Newsletter
Newsletter
 • Historias

Dejó su trabajo de oficina: hoy se dedica a la gastronomía y difunde la cocina de aprovechamiento

Sol Laje era empleada administrativa y decidió dejar su trabajo de oficina para proponer una nueva manera de cocinar


Sol Laje propone una nueva manera de pensar cómo cocinamos

Sol Laje propone una nueva manera de pensar cómo cocinamos



Sol Laje es la representación del verbo transformar. Se transformó a ella misma y a su proyecto de vida, el cual hoy está arraigado al desarrollo de un término que acuñó y convirtió en manifiesto: la cocina circular.

Seguramente, como le pasó a ella, alguna vez escuchaste hablar de economía circular. Entusiasmada por ver el ciclo de producción y consumo como un flujo continuo donde los residuos pueden ser insumos y por un cambio personal que le hizo tomar conciencia de que el impacto que tiene lo que comemos está íntimamente ligado a nuestra salud y disfrute, Sol comenzó a usar la creatividad al máximo para utilizar cada parte de los alimentos que consume y se volcó hacia la cocina de aprovechamiento.

En la búsqueda constante de impulsar hábitos que podamos incorporar en nuestra vida diaria y que generen un impacto positivo, nos sentamos a charla con ella para que pueda contarnos de qué se trata este nuevo concepto.

En los últimos tiempos me propuse cambiar la mirada: lo que vemos como comida lo tratamos como comida. Y desde ese punto de partida podemos utilizar todo: nada es un desperdicio.

Sol Laje

Cocina Circular. Un nuevo y sustentable abordaje en la cocina.

Cocina Circular. Un nuevo y sustentable abordaje en la cocina. - Créditos: Sol Laje

¿Cómo podés explicar qué es la cocina circular?

Creo que nace cuando empecé a cocinar en vivo por Instagram y a usar el término cocina circular de manera muy intuitiva, haciendo foco en la cocina de aprovechamiento.

Aunque siempre cocinó y se interesó en la alimentación, en los últimos tiempos se propuso cambiar la mirada: aquello que vemos como comida lo tratamos como comida. Y desde ese punto de partida, pensó Sol, podemos utilizar todo: nada es un desperdicio.

Ahí es donde el adjetivo circular, que estaba asociado a la economía, se metió en la cocina: usando partes de las plantas que históricamente se desecharon y transformándolas en algo rico. En su cuenta de instagram también empezó a hablar de las distintas dimensiones de la alimentación: cultura, disfrute, ecología, nutrición y lo que comemos como forma de activismo. Y lo piensa como un concepto que integra todo lo que influye en la acción de comer y que le da sentido a la cocina. Así fue que el año pasado escribió el Manifiesto de Cocina Circular.

En mayo de 2020, en plena pandemia, comenzó -como muchos- a hacer vivos de cocina. Todas las semanas compartía ideas, recetas o investigaba sobre un tema en particular. Hasta que un día se preguntó: “¿Y si me dedico a la cocina al 100%?”. Y lo hizo, renunció a su trabajo administrativo, reordenó sus días y se lanzó: en palabras suyas, lejos de romantizar esta decisión -porque en muchos aspectos fue difícil- fue una de las mejores que tomó en la vida.

Hacía muchos años que venía pensando en la posibilidad de renunciar a la relación de dependencia y contexto de la pandemia que aceleró la decisión. No quiero romantizarlo: no fue de un día para el otro, ni un campo de rosas, pero fue una de las decisiones más importantes y acertadas que tomé en mí vida.

Brownie de porotos negros con frutillas. Pizza de Mijo.

Brownie de porotos negros con frutillas. Pizza de Mijo. - Créditos: Sol Laje

Sol se reinventó, como reinventa la cáscara de banana en un curry, el corazón del tronco de brócoli y todas las hojas (brócoli, rabanito, remolacha) en buñuelos y como reinventó el sentarse a comer en un momento central de su vida diaria. Y eso, sin dudas, genera un efecto contagio.

“Yo creo que la cocina de aprovechamiento es muy instintiva”, nos cuenta. “Lo que pasa es que nos desconectamos de la cocina y entonces perdimos la fluidez, la creatividad y los saberes que se pasaban en la familia. Pero cuando te das cuenta de cómo podés aprovechar las hojas de rabanito y hacer una tortilla que además es riquísima, te entusiasma.”

Hoy se dedica a dar asesorías a la medida de quienes quieren cambiar su forma de alimentarse, a dictar talleres de cocina e incluso si te copás, puede darte clases personalizadas. Además, su propuesta incluye una Alacena Estacional, que es un kit con productos agroecológicos pensados y seleccionados para que tengas una cocina más feliz.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Un amor sin Fronteras: dos amigas crearon juntas una marca de yerba y se enamoraron

Un amor sin Fronteras: dos amigas crearon juntas una marca de yerba y se enamoraron


por Paula Loughry
Evelyn Botto en la tapa de OHLALÁ! de julio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.