Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Medellín, sin prejuicios

Por María Inés Domínguez de Marcet




Los prejuicios que esta ciudad carga por el famoso cartel de narcotráfico se desvanecen en el momento de divisar Medellín desde los cerros. La exuberante vegetación cubre ondulaciones del terreno en forma divina. Se asemeja, por instantes, a paisajes toscanos. Sin embargo se trata de la cordillera central, allá donde los Andes se pierden justo antes del mar Caribe.
Moderna, vanguardista, tradicional y exótica. Considerada uno de los mejores destinos para jubilarse entre la clase acomodada de Estados Unidos, Medellín no deja de asombrar a cada paso. Sus principales atracciones turísticas son la Feria de Flores en agosto y la iluminación ornamental de Navidad. No obstante se la puede visitar en cualquier momento del año sin ningún reparo.
El Jardín Botánico de Medellín durante este año ofrece entrada gratuita al igual que casi todos los museos, debido a los festejos del Bicentenario. El clima en esta ciudad, cuya temperatura promedia los 24°C todo el año, garantiza una primavera eterna, donde las flores, sobre todo las orquídeas, crecen por doquier (en Colombia se encuentran más de 3500 de las 4000 variedades de orquídeas que se conocen en el mundo).
Los parques públicos hablan del amor de este pueblo por la naturaleza. En el parque de los Pies Descalzos se experimentan recorridos de distintos materiales (piedra, arena, grama, agua, etcétera) para estimular los sentidos desde la planta del pie. El parque de los Deseos está acondicionado con camastros en diferentes formas y materiales, y allí la idea es recostarse mirando al cielo esperando ver alguna estrella fugaz para pedirle un deseo. El parque de San Antonio es una maravilla de iluminación y diseño de vanguardia, una cita por la noche.
La arquitectura de la ciudad es diversa y muy rica. Edificios magníficos como El Tejido en forma de aguja de tejer, el Edificio Inteligente rodeado de una fosa de agua que utiliza para ahorro de energía, o los imponentes malls de tiendas internacionales que te llevan al futuro. A la vez la catedral y las casas del barrio de El Prado (Patrimonio Cultural de la Humanidad) o el Palacio de la Cultura son muestras de un pasado esplendoroso. Y sobre todo se destaca el arte del más célebre de los hijos de esta ciudad -Fernando Botero- que donó su colección privada al Museo de Antioquia, y cientos de sus obras se exhiben en plazas y paseos.
No se puede dejar Medellín sin recorrerla con el metro. Una obra de infraestructura única que cruza la ciudad por las alturas a la vera del río Medellín. Este tren de lujo se conecta con sectores más remotos de la ciudad, ubicados a los lados de los cerros por el mismo servicio llamado Metro Cable, especie de teleférico supermoderno que resultó ser la mejor forma de divisar la ciudad desde las alturas; toda una aventura.
La comida local es deliciosa; ofrece platos imperdibles como la cazuela antioqueña (frijoles guisados con chicharrones, choclo, palta, papas criollas y batatas fritas), toda clase de empanados de mariscos, ostras y las arepas, una variedad de tortilla de maíz.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Método Pathwork: ¿qué es y de qué se trata esta técnica de transformación personal?

Método Pathwork: ¿qué es y de qué se trata esta técnica de transformación personal?


por Euge Castagnino
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.