Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

La Alicia, una visita a la historia

Esta estancia conserva su antiguo esplendor y hasta tiene un lugar para guarecerse de los malones




El breve tramo de camino de tierra que conduce a la estancia La Alicia, en el partido de Luján, provincia de Buenos Aires, introduce al viajero en el clima rural: campos de soja a punto de cosecharse, grandes arboledas, montes a lo lejos y puentes desvencijados. Desde la tranquera ya se visualiza un espléndido jardín por donde asoma una casona color bordó y blanco, original de 1850.
La estancia tiene aires de ayer en su construcción, en su simpleza, en su confort. La clásica edificación colonial, con amplias galerías donde trepan los jazmines, data de un tiempo en que los indios acechaban detrás del arroyo y los fortines estaban lejos para defender a los propietarios. De hecho, la casa conserva un escondite para refugiarse ante la llegada del malón.
Las habitaciones eran grandes, y los cortinados largos y pesados. En la actualidad, los tres cuartos con amplias ventanas que dan al parque conservan el mobiliario de época y los baños, grifería y sanitarios antiguos, muy bien mantenidos. El living tiene los servicios de hoy: televisión con Direct TV, equipo de música y libros para los días de lluvia.
En las instalaciones de La Alicia funcionó el primer club privado de polo de la República Argentina. De esa época y de las siguientes se mantienen las espléndidas caballerizas.
Hoy, la estancia posee 390 ha, de las cuales 20 están parquizadas y conforman un espléndido jardín con una pileta de 20 metros de largo, de 1950, recién pintada. Al fondo se conserva un pedazo de bosque interminable, donde se puede pasear y los niños jugar a la escondida, pero en serio. Porque jugar es una cosa seria.
Los campos están arrendados: se realiza agricultura y algo de ganadería. En estas actividades se puede participar si coincide con la estada del turista algún trabajo en la manga, o el paso de la hacienda de un potrero a otro con los caballos.
De la recepción está a cargo Marcos Rivas y de la cocina, María Eugenia Neyra. Ella trabajó en Sostiene Pereyra, entre otros lugares, y hoy se ocupa de coordinar los eventos en la estancia y la cocina del Club Regatas, en Tigre.

Día de campo

El día de campo incluye picada de salame, queso, aceitunas, pan y vino o gaseosa, a partir de las 11. Luego vienen las empanadas y el asado de chorizo, morcilla, vacío y colita de cuadril con ensaladas. Hay pastas caseras, como los sorrentinos con salsa de tomate, y lomo a la mostaza.
Entre las actividades se puede jugar al fútbol, el ping pong, el pool o el paddle en una cancha un poco descuidada, bañarse en la pileta, leer en los sillones de las galerías, caminar por el parque, observar pájaros, cabalgar o pasear en volanta.

Datos útiles

Cómo llegar

Para llegar a la Estancia La Alicia hay que tomar el Acceso Oeste hacia Luján hasta el km 61, donde se dobla a la derecha por la ruta 5 hacia Mercedes, por 20 km hasta el km 81, 5. Ahí hay que tomar la salida Olivera, subir el puente y retomar la colectora hacia la izquierda hasta encontrar un camino de tierra, pasando la estancia Las Acacias, por 4 km.

Tarifas

Día de campo: $ 100. Menores hasta 3 años, gratis, de 4 a 12, 20% menos.
Fin de semana con pensión completa: $ 280 por persona.

Informes: 1559369518 o (02323-433566), info@laalicia.com.ar

Silvina Beccar Varela

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Gala del Met: los 15 looks más impactantes de la historia

Gala del Met: los 15 looks más impactantes de la historia


por Romina Salusso
Evelyn Botto en la tapa de OHLALÁ! de julio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.