Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Irlanda festeja el centenario del día de Ulises

Dublín se ha convertido en un escenario de novela




El Ulises, de James Joyce transcurre en un sólo día, el 16 de junio de 1904. Hace poco se cumplió el centenario, y en Irlanda hay celebraciones para rato. Esta se ha convertido en una de las mayores atracciones turísticas de Dublín, con un programa que se extiende durante varios meses en la capital de Irlanda, cuyo empuje económico es tan fuerte que se ganó el sobrenombre del Tigre Celta.
El libro transcurre en un mítico día, que los turistas y dublineses intentan reconstruir. Son multitudes que tratan de revivir las 18 horas del personaje desde las 8 de la mañana hasta que se va a dormir, a la madrugada.
Y piden de desayuno los riñones de cerdo fritos: "Un fino sabor fuerte a orina ligeramente perfumada". Lo sirven por todos lados, aunque los más ortodoxos lo toman en Sandycove, entre las torres defensivas que habían levantado los ingleses para prevenir un eventual ataque de Napoleón.
La vista es excelente porque se aprecia toda la bahía y podemos seguir el monólogo interior comiendo el mismo plato. Allí acaba de inaugurarse otro museo, el tercero de los que se ocupan de su vida y obra.

Itinerario por las descripciones de Joyce

Joyce es tan preciso en su descripción que se puede trazar un itinerario siguiéndolo igual que en una guía. No es fácil llevar el libro en el paseo, porque sus 1200 páginas no se prestan a un tamaño de bolsillo.
Por eso la mayoría se armó su ayudamemoria, el machete de la escuela, compró una versión requeteabreviada de 22 páginas o consultó en Internet la página oficial, www.rejoycedublin2004.com , con el programa de celebraciones, caminatas, etcétera.
Luego, según el interés de cada uno, los caminos de los visitantes se bifurcan, con la cerveza negra como compañera de ruta.
La dirección imaginaria más citada es su propia casa, en el N° 7 Ecclest Street, donde en realidad vivía un amigo. Se puede continuar hasta la orilla del río Liffey, que parte en dos a la ciudad y que a sus muchos puentes suma el más nuevo, diseñado por el español Santiago de Calatrava, de similar belleza al que tenemos en Puerto Madero.
Al publicarse el libro, en 1922, un crítico dijo que si Dublín alguna vez quedara destruida se la podría reconstruir con las descripciones de Ulises piedra por piedra.
Incluso reponen los tranvías que se habían abandonado. Eso es cierto en gran medida en la parte antigua, como si habláramos de Montserrat o San Telmo en Buenos Aires. Hay cosas que no cambian: el Trinity College, donde había estudiado Joyce, lo mismo que la actual presidente de Irlanda o el vecino pub de Duke Street con el sándwich de queso gorgonzola acompañado con un vaso de vino tinto, un burgundy.
Pero otros escenarios serían irreconocibles para el autor. Por ejemplo, el hotel Clarence hoy es un lugar de moda y caro (420 dólares la noche), desde que el grupo de música U2 lo compró para remodelarlo a nuevo. Porque Dublín se ha convertido en un lugar sofisticado y a tono con su éxito. Se mantienen los nombres de las calles, pero en Grafton o los pubs del Temple Bar son muy diferentes.
Lo que permanece es la aventura interior de Leopold Bloom, cuyo lenguaje, antes prohibido, no asustaría a nadie en un teleteatro juvenil. O el singular monólogo de su esposa Molly. Carl Jung, un detective del alma, dijo: "Sólo la abuela del diablo sabe tanto sobre la auténtica psicología de la mujer". Precisamente ese día recuerda el que James Joyce se encontró con Nora Barnacle, luego su mujer. Una carta erótica de ese romance se acaba de vender en Londres por 360.000 euros (446.000 dólares).
La novela es un clásico, lo mismo que la obra de Homero en la que se apoya a su manera. Y como suele ocurrir uno las tiene incorporadas, aunque no las lea. Por eso este peregrinaje callejero es un homenaje al paso.
Por Horacio de Dios
Para LA NACION

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido


por Redacción OHLALÁ!
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.