Newsletter
Newsletter

Uruguay en Semana Santa: 5 destinos alternativos para conocer

Además de los lugares elegidos de siempre, ya clásicos para visitar, te acercamos una variedad de rincones increíbles que seguramente desconocés: parques termales, sierras, cerros, pueblos encantadores; ¡buen viaje!


Termas de San Nicanor, en Salto, Uruguay

Termas de San Nicanor, en Salto, Uruguay



Llega Semana Santa y, con ella, unos días que suelen aprovecharse para una escapada. Si pensamos en Uruguay, pareciera que los clásicos destinos elegidos por los argentinos son Montevideo, Colonia y Punta del Este. Sin embargo, Uruguay ofrece una variedad de rincones turísticos alternativos con increíbles paisajes e historias: parques termales, sierras y cerros, pueblos con encanto propio y delicias culinarias, monumentos, enigmáticos edificios y obras arquitectónicas reconocidas internacionalmente.
Si te gusta la aventura y las curiosidades, acá te dejamos 5 opciones bien distintas para planear una escapa en Semana Santa del otro lado del río y adentrarte en el territorio uruguayo de otra manera.

1. Villa Serrana

Con un aire a nuestras sierras cordobesas, Villa Serrana es un paraíso escondido entre los arroyos Penitente y Marmarajá, a dos horas y media de Montevideo. Fue diseñada y construida en 1945 por el reconocido arquitecto uruguayo Julio Vilamajó, como una pequeña villa de descanso al estilo europeo: callecitas sin asfalto, cabañas desperdigadas por el monte, un restaurante construido en la altura, un pintoresco embalse rodeado de árboles nativos y un lago con área de picnic.
Pasar unos días en Villa Serrana es desconexión y tranquilidad asegurada. Recomendamos almorzar en el emblemático Ventorrillo de la Buena Vista, un restaurante con vistas panorámica a la sierra, cuyo edificio —también obra de Vilamajó— fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1979. “Ventorrillo” significa «bodegón o casa de comidas en las afueras de una población». Después, se puede ir a conocer el Salto del Penitente, una cascada o «salto» de agua de más de 60 metros de altura que forma lagunas de agua cristalina donde si hace calor es ideal para darse un chapuzón. Otro salto muy especial para ir a explorar es el Baño de la India, con una piscina natural a la que se llega por caminos con espesa vegetación.
Villa Serrana, Uriguay

Villa Serrana, Uriguay

Por esa zona, hay otra recomendación gastronómica: La Mía Cucina. Un encantador restó de comida vegetariana y ayurvédica, donde se destacan las pastas caseras y las pizzas, todo hecho con productos locales. A la hora del mate, visitar la vistosa represa Stewart Vargas, ícono de Villa Serrana, y merendar a la orilla del lago. La capilla de Nuestra Señora del Lourdes y el Octógono Om Shanti son dos lugares muy bonitos y energéticos, que también pueden sumarse al recorrido.
Para hospedarse, el sitio web Portal de Villa Serrana tiene una variedad de cabañas en alquiler, y si se busca una opción tipo hotel, la posada Mesón de las Cañas es hermosa e ideal. Se puede hacer trekking, cabalgatas y mountain bike. Villa Serrana es el destino perfecto para quienes quieran escuchar el canto de los pájaros por la mañana, salir de excursión durante el día y prender un fuego por la noche, tirar algo a la parrilla y mirar las estrellas.
Links de interés:
Cómo llegar a Villa Serrana
Si cruzás en barco a Colonia, son 4 horas y veinte por Ruta 1 y 102, 8. Si cruzás a Montevideo son 2 hojas y media, por Ruta 101 y 8.
Si querés hacer todo por ruta desde Buenos Aires, son un poco más de 9 horas por Ruta 9, 12, 14, 20, 136, cruzar el Puente Internacional “Libertador General San Martín” (Fray Bentos - Gualeguaychú), Ruta 2, 12, 23, 11 y 8.

2. Piriápolis

Entre las sierras y el mar, Piriápolis es uno de los balnearios más particulares de Sudamérica. El nombre sale de su mentor, el empresario y alquimista uruguayo Francisco Piria, quien según se dice diseñó el plano de la ciudad inspirado en las leyes de la alquimia y construyó un gran castillo en 1894, que hoy es un museo imperdible y lleno de historia.
A la izquierda de la ciudad, se alza el Cerro San Antonio, de 130 metros de altura, el cual se puede subir a pie, en auto o aerosilla. Las vista panorámicas desde la cima son asombrosas y además de contemplar el paisaje, se puede visitar la pequeña capilla de San Antonio y una hermosa imagen Stella Maris, la virgen de los pescadores, obra de un artista milanés, traída de Italia.
Cerro Pan de Azúcar, en Piriápolis, Uruguay

