Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Parto (rumbo a lo desconocido)




Anoche mientras cenábamos hicimos la cuenta regresiva hacia el parto.

Todavía falta, es verdad, pero es que a veces nos ponemos ansiosos.


La cuestión es que conversando sobre esto y sobre lo otro, en un momento el hombre de esta casa se figura la situación y me pone sobre aviso "uh, me van a dar uno de esos camisolines, y el barbijo y gorro para entrar a la sala de parto, no?".

Casi no terminó la frase pero yo ya me lo había imaginado. Lancé tal carcajada que casi le estampo el pastel de papa en la cara.

A él mi estallido le dio cero gracia y preguntó, en cambio, que cuernos veía yo tan gracioso.

"Amor, vos...disfrazado de doctor...y entre barbijo y gorro, tu nariz asomando, qué sé yo... me parece que me voy a tentar tanto que no voy a poder ni pujar."


Creo que mis últimas declaraciones ya directamente lo ofendieron.

Igual, me quedé pensando...

Está claro que quiero que esté en el parto (o al menos quería que estuviera).

Lo que no logro imaginarme bien es para qué. Y menos puedo aventurar qué rol va a terminar asumiendo.

Si me viene con hacer la gran camarita filmadora lo saco carpiendo.

No creo poder soportar estar partiéndome al medio del dolor mientras el pibe juega a ser Fellini.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido


por Redacción OHLALÁ!
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.