Newsletter
Newsletter

Regreso a clases: ¿por qué se recomienda controlar si los chicos ven bien?

Se pide un apto médico visual antes de cada ciclo lectivo. ¿Por qué es importante este control? 10 aspectos a tener en cuenta sobre la visión de los más chicos.


Control de la vista anual: ¿por qué es clave detectar problemas de visión a edad temprana?

Control de la vista anual: ¿por qué es clave detectar problemas de visión a edad temprana? - Créditos: Getty



Según la Organización Mundial de la Salud, en el mundo hay 7,5 millones de niños en edad escolar con algún tipo de deficiencia visual y sólo el 25% presenta síntomas.

Entre las patologías oftalmológicas más frecuentes en la infancia, se encuentran los errores de refracción, que son problemas de visión que se producen cuando la forma del ojo no permite enfocar bien. Esta es una condición que suele darse en diferentes grados de severidad en 1 de cada 5 niños y niñas.

En el mundo, la prevalencia de los errores refractivos sin corregir son la primera causa de baja visón y la segunda de ceguera. La corrección con los anteojos apropiados es una de las intervenciones con mejor costo beneficio en la salud ocular.

 

Los bebés nacen con capacidades visuales básicas que requieren una experiencia visual temprana normal para alcanzar los niveles óptimos de funcionamiento visual. El examen de la refracción es el eje principal de la consulta oftalmológica infantil que le permitirá mejorar su calidad de vida, fortalecer su desarrollo intelectual y social.

Así lo explica Leonardo Fernández Irigaray, médico oftalmólogo y vicepresidente de la Sociedad Argentina de Oftalmología Infantil. “La detección precoz de un déficit visual en los niños detectada mediante un examen oftalmológico completo permitirá su rehabilitación parcial o total; el tiempo juega un rol fundamental", dice. "Una correcta prescripción es mucho más que una receta de anteojos”.

El experto de la Sociedad Argentina de Oftalmología Infantil precisa: “Hay un rápido crecimiento del ojo en los primeros años de la vida, conocido como proceso de emetropización. La refracción normal varía según la edad ya que hay cambios desde el nacimiento de las estructuras ópticas del globo ocular: córnea, cristalino y largo axial”.

La Sociedad Argentina de Oftalmología Infantil recomienda el siguiente calendario para realizar los controles visuales oportunos: en el recién nacido, a los seis meses, al año, a los tres años, a los cinco años y luego anualmente. 

Entrecerrar los ojos es signo de que alguien no ve bien.

Entrecerrar los ojos es signo de que alguien no ve bien. - Créditos: Getty

 

Según considera, el certificado oftalmológico no debe ser considerado un trámite, sino la oportunidad de cada chico para conocer sobre su salud visual y así tener la posibilidad de un mejor ciclo escolar. Comunicar para la prevención forma parte del rol médico-docente.

Es importante recordar que la detección y el uso de anteojos apropiados deberá ser una oportunidad compartida entre los padres, médicos pediatras, docentes y el médico oftalmólogo infantil para lograr juntos un correcto desarrollo visual en los más pequeños. 

Mauro Stabile, CEO de Novar, empresa de lentes oftálmicas, señala que en los últimos años y, sobre todo, luego de la pandemia de covid la miopía es uno de los problemas visuales que más creció, con un incremento del 40%. Cita cifras proyectadas de la OMS para el año 2050: se estima que la mitad de la población mundial tendrá problemas visuales.

 

“Hoy los anteojos convencionales solo solucionan el problema de la miopía y no están diseñados para controlarla, por lo que su uso sería similar a tratar un síntoma y no la enfermedad de base. Pero gracias a la persistente investigación de profesionales argentinos y tecnología de última generación hoy se encuentran en el mercado nuevas lentes para mejorar y evitar progresión de la miopía”, agrega. 

En el caso de la miopía, esta epidemia tiene sus causas en el hecho de que los niños hoy no tienen mucho tiempo para estar al aire libre y la pasan mirando pantallas y celulares de cerca. Esta combinación de factores produce miopía.

Momento de volver a clases

El comienzo de clases suele ser el momento en el que muchos descubren si el niño tiene alguna patología, gracias al obligatorio apto médico. El test de aptitud visual es fundamental ya que el 80% de lo que aprenden los niños ingresa por los ojos. La mala visión dificulta el aprendizaje: los niños no van a poder concentrarse en sus tareas, ni ver el pizarrón, van a sufrir de pérdida de atención, lo que va a repercutir en su desempeño escolar.

La escuela suele ser en muchas ocasiones el lugar en el cual se detectan los primeros indicios de miopía en los niños. Por esa razón, antes del ingreso a la escuela primaria -es decir entre los 5 y 6 años- las escuelas solicitan a los padres que presenten un certificado de agudeza visual, que debería repetirse año a año.