Cerro Pan de Azúcar, en Piriápolis, Uruguay

Un lindo recorrido para hacer con el auto es ir a conocer el Castillo Pitamiglio, construido por el arquitecto y alquimista Humberto Pittamiglio en 1956, con su imponente estilo medieval y un gran jardín, sobre la ruta 71, en Las Flores. Y después, salir a la costa e ir bordeando el mar en dirección a Punta del Este. En el camino, se pasa por balnearios más chicos, con playas amplias y tranquilas, como Playa Verde, Playa Hermosa, Playa Grande, San Francisco, Punta Colorada y Punta Negra. Ideales para frenar y bajar a tomar unos mates mirando el agua.
Si querés parar a comer algo en esta ruta, te recomendamos El Beril y el clásico Puertito de Don Anselmo, ambos con vistas privilegiadas al océano, en Piriápolis; para cosas ricas y al paso, Antojos, en Punta Colorada; y Casa del Bosque Cervecería y El Jardín, rodeados de naturaleza, en Punta Negra.
Si se toma la ruta 37, en menos de 20 minutos se llega al Cerro Pan de Azúcar, uno de los más altos del país. Mide 389 metros. En su cima, desde el pie del cerro, se puede ver una cruz de cemento, que parece de no más de 2 metros. Pero cuando se sube, se descubre que la cruz —diseñada en 1933 por el arquitecto Guillermo A. O´Shanahan, el artista José Luis Zorrilla de San Martín y el padre Engels Walters— sorprendentemente es de 35 metros de altura. Y como en un faro, se puede entrar y subir hasta sus “brazos” y contemplar el paisaje desde la altura. También se puede visitar la Reserva de Fauna autóctona, reconocida a nivel mundial por su trabajo con animales en vías de extinción.
Para hospedarse hay más de una opción. El icónico Hotel Argentino, ideado por Francisco Piria, bajo el universo de la alquimia. Un hotel que abrió sus puertas en 1930 y se dice que su obra arquitectónica es una de las más grandes de Sudamérica. Tiene spa y casino, y fue la locación de la película de culto uruguaya, Whisky. Otro hotel con historia es el Hotel Colón, construido por Arturo Piria, hijo de Francisco, en 1910, que se encuentra frente al mar, a pasos del puerto, con un estilo renacentista-medieval que se lleva todas las miradas. Si no, una opción interesante puede ser alquilar una casita de estilo mediterráneo en la falda del cerro San Antonio con vista al mar y al puerto, idénticas a las casitas blancas de las islas griegas.
Cómo llegar a Piriápolis y Pan de Azúcar
Si cruzás en barco a Colonia, son 4 horas por Ruta 1 y 102, Ruta Interbalnearia, 9, 71 y 10. Si cruzás a Montevideo es una hora y 40, por Ruta 101, Ruta Interbalnearia, 9, 71 y 10.
Si querés hacer todo por ruta desde Buenos Aires, son 10 horas por Ruta 9, 12, 14, 20, 136, cruzar el Puente Internacional “Libertador General San Martín” (Fray Bentos - Gualeguaychú). Acá recomendamos en vez de ir directo, desviarse para almorzar en Colonia Sacramento, y desde ahí seguir por Ruta 1 y 102, Ruta Interbalnearia, 9, 71 y 10. El camino es más lineal y bonito.

