Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Peluquerías en la mira 3: Estudios




¡Hola! Hoy continuamos con los posts sobre las peluquerías. Es el tercero y vamos por más. En este caso vamos a poner el spotlight en los estudios. Muchas personas piensan que los estudios de maquillaje y pelo son exclusivamente para producciones, cine y publicidades ¡gran error! Los estudios también (y principalmente) funcionan diariamente para su clientela particular. Se llama, se pide un turno y listo.
Si nos ponemos a analizar este tipo de peluquerías, funcionan de una forma muy distinta (casi opuesta) a las peluquerías cool (de las cuales hablamos en el post anterior). En los estudios, los ambientes suelen ser mucho más relajados, luminosos y elegantes. No tienen acceso directo a la calle, sino que funcionan sólo si se pide turno, a diferencia del resto y el estilo (tanto del ambiente como de la gente que trabaja) es mucho más orientado a lo chic y a la moda internacional. Para ilustrar un poco esto, en un estudio siempre van a encontrar la última Vogue, que es algo que no se ve en las peluquerías masivas, por ejemplo.
Como punto negativo, los estudios son los más caros. Para que vayan comparando, les dejo una listita con algunos precios estimativos:
CORTE: $250
LAVADO: $75
SECADO: $90
COLOR: $300
REFLEJOS: $380
Es cierto que son más costosos. ¿Por qué? Porque ofrecen un servicio diferencial. El estilista se ocupa especialmente de uno. En la peluquería, en general, los peluqueros están haciendo varias cosas a la vez: mientras le dejan la tintura a uno, le cortan al otro, etc. En un estudio, en cambio, el estilista está exclusivamente atendiendo al cliente todo el tiempo, lo va conociendo y sabiendo lo que le gusta.
Otra diferencia, es que los profesionales son menos y son especialistas en cada tema en particular (en color, en corte, cejas, etc.) y se dedican únicamente a su especialidad (o especialidades). Las personas seleccionadas para atender además trabajan en moda, producciones y están siempre a la vanguardia.
Otro punto positivo de los estudios (y que también explica el precio) es que siempre usan productos de la mejor calidad. Jamás pasa eso que les contaba en el primer post, de que se mezcla el shampoo con detergente o se diluyen los productos. Lo sé porque trabajé en pelquerías durante mi formación y en más de un estudio, cuando volví a vivir a Buenos Aires.
Otro rasgo distintivo es que en este tipo de salones, cada estilista tiene su impronta o sello propio y los clientes lo eligen por ello. Lo cual para mí está genial, el tema es que el cliente no va a lograr que el profesional vaya en contra de su experiencia (por ejemplo, aplicando productos que quemen el pelo irreversiblemente o haciendo un corte que quede antiestético en esa persona) porque el profesional cuida su nombre y su imagen y no se quiere quemar haciendo cualquier cosa por el dinero.
En conclusión: si son clientas que pueden acceder al diferencial del estudio, sin duda, éstos son la mejor opción pensando en calidad, estilo, cuidado capilar y atención (y no lo digo porque yo trabajo en uno, ya que no estoy hablando de mi estudio en particular). Si saben que son clientas muy caprichosas, el desafío va a estar en encontrar el estudio que vaya con su onda. Ahora, si son personas que buscan algo muy radical, seguramente los estudios no sean apropiados. Lamentablemente, es obvio que no todo el mundo puede (o tiene ganas o le parece) gastar tanto dinero en el pelo. Bueno, eso ya es una discusión de otro tipo en la que no quiero entrar… yo les traigo todas las opciones para que sepan que existan y las diferencias entre ellas.
¿Alguna se atiende en estudio? ¿Probaron alguna vez? ¿Les gustó? ¿Por qué? Me encantaría conocer sus opiniones y experiencias.
¡Besos!
Maia

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido


por Redacción OHLALÁ!
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.