El médico Rafael Iribarren, miembro del Grupo Argentino de Estudio de Miopía y consultor de Novar, sostiene: “El screening previo a primer grado es mandatorio, tanto en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como en casi todas las provincias. Además, la Ciudad cuenta con un programa llamado ‘Ver qué ves’ que analiza la agudeza visual de 24 mil chicos cada año desde 2020. Junto con la dilatación bajo pupila, el test de agudeza visual es la mejor herramienta para detectar y tratar a tiempo la miopía en niños”.

Señales de mala visión a las que hay que estar atentos

El dolor de cabeza frecuente, la hipersensibilidad a la luz, frotarse mucho los ojos, guiñarlos de forma continuada o el parpadeo en exceso son síntomas y actitudes que pueden estar relacionados con defectos de refracción o con problemas de corrección óptica. Las patologías visuales más comunes en la infancia son: miopía, hipermetropía y astigmatismo.

- Miopía: produce una visión borrosa y poco nítida de todo lo que se encuentra a una distancia lejana, puede darse como fatiga visual, confusión entre palabras y renglones, dificultad para seguir lo que está escrito a cierta distancia o incapacidad para reaccionar ante expresiones faciales de rostros lejanos.
Hipermetropía: error de refracción más frecuente en la infancia, genera que las personas no vean con claridad lo que se encuentra más cerca.

- Astigmatismo: suele tener su origen en la ascendencia genética, ya que con frecuencia se presenta en niños cuyos padres sufren la misma afección. Entre sus efectos se encuentra la visión deformada de los objetos a corta o a larga distancia.

- Ambliopía: conocido como “ojo vago”. Acercarse mucho los objetos a la cara puede ser una señal de ambliopía bilateral por un error refractivo elevado en ambos ojos. Pero la ambliopía unilateral puede pasar inadvertida ya que con un ojo ven bien y con el otro no, por tal motivo cumplir con el calendario recomendado y realizar el certificado escolar anual es la gran oportunidad para prevenir, diagnosticar y tratar esta patología en los más pequeños.

10 aspectos sobre la visión en la infancia

La visión es el principal sentido para incorporar nuevos conocimientos. Está claro que la vista tiene que estar bien para facilitar todo el proceso de aprendizaje desde la niñez. El médico oftalmólogo, jefe de trasplante de córnea, cirugía refractiva y cataratas en Clínica Nano, Germán Bianchi, nos acerca 10 conceptos durante la etapa estudiantil:

  1. 1

    Agudeza visual, defectos de refracción y proceso visual

    Al inicio de la primaria, el sistema visual se está formando y se pueden manifestar defectos de refracción, que son alteraciones del poder óptico de los globos oculares, es decir, del “aumento” que necesitan los ojos para lograr la nitidez de las imágenes. En la retina, comienza el proceso neuroquímico de la visión, que, posteriormente, continuará en el cerebro a través del nervio óptico.

    La miopía, el astigmatismo y la hipermetropía se manifestarán, en mayor o menor grado, mediante una visión borrosa, que, obviamente, afectará la capacidad de aprendizaje. En estos casos, los ojos no estarán “alimentando” correctamente al cerebro, que, ante imágenes poco claras, tendrá que hacer mucho esfuerzo para descifrar qué dice o a qué corresponde lo que se está mirando.

  2. 2

    Importancia del control visual escolar

    El control de la visión es fundamental para saber si se está en condiciones de iniciar esta etapa del desarrollo visual e intelectual o se precisa alguna ayuda. Los anteojos siguen siendo la opción terapéutica fundamental y deben ser prescriptos exclusivamente por un médico oftalmólogo. Su empleo oportuno permitirá estar en igualdad de condiciones para aprender, que el sistema visual se desarrolle de manera saludable durante la infancia y la adolescencia, y llegar a la edad adulta sin un déficit visual.

  3. 3

    Correcciones ópticas y ambliopía

    Si no se utilizan las correcciones ópticas necesarias en la infancia, el sistema visual a nivel cerebral tendrá un desarrollo insuficiente y, muchas veces, en la etapa adulta, a pesar de emplear el aumento necesario, nunca se contará con la total capacidad visual. Hasta el día de hoy, no existe ninguna opción terapéutica para recuperar visión en la adultez. Se denomina ambliopía cuando, a pesar de tener el aumento necesario, no se logra desarrollar la totalidad de la visión esperada. A veces, si un niño tiene un problema de aumento solo en un ojo y no en el otro, puede generar una falsa percepción de buena visión ya que con ambos se ve bien, pero al tapar el “ojo bueno” se manifiesta el déficit visual.

  4. 4

    Estereopsis

    La estereopsis es el fenómeno visual mediante el cual se ve en tres dimensiones. Ocurre porque cada ojo proyecta en el cerebro dos imágenes de lo que se está viendo, pero en posiciones ligeramente diferentes en el espacio, si bien se fusionan para construir la visión de profundidad. En el caso de una persona con gran diferencia de visión entre un ojo y otro, habrá dos imágenes que nunca podrán fusionarse y lo que termina ocurriendo es que se suprime a la deficiente. Por lo tanto, no habrá estereopsis y ni percepción de la tridimensionalidad. 