3. Atlántida

A una hora y 40 minutos de Montevideo, Atlántida es un balneario atípico y pintoresco, con varias curiosidades. Una de ellas es su llamativa estética arquitectónica, que se compone de un mix de casonas y chalets de principio del siglo pasado, edificios Art Deco similares a los de Miami—por este motivo sirvió de locación para la serie estadounidense Miami Vice, en 2005— y una costanera arbolada con vistas a una playa arena blanca y fina.
Caminar bordeando la costa puede ser un paseo ideal para ir tomando mate, como acostumbran a hacer los uruguayos, y deleitándose con unos bizcochos de jamón o molinillos de crema de la panadería Baipá, en Gral. Artigas & Calle 26, por lejos la mejor de la zona.
En la caminata recomendamos detenerse en el Edificio Planeta, una joya de arquitectura Art Decó, con forma de barco, hecho en 1937. Su mentor fue Natalio Michellizzi, un empresario italiano radicado en Buenos Aires, que en 1935 llegó a Atlántida, se enamoró del lugar y comenzó a impulsar el balneario a través de obras. Este ecléctico edifico de estilo náutico funcionó como uno de los primeros hoteles de lujo de la zona y contaba con servicios privilegiados para la época, como baños privados, agua caliente, calefacción. Además Michellizzi, abrió un casino y una discoteca, donde traía orquestas de jazz y tango de Buenos Aires.
Otra rareza de Atlántida es “El Águila”, también obra de Michellizzi. Situada al oeste sobre la playa Villa Argentina, esta enigmática y llamativa construcción con forma de cabeza de águila tiene un sinfín de mitos y leyendas a su alrededor. Se dice que primero iba a ser una capilla al borde del acantilado, pero terminó siendo una estructura de piedra con cabeza de águila y cuerpo de delfín, llamada “La quimera”. “Una casa con forma de águila para pensar y leer, simplemente”, así la definía su autor. Pero Michellizzi murió joven y la historia que sigue es leyenda. Algunos dicen que “El Águila fue un búnker de espías nazis, otros dicen que es un “centro de energía cósmica”.
Otro ícono arquitectónico de Atlántida es la Parroquia del Cristo Obrero, con una exótica forma ondulada, de ladrillos a la vista, sin columnas ni vigas, y una torre de 15 metros de altura con paredes caladas. Esta iglesia fue diseñada y construida por el reconocido arquitecto uruguayo Eladio Dieste y tiene su réplica exacta en España, hecha en 1998: La Sagrada Familia, en Torrejón de Ardoz. La Parroquia del Cristo Obrero forma parte del patrimonio histórico nacional de Uruguay, y es una pieza de estudio arquitectónico internacional.
Para descansar y hospedarse en Atlántida recomendamos la Posada & Restaurante Santoral, ubicada frente al mar, sobre la Rambla Mansa esquina República Argentina, en un encantador chalet de 1920, nombrado patrimonio nacional.
Links de interés:
Panadería Baipá: https://baipadeatlantida.com
Cómo llegar a Atlántida
Si cruzás en barco a Colonia, son 4 horas por Ruta 1 y 102, Ruta Interbalnearia. Si cruzás a Montevideo es una hora y 40, por Ruta 101, Ruta Interbalnearia.
Si querés hacer todo por ruta desde Buenos Aires, son 9 horas por Ruta 9, 12, 14, 20, 136, cruzar el Puente Internacional “Libertador General San Martín” (Fray Bentos - Gualeguaychú). Acá recomendamos en vez de ir directo, desviarse para almorzar en Colonia Sacramento, y desde ahí seguir por Ruta 1 y 102, Ruta Interbalnearia. El camino es más lineal y bonito.

4. Pueblo Edén

Menos, es más. Así dice el dicho y esa quizás sea razón de por qué quienes conocen Pueblo Edén se enamoran y se quieren quedar a vivir. Pueblo, pueblito encantador con una gran plaza central, una escuela, la Capilla San Isidro Labrador y un puñado de lugares mágicos para degustar delicias caseras, dulces y saladas.
Queda a dos horas de Montevideo y 45 min de Punta del Este, y se llega por la panorámica ruta 12. Al llegar, unos pequeños carteles de madera te reciben con mensajes como: “Este es un pueblo tranquilo”, “Andá despacio, no vueles”, “Aquí nos tomamos la vida con mucha calma. Disfrute del lugar”. Este destino es ideal si querés tomarte unos días de descanso, sincronizarte con el ritmo de campo y respirar el aire puro de la sierra. En la entrada al pueblo, se puede parar en el almacén San Isidro y disfrutar de un almuerzo de campo.
La casita de Chocolate, en Pueblo Edén, Uruguay

La casita de Chocolate, en Pueblo Edén, Uruguay

Imperdibles La casita de Chocolate, una pintoresca casa de té con los mejores dulces de la zona y la casa de comidas casera, La Posta de Vaimaca, conocida por sus corderos y grapas artesanales. Otro lugarcito muy recomendado para comer es el gran jardín de Espacio Pausa, donde las pastas y los postres como el flan casero son inolvidables. A las afueras de Pueblo Edén, está la bodega Viña Edén donde ser puede ir de visita y hacer una degustación de vinos o un picnic entre los viñedos. Y un poco más para adentro, Sacromonte, una bodega-hotel de lujo en el medio de las sierras de Carapé, donde los fines de semana hacen asados comunitarios en la terraza del Cerro Grande. Vale la pena ir a conocerlo. Como hospedaje recomendamos Haras Las Tordillas Hotel Boutique y El Edén Total Casas de Campo. Y dos recomendaciones más gastronómicas, si salir a rutear por la zona: Café Bucaré y la Cantina Mataojo.
Link de interés
Cómo llegar a Pueblo Edén
Si cruzás en barco a Colonia, son 4 horas por Ruta 1 y 102, 8, 9 y 12. Si cruzás a Montevideo son 2 horas, por Ruta 101, Ruta Interbalnearia, Ruta 9 y 12.
Si querés hacer todo por ruta desde Buenos Aires, son 10 horas por Ruta 9, 12, 14, 20, 136, cruzar el Puente Internacional “Libertador General San Martín” (Fray Bentos - Gualeguaychú) y seguir por ruta 2, ruta 12, 23, 11, 62, 11, 8, 9 y 12.
Si estás Punta del Este y te querés hacer una escapada, está a 45 minutos por Ruta 9 y 12.

