Newsletter
Newsletter
 • Viajes

Córdoba: los 7 lugares que vas a querer conocer si visitás sus sierras

Un roadtrip en clave aventurera por la ruta de las Altas Cumbres y el Valle de Traslasierra para descubrir el placer de los ríos, el aire serrano y la naturaleza en expansión.


Qué lugares tenés que visitar si viajás a Córdoba,

Qué lugares tenés que visitar si viajás a Córdoba, - Créditos: Gonzálo Granja



Córdoba -gracias a su espectacular escenario natural, así como propuesta cultural y gastronómica- se convirtió en uno de los spots favoritos para irse de vacaciones. También para una escapada de fin de semana largo (se acerca un feriado extralargo).

Córdoba tiene muchísimas cosas para hacer y te ofrece propuestas para disfrutar de diferentes planes (familiares, de pareja, con amigos o ¡hasta para viajar solos!). Maru Coppari encontró en sus viajes por Córdoba, su provincia natal, grandes enseñanzas: "Me volvieron más consciente de mi cuerpo, de mi bienestar, de mis emociones, aprendiendo a estar más presente y siendo más respetuosa de la naturaleza y del medio ambiente. La vibra que se vive en este entorno hace que yo misma vibre en una frecuencia de agradecimiento constante con la vida y todo lo que me rodea".

Le preguntamos cuáles son los 7 lugares que todos deberíamos visitar de las sierras cordobesas y éstas son sus recomendaciones:
 

Los 7 imperdibles si visitás Córdoba.

Los 7 imperdibles si visitás Córdoba. - Créditos: Gonzálo Granja

  1. 1

    Caminar el Parque Nacional: si nunca tuviste la oportunidad de ver un cóndor en vivo y en directo, es algo que todas las viajeras deberíamos hacer al menos una vez en la vida. En la ruta de las Altas Cumbres, el paisaje se distingue por rocas y cóndores volando entre las quebradas, ríos y atardeceres. ¡Increíble! El Parque Nacional lleva ese nombre porque protege las condoreras y la reserva hídrica más importante de la provincia. El acceso principal se ubica en el paraje La Pampilla, sobre el km 59,5 de la RP 34. A partir de ahí, tenés un estacionamiento y seguís caminando por un sendero hasta el Balcón Norte (son 5 km de ida, súper tranqui). Más info: www.quebradadelcondorito.ar

  2. 2

    Ir al origen del Mina Clavero: ¿sabías que el famoso río de Mina Clavero nace en una cascada de 102 metros en plena quebrada de las Altas Cumbres? Antes de llegar a Traslasierra, esta es otra parada que podemos hacer en la ruta 34 y visitar el mirador de este salto de agua. Lo más lindo de este lugar es que cada rinconcito está lleno de vida: la vegetación al lado del agua, la espuma y el ruido de la cascada, la diversidad de aves planeando por la quebrada. Podés ir en cualquier momento del día, pero es ideal, si vas en plan de amigas, ir a pasar la tarde con mates (y algo dulce, claro) mientras disfrutan de una charla de chicas rodeadas de naturaleza. Dato clave: si buscás en Google Maps, sale exactamente la altura de la ruta, a 30 kilómetros de Mina Clavero. Además, el parador cuenta con baños, estacionamiento, artesanías y proveeduría. Volvés agotada pero con ese cansancio lindo que se siente después de un plan full time al aire libre.

  3. 3

    Contemplar un atardecer al lado de la ruta: hacerte el tiempo para un momento de mindfulness, solo para vos y para estar presente a la hora del atardecer. Acá, el plan es descansar un ratito la cabeza, mirar el cielo rosa y dejar fluir los pensamientos: vas a darte cuenta de que nada es tan grave como parece. A mí me hace tomar dimensión de que ese mail que estaba esperando y no llega o eso que me preocupa porque no sucede, en realidad, es algo tan chiquito en comparación con el mundo increíble en el que vivimos (¡y con atardeceres como este!)... y así todo toma un nuevo sentido enseguida. Un must: preparar un vaso térmico con té, tu mate o un vinito para compartir. No te olvides la manta salvadora, porque cuando baja el sol refresca bastante. Si preferís ir a un lugar más turístico, podés visitar el Parador Giulio Cesare, tomarte un café con espuma y ver el atardecer desde la barra que tienen al aire libre. Más info: @paradorgiuliocesare.

