Newsletter
Newsletter

Quiet quitting en las relaciones: ¿qué es y cómo saber si lo estás viviendo?

¿Escuchaste hablar de "Quiet quitting" en las relaciones? Te contamos qué significa, cómo saber si lo estás viviendo y cómo cuidarte para evitarlo.


Qué es el quiet quitting en la pareja.

Qué es el quiet quitting en la pareja. - Créditos: Getty



Cada vez existen más términos para nombrar distintos comportamientos abusivos que aparecen en vínculos sexoafectivos, como es el caso del ghosting o del benching, entre otros, y así dar visibilidad a nuevas (y antiguas) formas de violencia psicológica que ponen distancia o terminan con relaciones.

Esta vez encontramos un término que nos llamó la atención, el ‘Quiet quitting’ o renuncia silenciosa: apareció en un primer momento en el entorno laboral, y más tarde se adoptó para identificar formas gemelas de comportamiento, pero en las relaciones sexo-afectivas.

En el ámbito laboral, el término lo popularizó el usuario de TikTok @zaidleppelin en un video en el que se negó a tener que abordar más tareas y dedicar más tiempo a su trabajo de lo estrictamente establecido en su contrato. El objetivo: hacer lo indispensable para cumplir con lo pactado y destinar lo mínimo a las tareas que hay que realizar.

 

¿Qué pasa cuando esta misma forma de actuar se traslada a los vínculos sexo afectivos? El punto es que, cuando una de las partes de una relación comienza a hacer “lo mínimo”, y espera –consciente o inconscientemente- a que la otra persona se dé cuenta de que ya no quiere seguir con esa relación para no tener que cortar totalmente con ese vínculo –porque el costo podría ser muy alto-, o ser el o la responsable de la ruptura. Muchas veces, se vive como una estafa: no te aviso que me estoy retirando hasta que llegue un momento en que se corte la soga.

El influencer Daniel Hentschel habla de esto en sus redes y nos gusta cómo lo explica: “La renuncia silenciosa en una relación es cuando tu pareja decide hacer lo "justito" para que no lo dejes. Ha perdido el interés y no quiere ser el que tenga que romper. Está ahí todo el tiempo… sin estarlo en realidad”.

De acuerdo a la revista Psychology Today, "dejar que las cosas se acaben" tiene relación con una forma de abandono silencioso y podría ser identificado como una arista más del gaslighting, aunque en el “quiet quitting” no hay intención real de manipular a la otra persona para que crea que está loca o que está teniendo una percepción errada de la realidad.

Como te contamos en otra oportunidad, la “luz de gas” busca convencerte de que los problemas que estás percibiendo están solo en tu cabeza. Con la renuncia silenciosa se activan miedos, preguntas que muchas veces se traducen en “demandas”, dudas y ansiedad. Se siente que algo pasa, pero no se blanquea. Y eso, sabemos, es mucho peor.

Un dato importante a evaluar cuando hay sospechas de estar atravesando una situación de “quiet quitting” es observar si tu pareja tiene un cambio actitud por completo. Es decir, si de un tiempo a esta parte cambió el modo en que dedica su tiempo y energía al vínculo, y si de repente ya no demuestra interés o dejó de prestar atención a los detalles que antes tenía en cuenta.   

No siempre se trata de una actitud consciente o con fines dañinos, aunque las consecuencias finalmente lo sean. La respuesta común entre profesionales de la psicología apunta a explicar que las personas que adoptan este mecanismo suelen tener bajos recursos para afrontar el estrés, sus propias emociones y las consecuencias de sus decisiones “cara a cara”. Al mismo tiempo, no quieren perder la relación y, mucho menos, atravesar un duelo. El costo de perder a esa persona les resulta alto y, por más de que el amor se haya diluido, deciden quedarse dando lo mínimo.

Cuando hay hijos de por medio, todavía se escucha la idea de quedarse “por el bien de la familia”.

5 señales de que te está “dejando en silencio”, según un experto

El psicólogo Marcos Travers, de la Universidad de Cornell y la Universidad de Colorado Boulder, describe en la revista Forbes algunas formas precisas para percibir cuando una persona está aplicando la ruptura silenciosa.

Te compartimos 5 señales fáciles de reconocer:

  1. 1

    Disminución de la disponibilidad emocional. Esto puede tomar la forma de una capacidad de respuesta reducida a las necesidades emocionales y las señales de la pareja, lo que produce que la pareja se sienta ignorada, desconectada, molesta y/o confundida.

  2. 2

    Desvinculación de la resolución de conflictos. Retirarse de las confrontaciones o evitar involucrarse en discusiones difíciles pero significativas contribuye a una creciente división en la relación.

  3. 3

    Disminución de la intimidad y el afecto. Una disminución en las muestras de afecto, los momentos íntimos y las experiencias compartidas conduce a una sensación de distancia física y emocional entre las parejas.

  4. 4

    Falta de esfuerzo en el mantenimiento de la relación. La reducción de la voluntad de invertir tiempo, energía y consideración para nutrir la conexión conduce a la erosión de la relación.

  5. 5

    Mayor enfoque en actividades egoístas. Priorizar metas, pasatiempos e intereses personales a menudo va de la mano con el aislamiento y la desconexión que está creciendo en la relación.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Qué es el cushioning, una tendencia en citas que genera polémica

Qué es el cushioning, una tendencia en citas que genera polémica


por Laura Gambale
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.