Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Cerca de la naturaleza. Dejaron la ciudad para “bajar los decibeles” y armaron un emprendimiento de restauración de muebles

Son hermanas y decidieron volver su pueblo de origen en busca de una vida slow. En el cambio surgió la oportunidad del negocio.


Aimé y Violeta Coacci son hermanas y crearon Tienda Cardamomo en 2014, con la intención de reivindicar el trabajo hecho a mano.

Aimé y Violeta Coacci son hermanas y crearon Tienda Cardamomo en 2014, con la intención de reivindicar el trabajo hecho a mano.



“La semilla original fue que el día a día sea disfrute”, relata Aimé Coacci, que junto a su hermana Violeta fundó Tienda Cardamomo en 2014, con la intención de reivindicar el trabajo hecho a mano con una impronta vintage. Lo que comenzó como una tienda de productos orgánicos y sustentables mutó con el tiempo y hoy es Taller Cardamomo, una marca de talleres online de reciclado de muebles con una comunidad de más de cien mil seguidores.

Si bien dan cursos desde 2016, con la pandemia adoptaron la modalidad virtual y tuvieron más de doscientos alumnos por mes de España, Colombia, México, Uruguay, Chile, Paraguay y Brasil. Esto las ayudó a impulsar un deseo: dejar la ciudad de Rosario y volver a Sanford, su pueblo de origen, en busca un estilo de vida slow, cerca de la naturaleza. “Queremos que lo que hacemos aporte. Por eso, el reciclado de muebles, para no tener que consumir tanto. Decidimos volver al pueblo para encontrar un ritmo de vida sostenible y sustentable para nosotras. Ese es el espíritu que mantenemos”, asegura Violeta.

"Decidimos volver al pueblo para encontrar un ritmo de vida sostenible y sustentable para nosotras".

"Decidimos volver al pueblo para encontrar un ritmo de vida sostenible y sustentable para nosotras".

¿Cómo lo hicieron?

Con una familia grande, desde chicas mamaron eso de hacer las cosas por sí mismas. “Como éramos cinco hermanos, no me iban a comprar muebles porque me gustaba el diseño. Entonces, aprendí a reciclarlos”, señala Violeta, que es docente y diseñadora integral. Tanto ella como Aimé, psicóloga y cocinera, pasaron por varios emprendimientos antes de Cardamomo.

A los dos años de empezar llegó la primera transformación. Sus clientes les consultaban si vendían o enseñaban a hacer los muebles que decoraban el local. Así nació la idea de dar talleres, que pronto se convirtieron en la actividad principal del negocio. “Montábamos un tallercito cada tanto, pero la demanda empezó a crecer muchísimo. En un momento tuvimos que elegir para qué lado ir. En 2017 decidimos que fuera solo taller”, explican.

La frenada obligatoria que implicó la pandemia les hizo volver a replantear el emprendimiento. “Arrancamos con los talleres online y nos fue muy bien. Nos encontramos con una experiencia nueva que nos sorprendió. Hacía tres años nos pedían talleres online y lo pateábamos, porque no frenábamos a armarlo bien”, señalan.

Empezaron a recibir alumnos de distintos lugares del mundo y ampliaron la oferta de cursos. El online les permitió explayarse, profundizar y agregar contenidos (@tallercardamomo). La respuesta fue muy positiva: la gente aprendía igual, las recomendaban y tomaban un taller tras otro. Cuando aminoraron las restricciones, las hermanas se preguntaron si volver a la presencialidad. Pero no querían dejar a nadie afuera y el ritmo de vida les pedía otra cosa. “Lo tomamos como un año de bajar los decibeles, volver al origen, como cuando habíamos abierto la tienda. Una vida más tranquila y reflexiva, con más verde y en familia. Puede ser que vuelva a cambiar, no aseguramos nada”, declaran.

La frenada obligatoria que implicó la pandemia les hizo volver a replantear el emprendimiento.

La frenada obligatoria que implicó la pandemia les hizo volver a replantear el emprendimiento.

Los consejos de Violeta y Aimé

  • Seguí tu instinto. Internamente siempre hay un impulso. Hacer algo que te gratifique y que te llene es un propulsor para seguir para adelante.”

  • “Tené en claro el por qué y el para qué, pero con flexibilidad. Nada es para siempre, ni un camino unilateral. Puede tomar mil formas, mientras disfrutes.”

  • “Escuchá a tu audiencia. Es gratificante y, a la vez, sabés qué necesitan realmente. La misma comunidad te indica lo que le interesa. Es un ida y vuelta.”

  • “Sé coherente en tu comunicación. Habla mucho de uno cómo te comunicás y cómo generás confianza. Reflejá lo que querés contar y que tu voz no se pierda en cosas sin sentido. Si un día mostrás una cosa y al día siguiente, otra opuesta, eso se ve. Hay que ser consecuente con lo que uno cuenta.”

En números

+ 250 alumnos en promedio por mes

22 años en el rubro del reciclado de muebles.

19 talleres online disponibles en su página

De $0 a $6.500 es el precio de los talleres

La facturación se multiplicó x 5 en 2020

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Crearon un cowork sustentable y su negocio no deja de crecer

"Tenés que saber qué querés ofrecer y por qué". Crearon un cowork sustentable y su negocio no deja de crecer


por Nathalie Jarast
Creó una app para gestionar equipos online que es furor entre las empresas

Emprendimiento exitoso. Creó una app para gestionar equipos online que es furor entre las empresas


por Nathalie Jarast
Evelyn Botto en la tapa de OHLALÁ! de julio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.