  4. 4

    Visitar y recorrer los puentes colgantes de copina: copina significa “cacique aborigen”, según los pueblos originarios. La evidencia arqueológica de los aborígenes y españoles hace que en la zona puedas respirar un poco de cultura mezclada con naturaleza. En este lugar en el que parece que todo se hubiera detenido en el tiempo, hay un recorrido con cinco puentes colgantes en total, y a partir del segundo podés empezar a disfrutar del paisaje. Además, si sos fan del deporte y la aventura, podés hacer trail running, highline, escalada en roca, bici y, en verano, hay varias playitas para meterte a nadar. El camino para llegar hasta ahí es de ripio, así que vas a tener que chequear antes de salir porque hay épocas en las que se puede hacer en auto y otras solo en 4x4. También organizá tus provisiones y no te olvides una botella recargable para probar el agua pura de vertiente. 

  5. 5

    Dormir bajo las estrellas: a veces no nos damos cuenta, pero, cuando viajamos, estamos creando recuerdos para toda la vida. Y esta experiencia, sin dudas, es una de esas historias que van a acompañarte siempre. ¿Te imaginás durmiendo en un domo en el medio de la montaña debajo de un cielo estrellado? En Kuntur Domo podés vivir una experiencia glamping que combina confort y naturaleza, parecido a un hotel, pero con la diferencia de que acá tenés las sierras para vos solita. Más info: @kuntur.domo.

  6. 6

    Ir al Bosque de Tabaquillos: al finalizar la ruta 34, el paisaje cambia por completo, dejamos las rocas atrás, para empezar a ver mucho más verde y bosques de árboles como El Hueco, el bosque de tabaquillos más grande de la provincia de Córdoba. El tabaquillo es un árbol que solo crece en altura y su corteza es parecida a la piel de la cebolla. Acá vas a sentirte un poco como Alicia en el país de las maravillas o en alguna escena de El Señor de los Anillos, ¡todo es totalmente fantástico! A una hora de caminata desde que empezás el sendero, encontrás el refugio de montaña Vaikuntha, que es un planazo por sí solo: el anfitrión es un suizo que habla muy poquito español, pero sabe cómo vender las experiencias locales y, además del hospedaje, te ofrece otras propuestas divertidas y superinteresantes, como la de recolección de frutas finas o caminatas guiadas por la montaña. Obligatorio: ser supercuidadosa con el medio ambiente y contratar un guía local en caso de no contar con el equipo adecuado. Podés chequear toda la información actualizada y organizar tu visita acá: www.traslasierra.com.

  7. 7

    Hacer un stop en el cerro La Ventana, en Los Hornillos: Otro pueblito turístico de Traslasierra es Los Hornillos, que tiene una fuerte tendencia al ecoturismo combinando la calma serrana con los sabores regionales. Entre tanta naturaleza, hay lugares que no están tan al alcance, pero si estás en plan aventura, te prometemos que el esfuerzo de la caminata se compensa con el paisaje del final. Como el cerro La Ventana (que tiene la forma de una ventanita, literalmente), desde donde podés observar todo el valle de Traslasierra. ¡Un lujo! Para tener en cuenta antes de salir: el camino es autoguiado, pero si no tenés experiencia en caminatas de montaña, podés contratar un guía en el pueblo para que te acompañe. Más info: www.cordobaturismo.gov.ar.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Vacaciones de invierno 2024 en Córdoba: 8 actividades que no te podés perder

Vacaciones de invierno 2024 en Córdoba: 8 actividades que no te podés perder


por Verónica Dema
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.