  5. 5

    Campo visual en la infancia

    Es la percepción de la información visual de los costados cuando se mira al frente. Es una función visual fundamental, que ayuda, por ejemplo, a ubicar al cuerpo al cruzar una puerta, bajar por una escalera, cruzar una esquina y percibir si vienen coches, entre otros. Es fundamental en la práctica de deportes. Nuevamente, si uno de los dos ojos funciona mal, la visión periférica podrá disminuir. A veces, un niño que se choque las cosas a sus costados, con excesiva torpeza, puede expresar un problema de visión periférica.

  6. 6

    Visión de colores

    Se produce porque en la retina hay unas células denominadas conos, que captan las diferentes longitudes de onda de la luz y arman un abanico muy grande de tonalidades. Muchos defectos en la percepción de colores se detectan en la infancia, ya que los más frecuentes son de carácter hereditario, aunque también se puede presentar en personas con alteración en el nervio óptico. Son más frecuentes en los varones que en las mujeres. El más conocido se denomina daltonismo, que es un cambio en la percepción y, generalmente, hay una dificultad para diferenciar los rojos de los verdes y, a veces, los azules. Se puede expresar en diferentes grados y en sí, son benignas para la visión, es decir, no la afectará ni generará pérdida visual o ceguera.

  7. 7

    Estrabismo

    En esta alteración, los ojos no están alineados, cada uno capta imágenes diferentes y el cerebro no puede fusionarlas. Por lo tanto, tendrá que elegir una, dejando de lado al otro ojo. El ojo “no utilizado” no desarrollará su vía de información visual y su representación a nivel cerebral, llevando a la ambliopía si el caso no se trata en la infancia. A veces, hay “alternancia” en la desviación ocular y el cerebro usa uno u otro ojo, disminuyendo la posibilidad de la ambliopía. Hay diferentes causas de estrabismo: defectos de refracción en un ojo, alteración de los músculos oculares y hasta neurológicas.

  8. 8

    Uso de pantallas en la infancia

    Al estar mucho tiempo frente a la pantalla, el cerebro prioriza ese enfoque de la visión y fuerza a que los ojos mantengan nítidas las imágenes cercanas. En la infancia (y no en los adultos), el globo ocular está en desarrollo y, en estos casos, aumenta el largo axil. O sea, el ojo se hace más alargado y se favorece a que la imagen cercana quede bien enfocada en la retina. Entonces, el cerebro “está contento” porque logra modificar el tamaño del ojo, para mejorar la visión que entiende que es la más importante: la cercana. Pero se va perjudicando para ver de lejos, o sea, a partir de los 2 metros. Se recomienda alternar actividades de visión cercana con lejana. Limitar el tiempo frente a las pantallas y aumentar la exposición al aire libre.

  9. 9

    ¿Y que hay sobre la luz de las pantallas y la luz natural en la infancia? 

    Se han encontrado datos claros que sugieren que la luz natural también podría ejercer un factor protector para el desarrollo de la miopía y, a la inversa, la luz azulada de las pantallas, exacerbarla. Si bien esto no es nuevo, ya en las últimas 3 décadas del siglo XX, se comenzó a enfatizar sobre la importancia de grandes ventanales en las escuelas, algo que en la actualidad se sigue manteniendo.

  10. 10

    Las pantallas al final del día

    Cuando se emplean de noche, la luz azulada altera el ritmo circadiano, que es el ciclo que rige las actividades orgánicas del sueño y de la vigilia. El organismo cuenta con un “sensor” localizado en la cabeza, la glándula pineal, encargada, principalmente, de la secreción de melatonina, habitualmente, en horas nocturnas. Ésta preparará muchos acontecimientos importantes del organismo durante el descanso, pero la luz, y, sobre todo, la azulada, inhibe su liberación y afecta el proceso fisiológico del sueño. La sugerencia es dejar de usar el celular o la tablet al menos una hora antes de ir a dormir.

Expertos consultados: 

Dr. Germán Bianchi, médico oftalmólogo, jefe de trasplante de córnea, cirugía refractiva y cataratas, en Clínica Nano.

Dr. Rafael Iribarren, miembro del Grupo Argentino de Estudio de Miopía y consultor de Novar, empresa de lentes oftálmicos.

Dr. Rafael Iribarren, miembro del Grupo Argentino de Estudio de Miopía y consultor de Novar.

Mauro Stabile, CEO de Novar, empresa de lentes oftálmicas. 

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Burnout: 6 causas por las cuales las exigencias laborales nos superan

Burnout: 6 causas por las cuales las exigencias laborales nos superan


por Gaby Hostnik
¿Estás colapsada con la vuelta al cole?: estas son las claves para cuidar tu salud mental

¿Estás colapsada con la vuelta al cole?: estas son las claves para cuidar tu salud mental


por M. Agustina Capurro
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.