5. Salto

Situada al noroeste del país, Salto es la ciudad de varias cosas. La ciudad de las termas, de las naranjas, de la gruta del Padre Pío, y para los amantes de la vida en otros planetas, un punto energético y de avistamientos de OVNIs. También es la cuna de grandes deportistas uruguayos como Luis Suárez y Edinson Cavani. Por todo eso, y por la belleza de su paisaje, es un destino imperdible si querés cambiar de aire en Semana Santa.
Si te atraen las termas, hay para todos los gustos. Están las del Daymán, a menos de 20 minutos por Ruta 3 de la ciudad de Salto, donde hay más de 50 hoteles y un parque acuático. Te recomendamos el Aguasol Apart Hotel, y más hacia las afueras, Los Naranjos Hotel Termal. Estas termas son las más turísticas.
Siguiendo la Ruta 3, hay un paseo ideal para los amantes del misticismo: ir a visitar la gruta del Padre Pio, la cual recibe gran cantidad de creyentes de todas partes del país. Y visitar también, la Estancia La Aurora, que curiosamente queda enfrente y es conocida por los avistamientos de OVNI. Hay leyendas que dicen que desapareció un ombú y aparecieron vacas calcinadas, entre otras demostraciones extraordinarias.
Si se sigue por la carretera del Padre Pío, 16 km camino adentro, hay unas termas menos masivas y muy especiales, con hospedaje. Esta es nuestra súper recomendación de Salto: la “Estancia San Nicanor”. Un casco antiguo con un aljibe y una hermosa y silenciosa piscina termal. También hay un lago y un bosque, que si se explora, se descubren dos piscinas de aguas termales más. Lo bueno de estas termas es que están muy en contacto con la naturaleza: hay vacas, ñandúes alrededor de las termas y el resto es todo campo.
Más hacia el norte, vale la pena ir a conocer el Puente Internacional Salto Grande que une Concordia-Argentina con Salto-Uruguay, y la Represa Salto Grande, una obra titánica, que según dicen es una de las represa y central hidroeléctrica más grandes de América Latina. Las vistas del embalse y el lago son inolvidables: a un lado, el agua está a un metro de distancia y, al otro lado, hay 200 metros de precipicio. Por la zona, también se puede visitar el Parque Acuático Salto Grande y Hotel Horacio Quiroga, un resort termal, a la orilla del Río Uruguay, que puede ser una buena opción para hospedarse.
Por otro lado, están las termas del Arapey, que quedan a unos 70 km de Salto y son un complejo más grande, con casas para alquilar y hoteles de lujo, como el Arapey Thermal Resort & Spa y el Altos del Arapey Club de Golf, Spa & Hotel Termal, hoteles 5 estrellas, modalidad all inclusive.
En Salto ciudad recomendamos caminar por la principal, calle Uruguay, que baja hacia el río, y frenar en el histórico Ex-Hotel Concordia, donde se alojó Carlos Gardel 1933, y se hizo un museo en su nombre. Al llegar a la costanera, aconsejamos doblar a la derecha, y recorrer la costanera norte, donde los domingos es muy característico ir a tomar mate y disfrutar del hipnótico río Uruguay. Por último, darse una vuelta por el Museo del reconocido escritor uruguayo Horacio Quiroga.
Links de interés:
Cómo llegar a Salto
A 5 horas y media de Buenos Aires por Ruta 9, 6, 12, 14, 135 -se cruza el Puente Internacional Paysandú - Colón y se llega por Ruta 3.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Tiene ese qué sé yo: la ciudad argentina elegida entre las más instagrameables

Tiene ese qué sé yo: la ciudad argentina elegida entre las más instagrameables


por Cristian Phoyú
La pasión de Cristo: dónde podés ver la icónica película de Mel Gibson

La pasión de Cristo: dónde podés ver la icónica película de Mel Gibson


por Sole Venesio
Semana Santa: el secreto para hacer las mejores empanadas de vigilia

Semana Santa: el secreto para hacer las mejores empanadas de vigilia


por Redacción OHLALÁ!
Semana Santa: 5 planes originales para disfrutar el finde XXL en Capital y GBA

Semana Santa: 5 planes originales para disfrutar el finde XXL en Capital y GBA


por Euge Castagnino
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.