Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Me vino una calma (confesiones pre-navideñas)




Me vino una alegría calma que me desconozco por estos días. Si uno pudiera guardarla en formol y que no se escurra.
No voy a decir la estupidez (perdonen por catalogar de estupidez este pensamiento) de que el mundo puede irse porque yo ya estoy hecha. Minga. No estoy hecha nada, estoy haciéndome y quiero seguir acá, bien apegadita a la Tierra.
A la Tierra y a mis seres queridos. No me gusta mucho este término, pero no encuentro otro mejor para referirme a ellos, a esos otros que son muchos, que me importan, con quienes conecto, y deseo seguir viéndome, estando, compartiendo, creciendo.
A todos ellos y a ustedes, lectoras, que están incluidas en ese paquete, quiero decirles... que sí, que soy, que puedo ser una persona reflexiva, pensante, enroscada, qué va, pero en términos emocionales (ven, uso una expresión tosca como "términos emocionales"), en ese aspecto soy una niña. Como la mayoría. Y me hace feliz (sí, feliz), me hace feliz poder estar encontrándonos de lunes a viernes, o sólo 3 días. Este trabajo tiene sus dificultades, no voy a negárselos, tiene sus mañas, sus peligros. Ahora, tiene una posibilidad maravillosa. Que es la de abrirse desnudo, sin pose, sin alarde (o sólo un poquito) y que eso haga eco, que llegue, que se convierta en una excusa de encuentro. De encuentro.
¿Acaso hay algo que me importe más que esto? Encuentro. Conmigo, con el otro. Encuentro, movimiento, comunicación, otra manera de querernos.
Y me puse a pensar nomás, cosa que no quería. Sólo me interesaba decirles que las quiero. Que no sé qué mierda es esto, ni sé por qué mierda siento lo que siento, pero tengo la necesidad de expresarlo.
Por otro lado: confieso que la Noche Buena me verá con pocos objetos materiales que dar, pero contenta de estar compartiéndola con mi mamá. Hace varios años que no comparto una Noche Buena con ella. Y aunque yo me haga la mujer superada, "emocionalmente independiente" (?), siempre es grato sentir su presencia y recibir sus mimos. Lo mismo de mi padre, a quien me encantaría ver más seguido.
Confieso que estoy por llorar y no quiero. O sí quiero. Quiero llorar un rato. A veces es lindo hacerlo.
Confieso que me daba temor no tener un tema y quedarme en la pura expresión emocional de este momento... pero bueno, ya lo saben, muchas veces: "half of what I saiy is meaningless, but I say just to reach you".
¡Feliz todo! ¡Las abrazo fueeeeeerte!
¿Cuáles son sus confesiones pre-navideñas?
PD: Quedan unas poquitas vacantes para el Seminario de Expresión Escrita en enero. Interesado/as, pueden escribir a inetaller@gmail.com. ¡Acá nos reencontraremos el miércoles que viene!

China dibujando a mi prima Sofía (oh, sí, se acaba de casar y tiene un bebé en su panza)

China dibujando a mi prima Sofía (oh, sí, se acaba de casar y tiene un bebé en su panza)



Ayer por la tarde en la plaza. Juntando pelotitas

Ayer por la tarde en la plaza. Juntando pelotitas

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

“Muchacha, hacete el Papanicolaou”

“Muchacha, hacete el Papanicolaou”

tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.