. Establecer límites y emplear la tecnología para generar un entorno seguro es esencial cuando el menor esté navegando en Internet y haciendo uso de las redes sociales.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Kaizen: el método japonés que te ayuda a conseguir lo que te propongas

Kaizen: el método japonés que te ayuda a conseguir lo que te propongas


 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.