Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Emprendimientos. 5 consejos de finanzas para contemplar imprevistos

Un buen manejo financiero determina el éxito o fracaso de cualquier negocio. Te mostramos algunos puntos clave que toda pyme debería conocer para salvarse.


Lo importante para salir a flote: calcular gastos imprevistos.

Lo importante para salir a flote: calcular gastos imprevistos.



Sobrevivir para las pymes no es tarea fácil y la tasa de supervivencia lo demuestra. Según el Ministerio de Desarrollo Productivo, en la Argentina el 50% de los emprendimiento cierra entre los 3 y 4 años de vida. Esa no supervivencia muchas veces tiene que ver con gastos imprevistos, montos no contemplados y retenciones de impuestos con las que no contabas. Para ayudarte a seguir a flote, enumeramos algunas técnicas y principios básicos de finanzas que te van a hacer la diferencia a la hora de calcularlos y evitar el desastre.

1. Llevá los números

Una máxima en administración dice que “lo que no se puede medir, no se puede controlar”. ¿Y qué tenés que medir? Las operaciones básicas: cada venta, compra, cobro y pago. Con eso después vas a poder hacer un análisis para saber por dónde seguir. Lo ideal es que lo hagas, más allá de en un excel, es un sistema. ¿Por qué? Porque los sistemas de gestión están diseñados para respetar normas básicas de control interno. Esto hace que te adviertan de la carga de comprobantes duplicados. O que impidan que ingreses comprobantes con una fecha errónea. En definitiva, centralizan todos los datos en un solo lugar.

2. Planificá ingresos y gastos

Planificar el flujo de fondos nos permite conocer cuáles son nuestras fuentes de ingresos, sus características y sobre todo decidir en qué gastar. Sabemos que los recursos son limitados por eso presupuestar tus gastos te va a dar mayor tranquilidad para afrontarlos. Cuando hablamos de planificación tenemos que ser cuidadosos en la estimación del volumen de ingresos y gastos que esperamos que ocurra, preveer contingencias y sobre todo, tener en cuenta los plazos de cobro y pago.
Esto es importante porque las diferencias entre el momento en que tienen lugar los gastos y el momento en que recibimos el ingreso pueden obligarnos a buscar financiación propia o de terceros. Por el contrario, si hubiera un exceso de ingresos sobre gastos podemos analizar alternativas de inversión para optimizarlos. Además, cuando las previsiones se hagan reales, recordá analizar los desvíos. Es información muy útil para mejorar tus próximas proyecciones.

3. Calculá el ROI

Uno de los índices más utilizados en el área de finanzas y management es el ROI (Return On Investment) que se traduce en Retorno de la Inversión. Su resultado es muy intuitivo porque nos dice cuánto vamos a ganar o hemos ganado por cada peso invertido.
Se calcula como: (Beneficios – Inversión)/ Inversión
Podemos aplicarlo para saber si un proyecto es o será rentable, o para analizar si es conveniente o no encaminarnos a distintas fuentes de ingreso. También se usa mucho en Marketing para medir resultados de campañas publicitarias. Podemos saber si una campaña es exitosa al calcular cuánto dinero extra ganamos desde que iniciamos una determinada publicidad, le restamos el dinero que gastamos en la misma y ese resultado lo dividimos nuevamente por el volumen de plata invertida. Ese índice lo podemos multiplicar por 100 y podemos saber cuán exitosa fue la campaña en términos porcentuales. Te lo mostramos con un ejemplo:
- Con tu última campaña de Facebook Ads incrementaste tu ganancia en $3.000
- Habías invertido $1.000
- Aplicamos la fórmula: ($3.000-$1.000)/$1.000=2
- 2 X 100 = 200%
Es decir que por cada peso que invertiste en publicidad ganaste un 200%, duplicaste tu ganancia.
Finanzas personales y de la empresa.

Finanzas personales y de la empresa. - Créditos: Nattanan Kanchanaprat en Pixabay

4. Prevé alternativas de financiación

Cuando el tiempo que tardamos en cobrar a nuestros clientes es mayor que el necesario para cumplir con nuestros acreedores, necesitamos financiación. La financiación puede ser interna o externa. Es decir, venir de los mismos socios de la empresa o de agentes externos como bancos o prestamistas.
Contemplar de antemano a quién recurriremos en caso de necesitar financiación es importante para evaluar qué alternativa es viable y más económica. Si lo hacemos de improvisto y por urgencia podemos caer en alternativas demasiado caras.
Los bancos le ofrecen a las pymes líneas de financiamiento para capital de trabajo. Otras formas de financiación son los acuerdos de descubierto en cuenta corriente, los préstamos amortizables, la compra de Cheques de Pago Diferido (CPD), el leasing, o las financiaciones de exportaciones e importaciones si realizamos esa actividad.
Sabé, por ejemplo, que el certificado MiPyme te permite acceder a financiamiento, beneficios impositivos y programas de asistencia. No te olvides de solicitarlo o renovarlo.
La factura de crédito electrónica también actúa como una forma de financiamiento de capital de trabajo. Una vez aceptada por nuestro cliente se convierte en un título ejecutivo y tiene valor no cartular, es decir, que puede ser negociada para obtener su cobro anticipado a través del Mercado de Capitales o del Sistema Bancario.

5. Prevé alternativas de inversión

En contextos inflacionarios la tenencia de efectivo pierde valor día a día. Minimizar la cantidad de efectivo con la que contamos para el manejo diario se vuelve una prioridad. Podemos pensar en alternativas internas, es decir comprar maquinarias o bienes de uso que mejoren nuestra productividad o capacidad. O en opciones externas.
Desde colocaciones a plazo fijo, fondos comunes de inversión, dólares u otras monedas, criptomonedas, LEBACS, Letras del Tesoro, Crowfounding. Las posibilidades son muchas y siempre hay que tener en cuenta la relación riesgo vs rendimiento para tomar la decisión que estemos dispuestos a afrontar. Diversificar es la solución a la que apuntan los especialistas. No olvides considerar en la decisión la disponibilidad del dinero. Es decir, contemplar en qué plazo te permite contar con el efectivo cada propuesta.
*Texto gentileza de Xubio, plataforma de gestión con opción freemium de gestión y facturación 100% online.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

"Mi negocio fracasó... ¿soy una fracasada?"

"Mi negocio fracasó... ¿soy una fracasada?"


por Ale Leguizamón
Cómo patentar una idea

Plagios. Cómo patentar una idea


por Violeta Galanternik
Qué red elegir para comunicar tus contenidos

Instagram, Facebook, LinkedIn. Qué red elegir para comunicar tus contenidos

tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.